Cádiz

Mujeres

  • Homenaje a nueve gaditanas en su Día Internacional

Mónica García Alloza

investigadora de la UCA

Mónica García Alloza afirma que el reconocimiento de la Fundación Municipal de la Mujer "supone un homenaje a todas las mujeres científicas, en un mundo con predominio masculino, muy duro y competitivo, con horarios difíciles y en el que sólo un 14 por ciento de los equipos lo dirigen mujeres".

Investigadora de la Universidad de Cádiz, es una de las cinco científicas españolas, menores de 40 años, que ha sido premiada por su excepcional trabajo como investigadora en el campo de Ciencia de la vida por un comité científico que la ha elegido entre 202 solicitantes, logrando la bolsa de investigación L'Oréal-Unesco Por las Mujeres de la Ciencia, dotada con 20.000 euros, que va a destinar a su laboratorio en el Área de Fisiología de la Facultad de Medicina, con un contrato Ramón y Cajal, donde investiga la enfermedad de Alzheimer, que estima que irá en aumento ya que la población vive cada vez más años y que actualmente no dispone de un tratamiento exitoso para paliarla. Gaditana, nacida en el Hospital de Mora, estudió Farmacia en la Universidad de Navarra, donde se doctoró, luego se trasladó a Cambridge (Massachusetts) y más tarde a la Universidad de Harvard , en la que ha permanecido durante cinco años. Esta casada con el ingeniero Ángel Martín-Romo y tienen tres niñas, menores de tres años. Dice que al recibir el homenaje se acordará de todas las mujeres científicas y también de su esposo, que la ayuda mucho,

Supone un homenaje a todas las mujeres científicas

La Fundación Municipal de la Mujer del Área de Familia del Ayuntamiento homenajea mañana, a las siete de la tarde, en el auditorio del Palacio de Congresos, a nueve gaditanas, coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, en el que se conmemora su lucha por participar, en igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como personas.

La iniciativa surgió a finales del siglo XIX, en plena revolución industrial y durante el auge del movimiento obrero. Ya en la Revolución Francesa las mujeres parisienses, que pedían "libertad, igualdad y fraternidad", marcharon hacia Versalles para exigir el sufragio femenino, pero no fue hasta los primeros años del siglo XX cuando se comenzó a proclamar la celebración de una jornada de lucha específica para la mujer y también por sus derechos.

Este año se celebra además el décimo quinto aniversario de la adopción de la Declaración Plataforma de Acción de Pekín, el resultado de la IV Conferencia Mundial sobre las Mujeres que se desarrolló en la capital de la República Popular China, por lo que el lema elegido por la Organización de las Naciones Unidas es Igualdad de derechos, igualdad de oportunidades: progreso para todos y todas.

En la capital gaditana se celebra desde 2005 el acto de homenaje a mujeres gaditanas, que supone el reconocimiento a su vida profesional y personal.

Este año se distingue concretamente a nueve mujeres que, con distintas trayectorias personales y profesionales, han impulsado, de manera anónima en la mayoría de los casos, el desarrollo de la ciudad con su quehacer diario.

Por acuerdo del pleno municipal de la mujer, las homenajeadas son: Susana Alcón Blanes, Lola Alelly Medina, Pilar Catalán Alonso, Mónica García Alloza, Adela del Moral Pino, Pepi López Moreno, Manuela Pérez Fuentes, Luisa Pidré Calviño y Thi Chung Tran.

Manuela Pérez Fuentes Ama de casa

Hay más mujeres que cuidan a sus familias

Siempre he intentado hacer el bien a los demás

Manuela Pérez Fuentes dice que no es merecedora de homenaje alguno, "porque hay más mujeres que se dedican a cuidar a su familia", aunque en su caso se ocupa de su madre, de una hermana con esquizofrenia, de los dos hijos con los que enviudó su compañero, de 19 y 15 años, y del que han tenido ambos hace cuatro años, y algún que otro sobrino de otro hermana.

Tiene 42 años y dice que ha trabajado desde muy pequeña, ya que eran seis hermanos. Asegura que su madre, de 61 años, le dice a veces que se va a buscar una residencia para mayores, a lo que ella se niega, mientras que su otra hermana, de 36, sólo quiere que sea ella la que la atienda, "eso es lo más complicado", pero dice que seguirá mientras el cuerpo aguante. El homenaje se lo dedica a su compañero, Juan José Grimaldi.

Thi Chung Tran, Mari Luz, como la conocen en el barrio de Santa María donde vive, nació en Danang, la cuarta ciudad más grande y el puerto más importante de Vietnam, en 1949. En un perfecto español, que aprendió en La Línea, donde residió durante tres meses, dice que su vida es una historia muy larga, que la llevó primero a Filipinas y luego la trajo a Cádiz en 1981. Tiene dos hijos, Thanh, de 39 años , y María Teresa, de 38, que lamenta que pronto tengan que irse a Málaga porque actualmente no tienen trabajo en Cádiz. Ella se dedica a trabajar en una casa particular como asistenta, lo que dice que demuestra que ha sido muy bien acogida, aunque no le gustaría quedarse sola. Para ella el homenaje es una prueba del cariño que le tienen los gaditano, y destaca que siempre ha intentado hacer el bien a los demás.

María Luisa Pidre Calviño

Regente de un bar

María Luisa Pidre vino al mundo en Lugar de Castro, perteneciente al Ayuntamiento de Marín (Pontevedra) y a los seis años tuvo que empezar a trabajar, ya que su padre, embarcado, murió de tuberculosis. Recuerda que eran tiempos difíciles y su madre tenía que trabaja r en el campo mientras que ella se ocupaba también de atender a su hermana más pequeña. No olvida que una vez que enfermó hasta tuvo que aprender a poner inyecciones , para lo que luego la buscaban los vecinos del pueblo, apoyándola incluso el médico. En 1961, con 23 años y un hijo de tres, se vino a Cádiz ya que su marido trabajaba en la mar en barcos con base en Huelva y en el puerto gaditano. Han tenido cuatro hijos, dos de los cuales trabajan en el bar Elías, que regenta con su esposo en la calle San Juan de Dios, otro está embarcado y la hija. Afirma que se levanta cada día a las seis y media de la mañana para preparar las comidas que sirven en el establecimiento, donde permanece hasta las cinco de la tarde, para volver sobre las siete y media y permanecer hasta el cierre.

Su vida dice que ha sido siempre el trabajo y asegura que no se esperaba el reconocimiento municipal, "nunca pensé que se iban a a acordar de mí". De todas formas dice que el galardón es una satisfacción y que mañana lunes el bar Elías cerrará un rato por la tarde para que toda la familia, incluidos sus tres nietos, acuda al acto de homenaje en el auditorio del Palacio de Congresos.

Nunca pensé que se iban a acordar de mí para el homenaje

Adela del Moral

Pino

Autora de carnaval

Adela del Moral, a la que homenajea la Fundación Municipal de la Mujer en reconocimiento a su labor como autora y pionera en la participación activa de las mujeres en el Carnaval de Cádiz, afirma que "como todo ser humano, me gusta y me alegra que se reconozca mi labor, lo que agradezco a los que me han propuesto y a los que lo han aceptado", señala.

Considera que igualdad y feminismo es lo mismo y que por eso la mujer no está presente todavía en muchos espacios, si bien precisa su lucha partió haciendo algo que gustaba a hombres y mujeres , que comenzó con una agrupación callejera en 1980, 'Los jomeinis (Gaspar, el gusanillo del Carnaval)', para el año siguiente sacar 'Mariscadores gaditanos', el primer coro mixto.

Casi 30 años después, Adela del Moral dice que ahora los coros mixtos ya son algo normal en la singular fiesta de Cádiz, aunque a la mujer le queda aún mucho por alcanzar como en otros campos. Señala también que le alegra que proliferen los coros mixtos y considera que sólo formado por mujeres debe ser aún mucho más complicado. En cuanto al homenaje, dice que se acordará de su marido, Luis Frade, y de todos y todas los que apoyaron aquella idea y participaron en el primer coro mixto, "con la alegría de que muchos seguimos siendo amigos". También afirma que el acto es un escaparate para que la sociedad reflexione sobre la mujer al menos durante un día al año.

Me alegro de que se reconozca mi labor y lo agradezco

Pepi López Moreno bordadora

Susana Alcón Blanes Directora artística

Pepi López fue siempre costurera, concretamente pantalonera, pero en 1991 se partió el codo por tres sitios debido a una caída y los médicos le mandaron rehabilitación, lo que la impulsó a aprender a bordar. Juan Carlos Romero fue el que la enseñó cada tarde en su domicilio y ella practica aún más en su casa sobre un bastidor. Pasó seis años como monitora en la escuela-taller de la Fundación de la Mujer y finalmente durante otros seis ha trabajado en el taller de la cofradía del Perdón, con otras 17 mujeres, en bordar el impresionante mando de la Virgen del Rosario en sus Misterios Dolorosos, de 25 metros cuadrados, en el que se representa la batalla de Lepanto, con dibujos del capuchino fray Ricardo de Córdoba.

Ahora están trabajando en el banderín conmemorativo del 75 aniversario de la hermandad, que llevará el rostro del Cristo de Sopranis. "Si el manto es grandioso, la mayor satisfacción nos la va a dar ese rostro cuando esté terminado", afirma.

Está muy contenta con el reconocimiento de la Fundación Municipal de la Mujer por su contribución como bordadora al patrimonio artístico de la ciudad de Cádiz, que comparte con todas sus compañeras, "aunque como ahora ya casi todas somos abuelas tenemos menos tiempo que hace unos años para dedicar todas las tarde a bordar".

Susana Alcón Blanes, directora artística, coreógrafa y fundadora de la Compañía Flick Flock Danza, afirma que el premio le alegra mucho pero más aún por su madre, Emilia Blanes, "para mí es un homenaje a ella".

Su compañía de danza, que lleva también con su esposo, Rafael Navarro, se fundó en 1995 y lleva además dando clase 23 años, en los que ha abierto espacios para la expresión y la creación de las personas con discapacidad, "porque el arte siempre ha estado vinculado a todo tipo de personas, de hecho hay artistas discapacitados".

El grupo lo forman 35 personas, entre ellas algunas discapacitadas, y está actualmente en plena gira, que les ha llevado a actuar en Versalles, Rabat, Casablanca, Madrid, Chiclana y San Roque, donde estará el día 13 con Los yo soñados. Aparte están preparando un nuevo montaje que estrenarán en junio en el Falla, es la fiesta de fin da curso de la escuela y de la compañía, donde realizarán el preestreno. Aparte, en el mes de julio Susana impartirá unos cursos en Granada dentro del Festival de Música y Danza.

Por eso afirma que lo que ahora le falta es tiempo, pero que sin duda estará mañana en el auditorio del Palacio de Congresos para recibir el galardón en el Dia Internacional de la Mujer y que dedicará a su madre, "toda una vida entregada a los demás".

Pilar Catalán destaca que es un orgullo que se hayan acordado de ella para el galardón. La directora de la escuela infantil Virgen de la Paz trabaja como directora de la asociación local de Amas de Casa desde 1973, desempeñando el cargo de secretaria con la recordada Pepita del Castillo, "que fue mi maestra, a la que recuerdo mucho y por eso es un orgullo que su labor de más de 30 años siga adelante, en beneficio de las mujeres y de las madres que llevan sus niños a la guardería".

Pilar Catalán considera que en los momentos actuales son cada vez más necesarias las escuelas de padres y de madres. "Son fundamentales, hasta para dar clases de cocina, porque los modos de vida han cambiado, y la mujer además de en su casa trabaja fuera", apunta, y añade que "además, en los actuales tiempos de crisis, hasta haría falta aprender economía doméstica, algo que siempre han llevado a la práctica las madres".

Sobre el acto de mañana dice que tendrá muy presente a Pepita del Castillo , también a Concha Fuentes, con la que se sigue relacionando y también a la presidenta actual de la Asociación de Amas de Casa, Josefa Lobón Lobón, "que son las culpables de que reciba este premio".

Estoy muy contenta con este reconocimiento

Me alegro del premio y aún más por mi madre

Estar entre las mujeres homenajeadas es un orgullo

Lola Allely Medina

ex Presidenta del AMPA del colegio San Rafael

Lola Allely Medina, ex presidenta del AMPA del colegio San Rafael, dice que dedica el galardón " a todos los que trabajan por los niños y por sus familias", que es lo que ha estado haciendo en el citado centro educativo, dedicada a la educación y al bienestar de los niños y niñas del mismo, lo que ha motivado la concesión del premio.

Recuerda que fue en 1988 su hija Lola, que entonces tenía tres años, entró en el colegio San Rafael, lo que la llevó a relacionarse con las actividades del centro, con sus profesores y con la asociación de padres y madres, de la que primero fue colaboradora, luego secretaria y más tarde presidenta, puesto que desempeñó durante seis años, hasta que una dolencia le obligó a dejarlo.

Su hija Lola ya está en el IES Caleta pero en San Rafael sigue Laura, que terminará este año, y donde ella sigue comprometida, a la vez que sigue trabajando para ganar el recurso que ha presentado para seguir trabajando en su empleo, ya que no acepta tener que dejarlo por invalidez a consecuencia de la enfermedad que padeció.

Está muy orgullosa y muy feliz con el premio y cuando se le pregunta por los motivos que la llevaron a volcarse en el AMPA dice que "creo que lo he heredado de mis padres, que siempre trabajaron por los demás y eso puede ser también genético".

Asegura que en el colegio San Rafael dejará, cuando su segunda hija se vaya, una familia formada por los alumnos, sus padres y los profesores.

El premio es para todos los que trabajan por los niños

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios