Hemeroteca

OCNI, objeto caletero no identificado

  • Hace cuarenta años ocurrió un suceso que permanecerá para la historia de la ufología gaditana: el avistamiento de un objeto luminoso sobre La Caleta

El fotógrafo Ángel Movellán pudo captar el extraño objeto luminoso sobrevolando la Caleta. El fotógrafo Ángel Movellán pudo captar el extraño objeto luminoso sobrevolando la Caleta.

El fotógrafo Ángel Movellán pudo captar el extraño objeto luminoso sobrevolando la Caleta. / Archivo

La 'crónica marciana' ocurría entre las 23:30 y las 23:45 de la noche del 5 de septiembre de 1979. Al filo de la medianoche, varias llamadas sucesivas a la redacción del Diario alertaban del paso de un objeto luminoso sobre el mar, que podía divisarse desde el Campo del Sur. Los redactores daban por hecho que se trataba de un 'ovni' y señalaron que permanecía inmóvil frente a la Catedral.

Tras acudir a la zona indicada no se advirtió en el horizonte ninguna señal; pero, de repente, apareció una luz tenue, algo amarillenta, que durante algunos segundos llegó incluso a desvanecerse por completo, para reaparecer seguidamente con mayor intensidad. El objeto luminoso, que en una fracción de segundo aumentó considerablemente de tamaño, enfiló hacia la Catedral y desapareció instantáneamente.

Poco antes de su desaparición, desde la zona del Campo del Sur en las inmediaciones de la Lonja, Movellán pudo captar al objeto luminoso.

Varias personas llamarían posteriormente a la redacción del Diario para confirmar el avistamiento sobre el cielo de Cádiz.

Destacaba este periódico, que posiblemente la foto de Movellán "debido al movimiento rotatorio del objeto aparezca algo mayor de la que, por la observación directa, se podía apreciar".

La noticia en portada publicada por este medio hace 40 años causó una gran conmoción en toda la ciudad. Las llamadas a nuestra redacción y las visitas de personas expertas en el tema fueron muy frecuentes y cada uno aportó su opinión.

Un testigo dijo que vio el 'ovni' en dos ocasiones y a horas distintas, a las tres y cinco y a las tres y veinte de la madrugada. A esas horas se apagó el alumbrado de Cádiz.

"Por nuestra parte podemos asegurar que en esos dos momentos, en las calles próximas a Ceballos, se fue la luz e incluso se produjo un amago de apagón en el Diario. También hemos recibido llamadas desde El Puerto de Santa María asegurando que el 'ovni' pudo verse claramente sobre el cielo de la urbanización Vista Hermosa", recogía la crónica del Diario.

Curiosamente, al día siguiente del fantástico avistamiento, se produjo en la capital gaditana una gran tormenta eléctrica, que como muchos sabrán, es muy peculiar en todo el fenómeno ovni.

Algunos afirmaban que la extraña luz se sumergía aguas adentro cada vez que cambiaba de lugar, mientras otros testigos decían que simplemente, esta extraña luz se dirigía por el aire para la zona de la Catedral y viceversa. Según otro testigo, la extraña luz era circular, su luminosidad ascendía y descendía y otros se atrevieron a decir que tal destello medía unos 40 metros de diámetro.

Sobre el negativo de la foto de Movellán que ilustra este reportaje hubo su polémica. Cuenta José María Puya que el verdadero negativo de la foto del 'ovni' fue enviado por Movellán (que también pertenecía a la agencia EFE) a Madrid para que se analizase profundamente. El problema es que nunca más se volvió a saber del verdadero negativo. La empresa que se encargó del análisis comunicó a Ángel Movellán que ya se lo habían enviado por correos a su casa, pero eso no fue así. El fotógrafo nunca recibió nada. Probablemente, el gobierno, de nuevo, actuó para que esa imagen nunca saliera a la luz.

Al día siguiente de la noticia del 'ovni', en su columna diaria, el maestro Bartolomé Llompart agradecía con arte la visita de los marcianos. "Si de visitantes extraterrestres se trata, por los menos hay que elogiarles el buen gusto por asomarse a La Caleta. Habrá que decirles, como a las antiguas visitas: Pero ¿qué hacen ustedes ahí arriba? Bajen a tomar una copita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios