Cádiz

El Ministerio de Defensa se muestra decidido a rehabilitar la Castrense

  • El Ayuntamiento acepta colaborar en el proyecto, al que se quieren incorporar varios patrocinios

Comentarios 3

Mantener la iglesia castrense. Y recuperar uno de los últimos vestigios de la defensa del Estado que van quedando en la ciudad. Esas son las consignas claras del Ministerio de Defensa para la iglesia del Santo Ángel Custodio, la parroquia castrense enclavada en la Plaza del Falla que se encuentra en mal estado de conservación y que tiene clausuradas todas las dependencias anexas al templo por peligro de derrumbe.

La Dirección General de Infraestructuras dependiente de este ministerio (titular del templo) ha dado un decidido paso al frente para la rehabilitación integral del inmueble religioso. Y para iniciar esta labor, el propio director general, Eduardo Zamarripa, estuvo ayer en Cádiz y convocó una reunión con diversas administraciones y entidades (donde había representantes de la Subdelegación de Defensa de Cádiz con el delegado, Vicente Pablo Ortells, a la cabeza; del Ejército de Tierra; del Ayuntamiento; del Obispado de Cádiz; del Arzobispado Castrense; o de diversas asociaciones civiles, entre otros participantes en la reunión) para plantear el proyecto y ver las posibilidades.

Uno de los principales socios en esta recuperación de la Castrense será el Ayuntamiento, cuya alcaldesa, Teófila Martínez, acudió a la reunión y mostró la disposición municipal a firmar un convenio para poder realizar las obras necesarias. Convenio que se firmaría para una actuación que en principio quedará dividida en diferentes fases y en el que participarán diferentes actores, dadas las dificultades económicas que presentan actualmente las administraciones.

A este respecto, Martínez defendió la labor que el Ayuntamiento viene desarrollando desde hace años en la recuperación del patrimonio religioso y mostró la satisfacción por que Defensa apueste por mantener este templo, "uno de los pocos vestigios de la defensa de la Nación que quedan en Cádiz".

Junto al Ayuntamiento, serán varios estamentos militares los que en principio vayan a participar en el proyecto conjunto de mantener abierto y en las mejores condiciones de conservación la Castrense. El primero de ellos será la Dirección General de Infraestructuras que propició la reunión de ayer y que lleva meses trabajando en este proyecto; y junto a este estarán, a priori, el Ministerio de Defensa, el Ejército de Tierra o el Arzobispado General Castrense.

Al margen de estos organismos y administraciones, también se pretende por parte de la Dirección General de Infraestructuras contar con patrocinios de empresas e instituciones que participen en la recuperación del templo.

Y una tercera pata no menos importante, según destacó ayer Eduardo Zamarripa, será la participación ciudadana. En este tercera línea de acción, se va a trabajar en la búsqueda de donaciones de particulares o de todo tipo de acciones y campañas que puedan aportar fondos para poder llevar a cabo la intervención necesaria.

"El objetivo es arrancar cuanto antes. Y no nos vamos a parar en este afán", destacaba el director general de Infraestructuras, que hace un llamamiento a la unión de instituciones, colectivos, administraciones y ciudadanos para sacar adelante la rehabilitación del templo y de sus dependencias anexas y conservar así la existencia de la que fue primera parroquia de carácter castrense en España.

En principio, Defensa estima que el coste de la intervención necesaria se eleva hasta el millón de euros. No obstante, los proyectos elaborados por técnicos del Ministerio van a ser revisados, faseados y contrastados con técnicos municipales para concretar el plan de actuación definitivo, que en principio se hará en diferentes fases según las posibilidades económicas y el desarrollo de esa búsqueda de patrocinadores y de colaboraciones y donativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios