La crisis del coronavirus El Obispado suspende la actividad en su sede

  • El obispo emite un decreto en el que deja sin actividad al Tribunal Eclesiástico, los voluntarios y todas las delegaciones y grupos con sede en Hospital de Mujeres

Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres

Acceso a la sede del Obispado, en la calle Hospital de Mujeres / Joaquín Pino

La sede del Obispado en Hospital de Mujeres cierra sus puertas. Ante el decreto de estado de alarma que entró en vigor el pasado sábado, el obispo diocesano, Rafael Zornoza, ha emitido en la mañana de este lunes un decreto episcopal en el que suspende toda la actividad en la sede central.

En primer lugar, se ha decretado el cierre de las oficinas de Hospital de Mujeres, que sólo estarán abiertas “para el personal con contrato de trabajo, de alta dirección, o de prestación de servicios profesionales, subcontratas, presbíteros de la Curia y sacerdotes diocesanos”. Sí se seguirán recibiendo y tramitando correo postal, notificaciones y envíos de proveedores, concreta Zornoza.

En segundo lugar, “quedan suspendidas temporalmente las actuaciones presenciales en la Curia Judicial y en el Tribunal Eclesiástico”, manteniendo la atención telefónica y telemática de abogados, procuradores y peritos psicológicos.

También queda en suspenso la actividad de los voluntarios que trabajan en Hospital de Mujeres y que, por tal carácter, no tendrían licencia para transitar por la calle (al no ir a su lugar de trabajo por esa condición de voluntario)

“Quedan suspendidas todas las reuniones y actividades de las delegaciones diocesanas, secretariados, grupos y movimientos de la Iglesia que se desarrollen en la sede episcopal”, refleja en cuarto lugar el decreto, que afecta directamente a la delegación de Misiones, de Manos Unidas y de Hermandades y Cofradías.

Igualmente, han quedado este lunes suspendidas las visitas al Archivo Diocesano y la visita turística al patio y a la capilla del Carmen. Y también se suspende “cualquier actividad presencial del Instituto de Ciencias Religiosas”.

Atención telemática en el Secretariado de Migraciones

El Secretariado de Migraciones ha comunicado que no realizará atenciones presenciales en sus sedes del centro Tierra de Todos y de la Asociación Cardijn (en Tartessos). Pero sí garantiza que seguirá prestando su servicio habitual, para lo cual ha dispuesto una serie de teléfonos además de la dirección de correo electrónico administracion@centrotierradetodos.es. Los teléfonos de información habilitados son 628 111 691, 628 730 997, 616 361 570 y 678 934 219.

Iglesias abiertas y con culto

Pese a este nuevo decreto del obispo Rafael Zornoza, permanecen inalterables las anteriores disposiciones publicadas el pasado viernes en relación al coronavirus, en las que se establecían que las iglesias debían mantenerse abiertas y con el culto diario y dominical habitual, “siguiendo las normas emitidas por Sanidad y con la prudencia debida”. Una norma que contrasta con la que están adoptando muchas diócesis de suspender el culto público para evitar el contacto de personas y el desplazamiento por la calle (aunque en el Real Decreto que regula el estado de alarma de España se recoge la excepción de la asistencia al culto, tal y como refirió el propio presidente del Gobierno en su comparecencia del pasado sábado).

En contra de lo dispuesto por el Obispado, son varias las iglesias de la ciudad que se mantienen cerradas al culto: la de Santa Catalina, sede actual de la parroquia del Santo Ángel Custodio; la capilla del Beato Diego, que gestiona la cofradía del Prendimiento; la iglesia de San Juan de Dios, propiedad de la hermandad de la Santa Caridad; o la iglesia de las concepcionistas de la calle Montañés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios