Coronavirus La Armada y el Ayuntamiento habilitan 105 plazas para personas sin hogar en Elcano

  • Varias unidades de la Armada concluirán mañana la transformación del centro deportivo en un albergue protector frente al coronavirus

  • Los militares lo han dotado ya de literas y lo han aprovisionado con mantas, ropa interior, comida y agua

  • El complejo dispone de una zona y un protocolo de aislamiento por si se detectase algún caso 

Un grupo de militares sube material al edificio que ocupaba el restaurante Elcano. Un grupo de militares sube  material al edificio que ocupaba el restaurante Elcano.

Un grupo de militares sube material al edificio que ocupaba el restaurante Elcano. / Lourdes de Vicente

El Centro Náutico Elcano cuenta ya con más de 100 plazas para acoger a todas las personas sin hogar que duermen en las calles de Cádiz. El Ayuntamiento ha llegado a un acuerdo con las Fuerzas Armadas que le permite poner a pleno rendimiento este centro municipal para atender a este colectivo, al menos durante el tiempo que dure el estado de alarma por el coronavirus.

A lo largo de toda la jornada de hoy, diferentes unidades de la Armada con sede en la Bahía de Cádiz han colaborado con la Concejalía de Asuntos Sociales para la instalación de un albergue provisional en el centro municipal. El Arsenal de Cádiz, a través del la Jefatura de Aprovisionamiento de la Base Naval de La Carraca, ha suministrado literas, ropa interior, mantas, raciones de comida y agua. Está previsto que estos trabajos concluyan mañana, avanzan desde la Subdelegación del Gobierno en Cádiz

De este modo, Elcano consta ya de tres instalaciones construidas, el albergue, que ya se había puesto en funcionamiento; el restaurante y otro edificio contiguo. Estos dos nuevos espacios se están equipando con 70 camas, por lo que el centro pasa a disponer de 105 plazas.

Además, en el caso de que se diera algún contagio de covid-19 se dispondría del edificio que está en la zona de las pistas deportivas para proceder a protocolos de aislamiento, independientemente de la hospitalización de la persona contagiada.

En este sentido, se va seguir un protocolo precisamente para prevenir contagios. En el día de hoy un equipo médico está haciendo el listado de las personas acogidas y un control sanitario rutinario para descartar síntomas. Además, la Delegación de Asuntos Sociales ha solicitado ya los test de coronavirus, que previsiblemente se llevarán a cabo a principios de la semana que viene.

Asimismo, se habilita un puesto de enfermería donde acudirá a diario (a las 9:00 y las 16:00) personal sanitario para seguimiento de coronavirus, así como apoyo sanitario para las personas más vulnerables con enfermedades previas o problemas de adicción.

En la instalación del albergue está interviniendo personal del mando de Acción Marítima en Cádiz y por parte de la Infantería de Marina -responsable del apoyo a la instalación, transporte del material, asistencia sanitaria y seguridad- efectivos del Gurpo de apoyo de servicios de combate del Tercio de la Armada y de la Policía Naval del Tercio Sur.

Una operación complicada

El único censo municipal de personas sin hogar que se ha hecho en Cádiz recogía, a modo de foto fija, que en la ciudad había 103 personas sin hogar, una cifra que supera entre una decena y dos las de los desayunos que sirve diariamente Calor en la Noche, las de las cenas que ofrece la Fundación Virgen de Valvanuz y las de los almuerzos de las Hijas de la Caridad en María Arteaga.

Algunas padecen enfermedades mentales, drogodependencias, o ambas, lo que se denomina patología dual, por lo que muchas veces convencerlas de que abandonen la calle para refugiarse en un recinto cerrado resulta complicado, incluso para los trabajadores sociales especializados en el tratamiento de personas sin hogar.

La colaboración del Centro de Drogodependencias del Servicio Provincial de Diputación parece del todo imprescindible en la atención a las personas sin hogar alojadas en Elcano que padezcan algún tipo de adicción o que ya se encuentren en tratamiento con sustitutivos de opiáceos, como la metadona.

Carmelo T.L., el hombre que apareció muerto esta mañana en la pérgola de Santa Bárbara, no quiso trasladarse a Elcano, pese a que se le intentó convencer de que lo hiciese, han asegurado a este periódico varias fuentes. Al parecer, falleció a causa de un infarto. Era un hombre corpulento de aspecto muy deteriorado que en las últimas semanas lo mismo dormía bajo el escaparate del local de un antiguo banco en la calle San Francisco que en los cajeros de San Juan de Dios que en Santa Bárbara. Siempre solo y con lo puesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios