Cádiz

La Junta activa el proyecto de Osorio con 54 nuevas viviendas

  • Ya hay financiación para una obra que es esencial para el barrio de San Juan mientras Matadero y Jabonería abrirán en dos meses

Comentarios 1

Ha costado pero por fin se van a reactivar dos de los proyectos que, relacionados con el parque de viviendas de la ciudad, mantenía paralizados la Junta de Andalucía desde hace años. La previsión con la que trabaja la delegación provincial de Obras Públicas es que en el plazo de un mes o, como muy tarde, dos meses estén en uso las viviendas de la primera fase de Matadero, con más de un centenar de pisos destinados al realojo y que serán gestionados por el Ayuntamiento. Y junto a ello, en el mismo plazo de tiempo se entregarán las 16 viviendas que forman parte de la operación de Jabonería, en el barrio de Santa María.

En el primero de los casos, la Junta ha activado ya todos los trámites para conseguir por parte municipal la licencia de primera ocupación, de la que quedan fuera los locales comerciales y los garajes, pendientes de otras gestiones. A la vez, se ultima el convenio que fijará la cesión de estos pisos al Ayuntamiento. En cuanto a Jabonería, las viviendas hace ya unas semanas que están terminadas e incluso han sido visitadas por sus futuros inquilinos. Aquí se está pendiente de la urbanización de la pequeña plaza que se ha abierto con la construcción de estos bloques, y que corresponde ejecutar al Ayuntamiento. Ambos asuntos formarán parte de un encuentro que en unos días mantendrán el delegado provincial de Obras Públicas, Manuel Cárdenas, y la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez.

Pero si ambos proyectos son muy importantes dentro del plan de rehabilitación del casco antiguo, un calado también muy destacable tiene la construcción de 54 viviendas en el Callejón Osorio, en pleno corazón del barrio de San Juan.

También para esta operación hay vía libre, en este caso ya para su ejecución, cuyas obras están paralizadas desde que hace unos años la empresa adjudicataria optó por abandonar el proyecto.

Por lo pronto la Junta ya ha logrado lo fundamental para garantizar este proyecto: la financiación bancaria. A partir de este momento se inicia el proceso de contratación de la empresa que va a construir las nuevas viviendas. Se tendrá que ver si se elige a la firma que en su momento quedó en segundo lugar o se realiza un nuevo concurso.

En todo caso, Osorio vuelve a estar en el mapa del plan de rehabilitación de viviendas que desarrolla la Junta. Cuando se inicien los trabajos se convertirá en la principal operación inmobiliaria, de carácter público, en la ciudad, por cuanto aún hay que esperar para ver el inicio de la segunda fase de Matadero y la séptima y última del Cerro del Moro y la municipal en la Guardia Civil. Es, también, un proyecto trascendental para el barrio de San Juan, uno de los más degradados de la ciudad. Sus 54 nuevas viviendas, que inicialmente van destinadas a los jóvenes, sin duda ayudarán a dinamizar la zona, a la espera de que el Ayuntamiento aclare los usos que dará al edificio del antiguo colegio Arbolí y Escuela de Danza.

En el plan de actuación de la oficina de rehabilitación, que desde hace unos días tiene al frente a Manuel Cabello, con un perfil más técnico que los anteriores gerentes, se encuentran también actuaciones de eliminación de la infravivienda en Rosa 22-24, Santa Elena 6 y Torre 25.

Manuel Cárdenas asume que los recortes presupuestarios provocados por la crisis económica van a impedir mantener el fuerte ritmo que se le había dado a la rehabilitación del casco antiguo y que ya se estaba viendo ralentizado en los últimos años. La Junta cuenta con 6 solares de su propiedad y algo más que una docena de convenios de eliminación de infravivienda pendientes de ejecución. Ante esta situación económica, considera esencial "mantener abierta una línea de colaboración con el Ayuntamiento y ver qué podemos hacer de forma coordinada. Tenemos que analizar la necesidad de seguir eliminando la infravivienda con la necesidad de reducir el número de viviendas en alquiler que tenemos y que restan operatividad. No se actuará con la misma intensidad que antes pero sí vamos a seguir".

Junto a ello, pone sobre la mesa la necesidad de mantenerse al día en el pago de los alquileres del parque público, en muchos casos de reducido coste. Asume que "desde la Junta no vamos a desahuciar por estos impagos pero sí consideramos que las familias deben de hacer un esfuerzo en el pago de estas rentas, porque la gente debe afrontar que hay que devolver a la sociedad lo que se ha hecho por ellos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios