Cádiz

El Museo del Carnaval ya cuenta con el proyecto básico

  • El Ayuntamiento y el arquitecto ganador del concurso, Rafael de Giles, firman por fin el contrato · La alcaldesa resalta el empeño municipal en construirlo

El Ayuntamiento y el arquitecto Rafael Giles González han firmado el contrato que permite elaborar el proyecto básico de la Casa Museo del Carnaval, una iniciativa que estaba bloqueada desde hace cinco años y que permitirá ahora, según manifestó la alcaldesa Teófila Martínez, que sea el Consistorio el que adelante el dinero para el citado proyecto y en un plazo de unos dos meses convocar a los patronos de la Fundación 1884 para fijar el plazo de ejecución y el coste de la Casa Museo, así como adjudicar la construcción del mismo.

La alcaldesa declaró que también en esa reunión espera que tanto Unicaja como Cajasol, las dos entidades financieras que forman parte del Patronato, decidan si siguen formado parte del mismo, al que ahora se unirá también la Diputación, que preside actualmente José Loaiza, del PP.

Por su parte, la Junta de Andalucía espera que cambie de uso el suelo del antiguo IES la Viña y el coste económico para decidir su participación en el citado proyecto.

Los otros dos patronos son la Asociación de Autores del Carnaval, de la que partió la idea de la Casa Museo del Carnaval en 1997, dos años antes de constituirse el patronato, y la Universidad de Cádiz, que participan aportando documentación.

El Ayuntamiento ya ha asumido el derribo del edificio del IES La Viña, cuyo solar se utiliza ahora como aparcamiento de superficie.

El objetivo es que la Casa Museo Carnaval se convierta en un referente turístico teniendo en cuenta la repercusión exterior de la principal fiesta de la capital gaditana, además de dinamizar la economía del barrio de La Viña.

Fue en 2006 cuando el proyecto Tiene Tela, presentado por el arquitecto Rafael de Giles González, junto a Mauricio Méndez Bustos y Francisco Javier Aragonés Morales, ganó el concurso convocado al respecto, si bien hasta ahora no se había producido la firma del contrato, al parecer por motivos técnicos.

Rafael de Giles, criado en la población gaditana de San Roque, aunque nacido en Sevilla, manifestó que se siente muy feliz por la firma del contrato, pese a la tardanza en suscribirlo y resaltó que un Museo del Carnaval no es un proyecto sencillo, porque llega a muchas sensibilidades y provoca mucha inquietud, "aunque estoy seguro de que será muy positivo para Cádiz".

También resaltó que en momentos de crisis económica como los actuales, "que genera miedos y desconfianzas, la voluntad político de realizar un proyecto de este tipo supone un aire de optimismo."

En cuanto a su ubicación precisó que la mayor parte se ubicará bajo la plaza de la Reina y sólo saldrá al exterior una parte del mismo. "Será un a metáfora de la fiesta, que el resto del año está oculta en los lugares de ensayo de las agrupaciones y es en Carnaval cuando sale a la calle".

Asimismo dijo que en el proyecto se tiene en cuenta que a la plaza hay que concederle el máximo espacio posible, porque el Carnaval se vive en la calle va a repartirse el espacio entre el edificio y la plaza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios