Cádiz

Misteriosa parada del zorzal rojigrís siberiano en Kotinoussa

  • El rarísimo avistamiento de este ave congrega a una docena de ornitólogos de toda la provincia en un parque de Cádiz

Imágenes del zorzal rojigrís siberiano en Cádiz Imágenes del zorzal rojigrís siberiano en Cádiz

Imágenes del zorzal rojigrís siberiano en Cádiz / Francis del Castillo

Comentarios 5

Si este fin de semana pasearon por los jardines de los antiguos cuarteles, concretamente por el de Kotinoussa, frente a Cortefiel, puede que se hayan cruzado con él. Y que lo hayan confundido con un zorzal común o una hembra de mirlo. Pero a una aficionada a la ornitología -Carmela Quijano-no se le escapó el detalle de su pecho anaranjado, lo fotografió y otros dos expertos -Paco Jácome y Manuel Jiménez- lo identificaron como un zorzal rojigrís (Turdus obscurus).

Se trata de una especie del mismo género que mirlos y zorzales originaria de la Rusia asiática. Lo extraño es que a estas alturas del año, este ejemplar debía de estar en la India o en Indochina para invernar. Una "mega rareza" cuyo avistamiento constituye la cuarta cita en España y la primera para Andalucía. Las dos primeras (Castellón, 17 de enero de 2016; y Guipúzcoa, 12 de noviembre del mismo año) fueron de aves abatidas por disparo y la tercera (Navarra, 17 de enero de 2017), el primer hallazgo en estas latitudes de un ejemplar vivo, pero sólo por parte de un único observador, explicó a este periódico el especialista Alberto Álvarez.

Los descubridores del ave siberiana en Cádiz reportaron la noticia por las redes sociales y el sábado por la mañana, muy temprano, se congregaron en el jardín gaditano más de una docena de ornitólogos, algunos ingleses y alemanes, expresamente llegados del Campo de Gibraltar, para ser testigos de este insólito avistamiento. "Su presencia en Cádiz es un misterio que seguramente se deba a factores meteorológicos adversos que originan vientos del Este que propician su llegada a una zona ajena a su ruta migratoria habitual", aventura uno de ellos.

Y más allá del interés de los aficionados ¿Qué importancia tiene este hallazgo? Otro de ellos nos lo explica: "Las zonas ajardinadas de Cádiz son más que un mero lugar de esparcimiento o para que defequen los perros. Un jardín es un pequeño ecosistema, el único punto de unión que le queda al homo urbanita con la Naturaleza. En los jardines de Celestino Mutis, por ejemplo, hay censadas no menos de cien especies de pájaros distintas, que lo utilizan como lugares de descanso y restaurante, para recuperar energía durante sus desplazamientos migratorios. Su importancia en conservación es vital, tanto como lo son en la Bahía los esteros y salinas para las zancudas. El casco urbano gaditano está ubicado en un lugar estratégico a caballo entre dos 'zonas imanes' para aves como son las marismas del Guadalquivir , al norte, y el Estrecho de Gibraltar, al sur".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios