Marítimas

Incertidumbre en Cádiz tras la venta de Trasmediterranea a Naviera Armas

  • La compañía que une Huelva con Canarias se hace con la naviera centenaria, hasta ahora propiedad de Acciona, por 260 millones de euros por lo que la línea de Cádiz pende de un hilo

Dos buques de Transmediterranea atracados en el puerto de Cádiz.

Dos buques de Transmediterranea atracados en el puerto de Cádiz. / Julio González

El puerto de Cádiz se desayunaba esta mañana la noticia de la compra de Trasmediterranea por parte de Naviera Armas. Acciona emitía esta mañana un comunicado oficial en el que hablaba de que había acordado la venta de la centenaria Trasmediterranea al grupo naviero español nacido en Lanzarote por un importe de 260,4 millones de euros.

Cádiz es, a día de hoy, la principal conexión marítima de la península con Canarias. De hecho es la única conexión con Canarias subvencionada por el Estado por su condición de "utilidad pública", una ayuda que ha servido para mantener vivo ese idilio entre el puerto gaditano y el grupo que preside José Manuel Entrecanales, que ahora parece enmarcar la operación en su propósito de centrarse en sus tres líneas de negocio estratégicas, esto es, las infraestructuras de transporte y agua, y las energías renovables.

A día de hoy, Trasmediterranea cuenta con tres líneas semanales entre Cádiz y las Islas Canarias. Son el José María Entrecanales, el Albayzin y el Volcán de Teneguía. Este último precisamente fue arrendado por Acciona a Caflaja, S.L., una de las sociedades de Naviera Armas, la nueva propietaria de Trasmediterranea.

El Volcán de Teneguía, con capacidad de carga de 355 teus y 55 semirremolques, sale de Cádiz todos los martes, siendo su primera escala Tenerife. El viernes permanece en Las Palmas de Gran Canaria y, ese mismo día, regresa, ya por la noche a Santa Cruz de Tenerife y, de ahí, pone de nuevo rumbo a Cádiz, donde amarra el lunes a las ocho de la mañana.

Hasta la entrada en funcionamiento del Volcán de Teneguía, Trasmediterranea operaba con otros dos buques en la línea Cádiz-Canarias. El rolón José María Entrecanales, con capacidad para 3.500 metros lineales, sale de Cádiz cada sábado y llega en la madrugada del lunes a Santa Cruz de Tenerife y ese mismo día a Las Palmas de Gran Canaria a las 09.30 horas. Los miércoles está en Santa Cruz de La Palma a las 08 horas y de regreso a Cádiz llega cada viernes a las cinco de la tarde.

El buque Albayzin aporta un servicio de fin de semana complementario al que ofrece el buque José María Entrecanales y, a su vez, permite posicionar el plátano en los lineales de las tiendas de la Península el lunes.

El Albayzin sale cada martes por la tarde desde Cádiz y llega a Arrecife la noche del miércoles, el jueves a Las Palmas de Gran Canaria, esa misma tarde a Tenerife y en Santa Cruz de la Palma amarra el viernes a las ocho en punto de la mañana. El Albayzín vuelve a Cádiz los lunes por la mañana para embarcar carga y pasajeros para su nueva ruta con las Islas Afortunadas.

Estas son las líneas que penden de un hilo a raíz del anuncio de la venta de Trasmediterranea por parte de Acciona, ya que la nueva propietaria, Naviera Armas, cuenta ya con una línea semanal con Canarias, con la que transporta, sobre todo, la fruta y las verduras que se reciben desde el la zona de influencia de Huelva.

El anuncio de la venta hace temer por el futuro de las líneas que, hasta ahora, mantenía Trasmediterranea con Canarias, ya que podrían incluso ser trasladadas a Huelva y conseguir así que Naviera Armas tenga allí centralizados todos los servicios con las islas.

De momento nada hay decidido al respecto, sobre todo porque Acciona prevé cerrar esta venta en el primer trimestre de 2018, una vez obtenga las pertinentes autorizaciones de las autoridades de competencia. Mientras tanto habrá que permanecer atentos al devenir de los tráficos y cabe esperar que los tráficos que Cádiz mantiene con Canarias no aminoren sino que, en el mejor de los casos, aumenten.

De hecho, fuentes cercanas a Naviera Armas aseguran que aún es pronto pero que la compañía canaria no se plantea ahora desviar sus barcos de Cádiz hacia Huelva, de manera que el puerto gaditano no se vería, en principio, afectado por este operación anunciada esta misma mañana.

En la nota oficial de Acciona, se destaca que, en la actualidad, la naviera es, según su vendedor, la mayor del país y una de las primeras de Europa. La compañía cuenta con una flota de 21 buques, con los que opera 32 rutas entre la Península, Balares, Canarias y ciudades del Norte de África.

El pasado año, Trasmediterranea elevó un 1,6% sus ingresos, de forma que generó 431 millones de euros, y disparó un 48,5% su beneficio bruto de explotación (Ebitda) hasta los 61 millones, gracias al crecimiento de los tráficos, la mejora de la eficiencia operativa y la reducción de los costes de combustible.

La naviera transportó 2,5 millones de viajeros en 2016, un 2,3% más, además de 5,8 millones de metros lineales de carga (+2,3%) y 576.000 vehículos (+5,7%).

Para el comprador, el grupo Naviera Armas, Trasmediterranea resulta una firma complementaria, lo que le permitirá conformar un operador con nuevos mercados, mayor flexibilidad para competir en el transporte marítimo mundial.

En virtud del acuerdo, según la nota de Acciona, del importe total de compra, el abono de 30,4 millones ha quedado aplazado. Además, el precio final podría aumentar en hasta 16 millones en función de la evolución del Ebitda del futuro grupo Armas.

Asimismo, esta compañía se ha comprometido a liquidar a Acciona el importe de 127,3 millones de euros que Trasmediterranea adeuda a distintas sociedades del grupo.

De esta forma, la operación permite situar el valor del 100% de Trasmediterranea en un importe de 419 y 435 millones de euros.

Cabe recordar que Acciona ya tuvo colgado el cartel de "Se vende" sobre Trasmediterranea en 2014, en el marco del programa de venta de activos que el grupo puso entonces en marcha dentro del plan de ajuste que lanzó para amortiguar el impacto de la reforma energética aprobada en esas fechas por el Gobierno.

No obstante, la compañía paralizó un año después la desinversión de la naviera ante la positiva situación y perspectivas que comenzó a mostrar y el cambio que el contexto económico comenzó a mostrar en 2015. Además, indicó que las ofertas que entonces había recibido por la firma "no reflejaron realmente el valor y el potencial de la empresa". Por todo ello, y las medidas de eficiencia que implementó en la naviera, entonces optó por quedársela y "aflorar todo su potencial de valor". Ahora, dos años después, Acciona cierra finalmente su venta "en el momento más oportuno de recuperación del sector del transporte marítimo, tras un proceso de mejora de la eficiencia operativa de la empresa y con un comprador español del sector que conoce bien el mercado y que reforzará la posición competitiva de Trasmediterránea", según destacó Entrecanales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios