Capitán Cobarde · Compositor de new folk andaluz

"No quiero ser valiente, prefiero ser un cobarde"

  • El nuevo álter ego de Albertucho visita Cádiz este sábado con su gira Carretera Vieja en el Suena Baluarte de la Candelaria

Imagen del músico Alberto Romero. Imagen del músico Alberto Romero.

Imagen del músico Alberto Romero. / Joaquín hernández kiki

Comentarios 1

El compositor Alberto Romero sigue siendo conocido por sus fans como Albertucho aunque su nuevo trabajo nada tenga que ver con el rock urbano de sus primeros pasos en el mundo de la música. Han pasado 14 años desde que el artista sevillano publicara su primer disco Que se callen los profetas y, en todos estos años, le ha dado tiempo de convertirse en el Capitán Cobarde, su nuevo álter ego, con el que mañana visita Cádiz dentro de su gira Carretera Vieja en el Suena Baluarte de la Candelaria.

-¿Es de los que prefiere subirse a un escenario o valora más componer?

-Yo estoy de gira siempre. El músico de carreteras no es el músico que sale siempre en la televisión y vive de derechos de autor. Me gusta cantarle a la gente, aunque la parte creativa también es muy bonita.

-¿Quién es Capitán Cobarde?

-Capitán Cobarde, soy yo. Es Alberto Romero. Antes era Albertucho, con el que publiqué cinco discos. Pero llegó un momento en el que quise darle una vuelta de tuerca a mi proyecto, influenciado por músicas de raíz como el folk americano y por artistas como Bob Dylan o Leonard Cohen. Lo de Capitán Cobarde es una ironía. Si la historia la han escrito los valientes y han ido matando por todos lados, entonces no quiero ser valiente, prefiero ser un cobarde. Yo me declaro el Capitán de los Cobardes.

-¿Y a quién canta el Capitán?

-A todo lo que voy viendo en mi camino. Observo mi alrededor y lo paso por mi prisma de una forma bonita y lírica.

-Y abandona ese rock urbano de Albertucho por este nuevo folk andaluz del Capitán.

-Sí. Lo hago por naturalidad. La inquietud va cambiando, vas escuchando música nueva y la vas incorporando. Al final, no quiero encasillarme en un estilo con el que no me siento identificado, por eso decido empezar un nuevo proyecto de canciones y llamarme de otra manera. Mi nuevo nombre es un antojo, en verdad.

-Carretera Vieja es el primer disco de estudio de Capitán Cobarde, ¿por qué ese nombre?

-Carretera Vieja es la carretera que va desde mi barrio Bellavista hasta Dos Hermanas. Por cosas que pasan en la vida, uno acaba necesitando a la familia y por eso le puse ese nombre, para recordarme que hay un camino que me lleva directamente a mi gente.

-¿Qué influencias podemos encontrar en él?

-Tiene un sonido muy new folk. Es el sonido que han explotado tanto The Lumineers. También me gusta mucho Jacob Dylan. Al fin y al cabo, son canciones mías, que recuerdan al folk pero siempre con una identidad andaluza. En este nuevo trabajo, también han participado artistas como El Canijo de Jerez, Juanito Makandé y Jairo de Depedro, que me han aportado felicidad y me han ayudado a reafirmar la esencia andaluza.

-Para ser un Cobarde, se ha arriesgado sin miedo con un estilo que quizás no es el más comercial.

-(Risas). Nunca he tenido miedo, yo siempre he hecho canciones y he tocado la guitarra por intuición. Me dedico a esto sin preocuparme si es más o menos comercial. En cambio, lo que sí me preocupa es que tenga calidad. Es difícil vivir de la música, hay que estar mucho tiempo en la carretera. Si eres un tipo de artistas de los que suenan todo el tiempo en la radio, vives tranquilo con la caja que haces desde tu casa. Pero tanto yo como mis referentes somos músicos de carretera. Rosendo es mi estandarte. Lo admiro porque es un artista que ha estado toda la vida en la carretera y se retira con casi 70 años y no ha faltado nunca a una gira. Ese es el espejo en el que yo me miro. Quiero ser ese tipo de músico.

-Si echa la vista atrás, ¿está satisfecho con sus 15 años de trayectoria musical?

-Sí. He aprendido a conocer y amar mi profesión. No me he hecho rico, pero hago lo que quiero. Eso para mí es el éxito: hacer lo que quiero y cuando quiero.

-Tuviste la suerte de actuar con Bob Dylan en Mérida, ¿Con qué otro artista le gustaría compartir escenario?

-Con Bruce Springsteen. Lo he visto en directo y me encanta. Hay muchos artistas que me vuelven loco, pero digo Springsteen porque es muy de escenario, es un currante. Se deja la piel en el escenario y los que vivimos de esto y sabemos lo que es, se lo agradecemos mucho.

-¿Alguna canción a la que le tenga un especial cariño?

-De mi nuevo disco, me quedo con A Volar y Aire. A Volar porque te recuerda que todos tenemos unas alas que estrenar . Y Aire porque es la mezcla del sonido americano de los American Recordings de Johnny Cash producido por Rick Rubin y ese punto de Jesús de la Rosa de Triana que me gusta mucho.Y si tuviera que elegir alguna canción que no es mía, sería Just Like a Woman de Dylan

-Este sábado actúa en el 'Suena Baluarte de la Candelaria'. ¿Qué puede esperar el público?

-Va a ser un concierto bastante rockero. Somos Capitán Cobarde y Los Niños Perdidos. La banda es gente con sus propios proyectos, con mucho talento y me han aportado mucho más rock. En realidad, es un concierto de folk rock, yo voy con mi guitarra acústica y con el violín. El directo recuerda a los conciertos tradicionales de rock.

-Un sueño por cumplir…

-Seguir tocando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios