municipal | comisión de investigación sobre el servicio de limpieza

Limpieza, una década de incumplimiento

  • Ayuntamiento y Sufi Cointer reconocen que al menos durante diez años se ha estado limpiando el recinto interior de Zona Franca, que está excluido del contrato

Un camión de Sufi Cointer, en la recogida de residuos un día de trabajo. Un camión de Sufi Cointer, en la recogida de residuos un día de trabajo.

Un camión de Sufi Cointer, en la recogida de residuos un día de trabajo. / joaquín pino

El 1 de agosto de hace ahora once años comenzó a prestar el servicio de limpieza viaria de la ciudad la UTE Sufi Cointer, que había resultado adjudicataria de un millonario concurso (el contrato de limpieza ascendía entonces a los 14 millones de euros anuales) en el que habían optado otras empresas y que llegó a pasar por los tribunales. Ahora, once años después, se ha sabido que durante casi todo este tiempo la empresa ha venido prestando un servicio que expresamente en el contrato de adjudicación quedaba fuera de su cometido. Tanto la empresa como el Ayuntamiento han reconocido en diversos informes y documentos que al menos durante una década se ha venido cubriendo la recogida de residuos del recinto interior de Zona Franca, cuestión que no era competencia de este servicio municipal.

Los hechos se han sabido ahora, a raíz de la denuncia que cinco trabajadores de Sufi Cointer presentaron en Fiscalía a finales del pasado año y que pese a que finalmente quedaron archivadas ha desencadenado una serie de acontecimientos políticos que acabaron con la renuncia del concejal de Medio Ambiente, Manuel González Bauza, la celebración de un pleno extraordinario y la creación de una comisión de investigación.

Fue el viernes pasado cuando se celebró la segunda convocatoria de esta comisión de investigación. Y es en la documentación entregada a los miembros de la comisión -y a la que ha tenido acceso este periódico- donde se reconoce haber prestado ese servicio. Servicio -según explica esa documentación- que expresamente queda excluido en el pliego de condiciones facultativas del contrato "en el apartado dos de la parte primera en el epígrafe 1.3", que se refiere al ámbito territorial.

De la documentación a la que ha accedido este medio sorprende en primer lugar que las preguntas en torno a esa recogida de residuos en Zona Franca no empezaran a hacerse hasta el mes de diciembre del pasado año, coincidiendo con el inicio de las investigaciones por parte de Fiscalía. Fue el 12 de diciembre, en concreto, cuando la delegación de Medio Ambiente dirigió un escrito a Sufi Cointer pidiendo información sobre diversos asuntos "ante las denuncias que se vienen produciendo últimamente por distintos colectivos". Y entre esos asuntos se incluía el "posible incumplimiento del pliego por la utilización de medios materiales y personales adscritos al contrato para trabajos a personas físicas o jurídicas distintas al Ayuntamiento", para saber "si realmente se han prestado estos servicios, tiempo durante el cual se han prestado y si han recibido alguna contraprestación".

Es justo al día siguiente cuando la empresa concesionaria responde a esta misiva, por medio de su gerente, afirmando que "efectivamente se ha recogido los residuos de Zona Franca", aunque puntualiza que esta labor "fue continuación de lo que se llevaba haciendo por la anterior adjudicataria, entendiendo de esta forma que era objeto del contrato".

Llama la atención, que ante la firma de un contrato de 14 millones de euros anuales la empresa finalmente adjudicataria no tenga perfecto conocimiento de qué aspectos o zonas de la ciudad estaban incluidas dentro del pliego y cuáles quedaban fuera del ámbito de actuación. Y al mismo tiempo, conviene recordar que la anterior adjudicataria a la que hace referencia Sufi Cointer en su contestación fue la UTE formada por FCC y Urbaser, empresas que precisamente concursaron también por este contrato e incluso recurrieron a los tribunales la adjudicación a la actual concesionaria -en un proceso que perdieron posteriormente-.

¿Cuánto tiempo puede, entonces, venir realizando una empresa de estas características un servicio para el que no se le paga por parte de una administración como el Ayuntamiento? ¿Durante qué período de tiempo Sufi Cointer ha venido recogiendo los residuos en el recinto interior de Zona Franca?

En el escrito del 13 de diciembre, la empresa ya advierte que aquello era "continuación de lo que se llevaba haciendo por la anterior adjudicataria". Pero no especifica nada, por lo que desde el Ayuntamiento volvió a pedirse información a principios de enero. Y ha sido ahora, en julio, tras una nueva insistencia de los técnicos municipales, cuando se reconoce que esta práctica irregular se ha venido prestando desde el 1 de agosto de 2006 en que Sufi Cointer empezó su contrato hasta el 22 de abril de 2015.

Precisamente, con esa fecha aparece el documento en el que Zona Franca adjudica a la empresa Valoriza Servicios Medioambientales -precisamente a la que pertenece Sufi, una de las patas de la UTE, y que de hecho anuncia en su propia web, www.valorizasm.com, que tiene a su cargo la limpieza de Cádiz- los servicios de "retirada y gestión de los residuos generados en el recinto interior del Consorcio de la Zona Franca de Cádiz", por importe de 54.128,71 euros (sin incluir el IVA). La duda, por tanto, estriba en qué venía ocurriendo desde el 1 de agosto de 2006 -al menos- hasta ese 22 de abril de 2015 con la recogida de residuos de Zona Franca, de la que durante esa década se encargó Sufi Cointer cuando el contrato lo excluía expresamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios