Día Mundial Sin Tabaco

Objetivo: conseguir una generación libre de tabaco

  • La AECC lanza una campaña con motivo del Día Mundial Sin Tabaco con el lema 'El aire no es un privilegio'

  • La entidad solicita la ampliación de la Ley Antitabaco para incrementar los espacios libres de humo y proteger especialmente la salud de los menores

Eduardo González Mazo (centro) junto a Isabel Paredes y David de la Encina durante la rueda de prensa.

Eduardo González Mazo (centro) junto a Isabel Paredes y David de la Encina durante la rueda de prensa. / Loreto Camacho

Con motivo del Día Mundial Sin Tabaco, que se celebra este lunes 31 de mayo, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) lanza la campaña El aire no es un privilegio para llamar la atención sobre el alto nivel de contaminación que provoca el humo del tabaco y que afecta especialmente a los menores, según ha anunciado el presidente de la AECC de Cádiz, Eduardo González Mazo, en una rueda de prensa celebrada en la sede de la entidad.

En el acto, González Mazo estuvo acompañado por la delegada territorial de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Isabel Paredes; el delegado de Bienestar Social de la Diputación Provincial, David de la Encina; la psicóloga de la AECC Itziar Flores y la gerente de la entidad en Cádiz, María Jiménez.

Eduardo González Mazo afirmó que en relación al tabaco, la AECC ha marcado una estrategia en torno a la prevención "con una proactividad que parte de esta asociación pero se hace en alianza con otro conjunto de administraciones, organizaciones, instituciones y empresas que trabajan en el ámbito de reducir la incidencia", sobre todo en los nuevos casos y poniendo el foco especialmente en los menores.

Así, dijo que se ha marcado el objetivo de que los menores que cumplirán 18 años en 2030 no hayan fumado nunca y así haya una generación libre de tabaco.

Entre las medidas de prevención en las que está trabajando la AECC se encuentra la ampliación de la Ley Antitabaco para 2022, cuando se cumple una década de su puesta en marcha. En concreto, la AECC propone que se amplíen los espacios sin humo de tabaco a todos los lugares públicos al aire libre en los que pueda haber menores, como terrazas, instalaciones deportivas o playas, incrementando de esta manera la protección de la salud, especialmente de los más pequeños. "El objetivo es que se reduzca no sólo el humo del consumidor de tabaco, el que llamamos humo de primera, sino el que éste exhala y otra persona, en muchos casos menores, lo puede inhalar. E incluso el de tercera mano, que sería el del polvo del tabaco, que es el aspecto más químico y se encuentra los ceniceros y lugares donde se apagan las colillas, y sigue contaminando el aire que todos respiramos", manifestó.

Hizo referencia al objetivo estratégico marcado por la AECC de conseguir la igualdad de oportunidades de todas las personas para luchar contra el cáncer, que incluiría consolidar un entorno de equidad para prevenir la enfermedad pudiendo respirar todos libremente, sin el humo del tabaco.

Y es que, según datos de la AECC, el tabaco produce cáncer en los fumadores y también en los que respiran el humo del tabaco de otros. Asimismo, hasta 16 tipos de cáncer están relacionados con este producto, que es el causante de un tercio de todos los casos de cáncer.

Otras medidas que defiende la entidad, según indicó su presidente en Cádiz, son la subida de impuestos y el aumento del precio del producto final, la disminución del atractivo de su empaquetado o la restricción de la publicidad de tabaco en espacios digitales dirigidos a adolescentes y jóvenes, algo que no está previsto en la normativa actual. Además, la AECC aboga por aumentar la concienciación y aplicar las mismas restricciones sobre los nuevos dispositivos, como cigarrillos electrónicos o vapeadores.

González Mazo informó de que se ha remitido un escrito al presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, para que promueva la actualización del Plan Integral del Tabaquismo en la comunidad autónoma y se sume a la solicitud que ha planteado la AECC ante el Ministerio de Sanidad de presentar una modificación de la Ley Antitabaco antes de un año, con el objetivo de proteger aún más a los ciudadanos y especialmente a los menores.

El presidente de la AECC en Cádiz concluyó su intervención apelando al compromiso y la responsabilidad de los fumadores con el lema de la campaña El aire no es un privilegio.

Por su parte, David de la Encina relacionó la campaña de la AECC con la iniciativa Quit & Win (déjalo y gana) puesta en marcha por la OMS dentro de la campaña para ayudar a los fumadores a dejar el tabaco y crear así entornos más saludables, ya que, según datos de la OMS, la pandemia de covid-19 ha llevado a millones de consumidores de tabaco a afirmar que desean dejarlo.

El diputado mostró su apoyo a la AECC en su iniciativa y puso a disposición de la entidad los 14 CTA (centros de tratamiento ambulatorio contra las drogas) que tiene la Diputación de Cádiz por toda la provincia.

Programas y estrategias de la sanidad pública

Isabel Paredes definió el tabaquismo como "un problema de salud pública", ya que sigue siendo la principal causa evitable de morbimortalidad. La delegada de Salud en Cádiz también hizo referencia a la OMS y al lema de este año del Día Mundial Sin Tabaco: Quienes lo dejan, ganan. Afirmó que, según datos de la OMS, ocho millones de personas mueren en el mundo debido al tabaco, incluyendo en esta cifra los fumadores directos y los pasivos. En España, son 52.000 las muertes al año por este motivo y en Andalucía llegan a las 10.000.

Paredes señaló que a pesar del poder adictivo del tabaco, muchos fumadores se plantean dejar este hábito. En el caso de la provincia de Cádiz, apuntó que casi una de cada seis personas que deja de fumar lo hace por un consejo de su médico de familia.

La delegada hizo un repaso de los diferentes programas y estrategias puestas en marcha por la Consejería de Salud y Familias de la Junta, a través del sistema sanitario público. Dijo que uno de los instrumentos más potentes es la intervención básica, es decir, el consejo personalizado de un profesional para abandonar el hábito del tabaco o la felicitación a aquellas personas que no fuman. Y para las personas que optan por dejar de fumar, desde los centros de atención primaria se ofrece una intervención avanzada individual o una intervención avanzada grupal, que combina terapias psicológicas, cognitivo-conductuales y tratamiento farmacológico. Precisó que durante 2020, en la provincia de Cádiz se atendieron más de 5.000 personas individualmente y 500 de forma grupal.

Comentó que esta provincia está especialmente implicada en el Programa Playas y Piscinas Sin Humo. Asimismo, recordó la existencia de un teléfono de información sobre tabaquismo y el servicio de quitline, gestionados por Salud Responde. Mencionó que en el entorno laboral, la Junta cuenta con el programa de Promoción de Salud en Lugares de Trabajo que se ofrece a todas las empresas públicas y privadas de Andalucía, y en el entorno escolar, se encuentra la iniciativa Forma Joven, que atiende entre otros temas las demandas de la comunidad educativa en cuanto al control del tabaquismo.

Los menores, los más vulnerables

La psicóloga de la AECC Itziar Flores aportó algunos datos sobre la situación actual en torno al tabaquismo. Así, afirmó que el 22% de la población mayor de 15 años fuma y expone al humo de su cigarro al 78% restante, situando a los menores en unas circunstancias de extrema vulnerabilidad. En este sentido, puso como ejemplo que los menores que están expuestos al tabaco tienen un 50% más de otitis, un 20% más de crisis asmáticas y un 30% más de infecciones respiratorias. Además, la exposición al humo del tabaco durante la infancia aumenta el riesgo de desarrollar cáncer (se multiplica por dos el riesgo de sufrir cáncer de pulmón respecto a los que no se expusieron) y enfermedades cardíacas en la edad adulta.

Itziar Flores recordó que la AECC ofrece talleres gratuitos de deshabituación tabáquica para las personas que quieran dejar de fumar y ha puesto en marcha un servicio online de terapias grupales, también gratuito, en el que se ayuda a dejar de fumar en tres fases.

Nueva app para dejar de fumar

La AECC acaba de lanzar una aplicación gratuita, denominada Respirapp, desarrollada por los expertos en tabaquismo de la asociación. Itziar Flores explicó que la app se puede personalizar según las circunstancias de cada usuario y tiene apartados de ayuda para reducir la ansiedad, para evitar las ganas de fumar y prevenir recaídas, además de notificaciones de ánimo e información sobre los avances que va haciendo cada usuario, entre otras cosas. También cuenta con un botón SOS -"para cuando una persona tiene un gran deseo de fumar"-, que conecta con otros recursos de la entidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios