Cádiz

El antiguo Hiper Cádiz cerrará sus puertas a mediados de junio

  • La plantilla de la tienda será trasladada a centros de Cádiz, Puerto Real y La Isla. El solar formará parte de un nuevo centro

Comentarios 24

El centro comercial de SuperSol ubicado en el polígono exterior de la Zona Franca, junto al acceso a Cádiz desde el puente Carranza, cerrará sus puertas el próximo lunes 14 de junio, según informó la empresa a los representantes sindicales de Comisiones Obreras. El inmueble, el más grande de la cadena en la ciudad, debe estar vacío el 1 de julio, cuando retornará a manos de los propietarios del inmueble.

Fuentes de Comisiones indicaron que los 14 trabajadores fijos que tiene la empresa de distribución en este comercio serán reubicados en otros locales de la firma ubicados en la propia capital así como en Puerto Real y en San Fernando. No se especificó qué pasará con los trabajadores con contratos temporales. Ayer no fue posible conocer la valoración a este anuncio de cierre por parte de la compañía.

En todo caso, el cierre de este centro de Super Sol no ha cogido por sorpresa a sus trabajadores ya que estaba prevista desde hace tiempo, tanto por las escasas ventas que tenía como por diferencias con la propiedad.

Además, la tienda forma parte de una de las parcelas donde la Zona Franca pretende actuar en el plazo más breve posible, uniendo este suelo con el vecino de Talleres Faro (de propiedad pública) y de otros privadas pendientes de adquirir por parte del Consorcio. En este terreno se ha planteado la construcción de un gran complejo dedicado a oficinas y locales comerciales. Junto a la operación en Navalips, donde irá el Centro Metropolitano de Espectáculos, será una de las primeras operaciones que se quiere ejecutar dentro del plan de reforma integral de los terrenos de la Zona Franca exterior.

Este local fue tras Simago y Soriano, ambos en el casco antiguo, la primera gran superficie con la que contó la capital, abriendo su puerta hace poco más de tres décadas bajo el nombre de Hiper Cádiz. Junto a la alimentación, la tienda contaba también con secciones dedicadas al textil, juguetería y electrodomésticos, así como un restaurante. Durante la etapa de gestión de Antonio Muñoz se intentó ampliar la tienda, aprovechando el aparcamiento en superficie existente en la trasera del edificio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios