Marea Blanca Gaditana "Tenemos motivos de sobra para estar convencidos de que el sistema sanitario está en riesgo"

  • La Marea Blanca Gaditana ha organizado una manifestación para este domingo 26 de enero en Cádiz que cuenta con el apoyo de 78 colectivos

  • La marcha partirá a las 12.00 horas del Hospital Puerta del Mar

De izquierda a derecha, Lola Martínez, Antonio Vergara y Teresa Almagro con el cartel de la manifestación. De izquierda a derecha, Lola Martínez, Antonio Vergara y Teresa Almagro con el cartel de la manifestación.

De izquierda a derecha, Lola Martínez, Antonio Vergara y Teresa Almagro con el cartel de la manifestación. / Joaquín Hernández 'Kiki'

Para disminuir las listas de espera, el director de un hospital público deriva pacientes a un hospital privado que él también dirige. Una doctora anuncia a una paciente que necesita una prótesis de rodilla, pero tiene que pagar 9.000 euros por ella. Son situaciones ficticias que la Marea Blanca Gaditana presenta en un vídeo, pero que teme que sean reales si continúan los recortes sanitarios y se ponen en marcha ciertas medidas propuestas por la Junta de Andalucía, según Antonio Vergara, uno de los miembros de esta plataforma ciudadana, quien anuncia que "no nos vamos a quedar quietos esperando a que esto ocurra".

Por eso y porque, según Vergara, "tenemos motivos de sobra para estar convencidos de que el sistema sanitario público está en riesgo", la Marea Blanca Gaditana ha organizado una manifestación para este domingo 26 de enero en defensa de la sanidad pública. Vergara detalló este jueves en una rueda de prensa, junto a Lola Martínez y Teresa Almagro, también miembros de la Marea Blanca, los motivos por los que se ha convocado esta manifestación, que partirá a las 12.00 horas del Hospital Puerta del Mar y recorrerá la avenida principal de la capital gaditana para terminar en el centro de la ciudad.

Antonio Vergara habló de las listas de espera, algo que llevan años denunciando. Afirmó que el factor que condicionó esta situación fue el inicio de los recortes presupuestarios en sanidad a partir de 2008 "por una decisión política", dijo refiriéndose "al pago de una deuda que antepusieron a los servicios públicos". Señaló que esta medida ha provocado que actualmente haya en Andalucía 8.000 profesionales menos que hace diez años y que haya nueve mil millones de euros acumulados menos de lo que existía en 2008. Así, la Marea Blanca pide la recuperación progresiva de las inversiones recortadas en sanidad desde la crisis financiera de 2008.

Antonio Vergara aseguró que potenciando la sanidad pública, ésta puede solventar por sí misma el problema de las listas de espera, sin tener que derivar pacientes a la privada, porque "el sistema público puede trabajar a un rendimiento muy superior". De este modo, propuso la implantación de tres turnos de trabajo en los quirófanos con profesionales diferentes, porque "un mismo profesional no puede trabajar 16 horas seguidas, eso es un fraude porque su rendimiento no está asegurado". También se refirió a pruebas como el TAC, que "no puede ser que funcione solo por la mañana. Debería funcionar mucho más tiempo con turnos de trabajo diferenciados".

Uno de los vídeos de la campaña de la Marea Blanca para promover la manifestación.

Asimismo, mostró su preocupación por ciertas medidas anunciadas por el nuevo Gobierno andaluz, como la eliminación del complemento de exclusividad que cobran los médicos que sólo desarrollan su trabajo en la sanidad pública y que los jefes de servicio –"que son los responsables de solucionar las listas de espera", según Vergara– puedan trabajar también en la privada, algo que hasta ahora no estaba permitido. Dijo que si esas medidas se ponen en marcha, "se estaría autorizando legalmente que se derive a la privada las listas de espera de la pública y, de este modo, la gestión del sector público estaría en la privada". Lola Martínez añadió al respecto que esas medidas "suenan bastante peligrosas", ya que pueden producirse derivaciones de pacientes de forma interesada.

Vergara dijo que este modelo genera también categorías en las enfermedades, ya que la sanidad privada sólo trataría las más baratas y dejaría para la pública las enfermedades crónicas y más graves.

Otro riesgo sobre el que alertó Lola Martínez es que, ante el deterioro de la sanidad pública, los pacientes tengan que aportar dinero para sus tratamientos o prótesis, por lo que muchas personas no podrían acceder a ellos y "un sistema así estaría fomentando las desigualdades y se perdería la esencia del sistema sanitario público, que es universal y gratuito".

Por su parte, Teresa Almagro destacó que la manifestación convocada por la Marea Blanca cuenta ya con el apoyo de 78 colectivos, la mayoría de índole social, pero también organizaciones sindicales y partidos políticos. Así, Vergara expresó su confianza en que esta manifestación tendrá, como mínimo, la misma aceptación que la primera convocada por esta plataforma, en febrero del año 2017, en la que participaron más de 5.000 personas, según los organizadores, una cifra que la Policía Local bajó a 3.000 personas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios