DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Obituario

Muere la ex concejala del Partido Popular Marisa Beares

  • Estuvo cuatro años en la oposición y desde 1995 en los dos primeros equipos de gobierno de Teófila Martínez

  • Fue la edil que con su gestión  puso los cimientos del nuevo Mercado Central y del Virgen del Rosario

A la derecha de la imagen, Marisa Beares cuando era concejala en el Ayuntamiento de Cádiz. A la derecha de la imagen, Marisa Beares cuando era concejala en el Ayuntamiento de Cádiz.

A la derecha de la imagen, Marisa Beares cuando era concejala en el Ayuntamiento de Cádiz. / DC

Marisa Beares, que fue concejala del Partido Popular durante 12 años, ha fallecido hoy tras una larga enfermedad. Asturiana de nacimiento, entró en la que fuera Alianza Popular cuando el presidente local era José Blas Fernández, el hombre con el que fue de la mano en toda su trayectoria política.

Tras unos años entre bambalinas dentro de esta formación, en 1991 fue elegida como concejala del ya Partido Popular, cuando el cabeza de lista fue Juan Castellví. Eran años en los que el PP encaraba el último mandato en la oposición con el alcalde socialista Carlos Díaz al frente de la ciudad.

En 1995 se produjo el cambio en la capital gaditana y Teófila Martínez se hizo con la mayoría absoluta para gobernar la ciudad. Marisa Beares asumió la responsabilidad en Mercados, Consumo y Sanidad, unas concejalías que estaban bajo el amparo de la tenencia de alcaldía de José Blas Fernández. En el equipo de Gobierno permaneció hasta el año 2003, año en el que dejó definitivamente la política activa, aunque nunca dejó de estar en contacto con sus compañeros.

Durante su gestión se dieron los primeros pasos para hacer un nuevo Mercado central y también para el Virgen del Rosario. De hecho, estuvo en Bruselas para conseguir fondos europeos y participó en las gestiones para obtener dinero del Gobierno español.

José Blas Fernádez recuerda que era una persona muy querida por los detallistas del mercado, porque siempre estuvo atenta a sus reclamaciones en un momento en el que había unas instalaciones muy precarias.

Era una persona que siempre estuvo en un segundo plano y era muy poco dada a salir en los medios de comunicación "pero era muy servicial, muy eficiente en todo el trabajo que acometía y ayudó a muchísima gente", tal y como señala Fernández.

Estuvo casada con el prestigioso neurocirujano Manuel López Escobar, que falleció ya hace años, y tenía cuatro hijos. El pendón de la ciudad ondea hoy a media asta en señal de luto por el fallecimiento de alguien que prestó su servicio a la ciudad durante doce años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios