Cádiz

Ford levantó en Segunda Aguada su principal fábrica

Entrada principal de la planta de Ford en Cádiz y algunos de los automóviles que se producían diariamente. Entrada principal de la planta de Ford  en Cádiz y algunos de los automóviles que se producían diariamente.

Entrada principal de la planta de Ford en Cádiz y algunos de los automóviles que se producían diariamente. / archivo diario de Cádiz

L 5 de abril de 1920 se fabricó el primer coche Ford por obreros gaditanos, hasta finalizar el año 1920 fueron armados y entregados 3.446 coches, llegándose a producir diariamente 30 automóviles completos. Ese año, el material de la fábrica gaditana tenía un valor de 320.722 pesetas. Prácticamente se instalaba maquinaria nueva cada día en los talleres de la Segunda Aguada. Tras el éxito de compañía, Ford no se limitó solamente a la fabricación de coches y camiones, sino también montó más de 200 tractores y ensambló 2.000 coches en el primer año y 5.000 en el segundo. Esta intensa producción se debía principalmente a la excelente organización, aptitud y aprovechamiento del trabajo que inculcó Henry Ford y su hijo Edsel a los más de 400 empleados que había en la factoría de la Segunda Aguada, octava planta del mundo por aquel entonces. Incluso tenía su particular decálogo sobre el trabajo en la empresa. La compañía Ford requería a sus trabajadores las siguientes condiciones: 1º Espíritu progresivo y moderno. 2º Local adecuado limpio y representativo, destinado para el despacho de la agencia. 3º Depósito suficiente de piezas de recambio. 4º Taller de reparación debidamente equipado. 5º Mecánicos conocedores de la construcción y funcionamiento de los coches Ford . 6º Limpieza absoluta en todo el departamento. 7º Rótulo adecuado. 8º Táctica comercial que garantiza la absoluta honradez de los métodos comerciales. En la doctrina de Ford además se recogía un sistema de bonificación e inversión de fondos, en relación con el reparto proporcional de ganancias, por lo tanto los trabajadores participaban en la prosperidad de la sociedad. Este sistema tenía como objetivo el trato al trabajador como factor económico, y al hombre, como fin social. En 1920 la empresa repartió sobre esa base 50.000 pesetas. Los sueldos eran de 14 a 24 pesetas diarias, un dinero para la época. El concecionario Ford en Cádiz estaba ubicado en la calle San Rafael número 2.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios