Cádiz

Normalidad en la primera jornada de huelga de los médicos

  • El sindicato justifica el escaso seguimiento por los "abusivos" servicios mínimos impuestos

La normalidad reinó durante la jornada de huelga de ayer de los facultativos de Cádiz. Salvo en escasas excepciones, ni los usuarios de los hospitales ni los de los centros de salud notaron las protestas de los médicos.

Según informaban desde la Delegación de Salud de la Junta de Andalucía, de un total de 1.290 profesionales del turno de mañana, secundaron la huelga 66, mientras que en el turno de tarde, de 281 sólo la siguieron cinco médicos. Cabe recordar que esta huelga se desarrolló simultáneamente en el Hospital Puerta del Mar de Cádiz, el Hospital de Puerto Real, los centros de atención primaria del Distrito Sanitario Bahía de Cádiz-La Janda y el 061 de ambos hospitales. Y se repetirá en estos mismos centros los días 13 de marzo y 2 de mayo.

A las doce horas del mediodía, hubo ayer una concentración de facultativos en la puerta principal del Puerta del Mar, donde representantes del Sindicato Médico (SM) de Cádiz -que convocó la huelga- portaban una pancarta en la que los médicos y facultativos de Cádiz y Puerto Real exigían la dimisión de la consejera de Salud y Bienestar Social, María Jesús Montero.

Los representantes sindicales justificaban el escaso seguimiento de la huelga por los "abusivos" servicios mínimos que había impuesto el SAS. Hasta tal punto, que en algunos servicios había ayer trabajando más personas que un día normal, según explicaban desde el SM. "Esto no tiene sentido y limita la libertad del trabajador para reivindicar los problemas que estamos teniendo", señalaba Fernando Neira, representante del SM en el Hospital de Puerto Real

El presidente del SM de Cádiz, Pedro Calderón, quiso resaltar que el SAS "está tergiversando los motivos de la huelga", en referencia a que desde la Consejería de Salud están difundiendo que las protestas se deben a la aplicación del incremento de jornada a 37,5 horas semanales impuesto por el Gobierno central. Cuando, según Calderón, "nosotros no estamos en contra de aumentar nuestra jornada porque trabajamos una media de 48 horas semanales. Lo que queremos es que se nos aplique la jornada como al resto de empleados públicos. Entendemos que no tenemos que ser discriminados".

El doctor Mera, del Hospital de Puerto Real, añadía que "la gente no se imagina lo grave que es esta situación. No sólo están reduciendo plantilla, sino que los contratos al 100% han dejado de existir. Se está hablando de que se va a plantear un ERE a los interinos para echarlos y reincorporarlos al 75%, y aumentar la jornada laboral a 40 horas". La doctora Ortega, también de Puerto Real, sentenciaba: "El problema es que la sanidad pública como la conocemos va a desaparecer". Esta misma facultativa comentaba que si se aplicara el aumento de jornada laboral como se ha hecho al resto de funcionarios, trabajando media hora más cada día realizando las mismas funciones en vez de ir a trabajar dos tardes al mes para realizar otras funciones distintas a las ordinarias, como les han impuesto, "podríamos ver a dos o tres pacientes más en las consultas, realizar al menos una operación más cada día y reducir las listas de espera, por lo que se mejoraría la sanidad pública y todos estaríamos contentos. Es que lo fácil lo hacen difícil".

Los médicos también señalaban que les van a reducir el 50% del salario de los tres primeros días de baja laboral, lo que obliga a muchos especialista a acudir enfermos a su puesto de trabajo "con el consiguiente riesgo para el paciente". Ponían como ejemplo una operación en la que un simple estornudo podría provocar una infección en el paciente.

Durante la concentración, una familia se acercó a los médicos para decir que ellos habían venido desde Algeciras con un hijo minusválido para una revisión que no pudieron realizar porque su doctora estaba de huelga. "Me parece bien que los médicos protesten y exijan lo suyo, pero que no nos hagan esta jugada porque vivimos a 140 kilómetros de aquí, hemos tenido que levantarnos temprano para preparar a mi hijo y nos encontramos con esto. Me parece mal que no nos hayan avisado antes para ahorrarnos este viaje. Sobre todo por mi hijo", expresaba el padre.

Desde el SAS lamentan los perjuicios que hayan podido sufrir los ciudadanos en el día de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios