Cádiz

Multa a la campaña de El Refugio que bajó quince perros a la playa

  • La Policía Local intentó sancionar antes al presidente y el juzgado lo sobreseyó. La organización no fue penalizada en otras tres ciudades donde hizo lo mismo

Comentarios 53

En verano del pasado año, la organización El Refugio protagonizó una campaña para reclamar espacios reservados para los perros en las playas. La actividad comenzó en Santander y se repitió siempre de la misma forma: doce voluntarios, con catorce perros abandonados, bajaban a las playas y las recorrían para protestar contra la extendida norma que impide el acceso a estos animales.

Ni en Santander, ni el Barcelona, ni en Cullera les impusieron multa alguna, explica la entidad. Sí es verdad que el día 14 de agosto les expulsaron de la playa de la Barceloneta. Según explicó la entidad en un comunicado sobre la campaña que hicieron público ese mismo día, los voluntarios llegaron a la playa a las once de la mañana e intentaron limpiarla acompañados por los perros. "A los pocos minutos son desalojados de la playa por la guardia urbana de Barcelona, ya que la normativa municipal impide la entrada de canes en todas las playas". De hecho, esto último es el motivo de la campaña. Según la organización, los perros no pueden ir a ninguna playa española.

Pero multas, según dicen, sólo han recibido en Cádiz. Fue el día 18 de agosto, en Santa María del Mar: agentes de la Policía Local sancionaron al presidente de El Refugio, Nacho Paunero, pero la causa fue sobreseída posteriormente, asegura la organización proteccionista.

Ahora, el Ayuntamiento vuelve a "arremeter contra la organización", a la que intentan sancionar con 500 euros. Desde El Refugio argumentan que es "curioso que en ninguna playa hayan sido sancionados por esta campaña y sólo en Cádiz, Teófila Martínez sí incoa un expediente sancionador a la organización proteccionista". En El Refugio hablan de la "posibilidad de que se haya iniciado este procedimiento debido a la denuncia interpuesta contra la perrera de Puerto Real", cerrada hace más de un año, "y que tenia concertado desde hace muchos años el servicio de recogida" con el Ayuntamiento de la capital.

"Desde el departamento jurídico de El Refugio ya hemos conseguido que la sanción inicial a mí como presidente haya sido sobreseída definitivamente y estamos tomando todas las medidas legales para evitar la sanción, totalmente injusta, de 500 euros impuesta por Teófila Martínez a nuestra organización. Posiblemente se trate de una represalia por la denuncia a la perrera de Puerto Real", concluyó Paunero.

El gobierno local gaditano respondía ayer a la organización proteccionista. En nota de prensa, el superintendente de la Policía Local, Antonio Rosón, recuerda a El Refugio que "en Cádiz, llevar perros a la playa supone incumplir una ordenanza sanitaria cuyo cumplimiento es obligatorio para todos los gaditanos", por lo que la entidad "no va a ser ni más ni menos que los habitantes de Cádiz, y si en otras ciudades no les ha sancionado, será porque no tienen una norma que lo regule".

"El Refugio no va a tener un trato de favor o laxo con respecto a lo que se les exige al resto de usuarios de la playa, y además quiero recordar que publicitaron días antes su campaña anunciando que iban a llevar perros a la playa", dijo Rosón.

El superintendente también ha querido "matizar" que el cumplimiento de la normativa "es independiente de quién sea el partido político que gobierna en la ciudad, y la alcaldesa no tiene nada que ver con un tema que se resume, en definitiva, en que se ha vulnerado una norma sanitaria y la Policía Local la persigue de oficio".

El Refugio es una organización sin ánimo de lucro, cuyas actividades principales son la prevención y denuncia del abandono y maltrato de animales, la gestión de un centro de adopción de animales abandonados y la realización de campañas financiadas con aportaciones de sus socios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios