DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz

Condenado el SAS por el caso de una paciente que falleció tras una diálisis

  • La mujer sufrió un infarto en el Centro Periférico de Cádiz, donde no había ni carro de parada ni desfibrilador ni un médico presente

Imagen de archivo del área de hemodiálisis de un hospital andaluz. Imagen de archivo del área de hemodiálisis de un hospital andaluz.

Imagen de archivo del área de hemodiálisis de un hospital andaluz. / d.c.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 4 de Cádiz ha condenado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 18.141,08 euros a las hermanas de una paciente de 42 años que sufrió un infarto mientras estaba siendo dializada en el Centro Periférico de la capital gaditana en febrero de 2011. Dicho centro, apunta la resolución judicial, no contaba en el momento de los hechos con carro de parada ni desfibrilador. Tampoco había un médico presente. Por ello la juez entiende que "existe prueba suficiente del nexo de causalidad entre el funcionamiento de la Administración Sanitaria y el fallecimiento" de esta gaditana.

La sentencia, que no es firme y puede ser recurrida en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, señala que la mujer era una paciente con alto riesgo de muerte súbita, especialmente en el mes posterior al implante de una prótesis mitral al que se había sometido. Este riesgo estaba en relación con su enfermedad: insuficiencia renal terminal en hemodiálisis, perioperatorio de cirugía de recambio valvular mitral y cardiopatía isquémica. Por lo tanto, "es clínicamente previsible".

Según la magistrada, que comparte las conclusiones del informe pericial obrante en la causa, el conocimiento de esta circunstancia hacía "adecuada" la recomendación del Servicio de Cirugía Cardíaca en relación a que las sesiones de diálisis se siguiesen en el hospital. "El nefrólogo responsable debía conocer la situación del Centro de Diálisis Periférico (ubicado en la calle Almirante Vierna) y su inadecuación a las necesidades de este tipo de pacientes".

El día 14 de febrero de 2011, continúa la resolución, la paciente sufrió una parada cardiorespiratoria en el Centro de Diálisis Periférico durante la sesión de hemodiálisis. "No se realizó la cardioversión eléctrica de la fibrilación ventricular hasta que no llegó el equipo de emergencias. La probabilidad de daño cerebral irreversible aumentó cada minuto que se retrasó la cardioversión eléctrica, a consecuencia de la falta de médico y de desfibrilador. La prevención de la muerte súbita tras una arritmia maligna y parada cardiorespiratoria hace necesario que en los centros de diálisis exista personal formado en reanimación cardiopulmonar, un médico y desfibrilador para que el diagnóstico sea inmediato y la recuperación de las constantes sea lo más rápida posible, maximizando las posibilidades de reanimación y minimizando las de muerte ".

Tanto el referido informe forense como la juez concluyen que "el retraso en la reanimación tuvo como resultado la encefalopatía postanoxica severa y posterior fallecimiento" de la mujer ocho días después del infarto.

"A mayor abundamiento -expone la sentencia- debe tenerse en cuenta que en el pliego de prescripciones técnicas para la concertación del Servicio de Hemodiálisis en el Centro Periférico [para el Hospital Puerta del Mar de Cádiz] se establecía que este equipamiento debía contar tanto con desfibrilador como con carro de parada perfectamente equipado para Reanimación Cardiopulmonar Avanzada".

Desde Bufete Ortiz, despacho que se ha encargado de representar a los familiares de la fallecida en esta causa, subrayan que en el momento en el que se produjo la parada cardiorespiratoria ni había un médico en la unidad ni existía desfibrilador ni carro de parada. "Prueba de ello es la transcripción de la llamada realizada al 061 por parte del Centro Periférico de Diálisis, debiéndose destacar las siguientes manifestaciones: Es que tenemos a una paciente con una pérdida de conciencia, no tenemos ni médico ni nada (...). Sí, está en diálisis, está en máquina ahora mismo (...). No, no está consciente (...). Le hemos puesto oxígeno y demás pero no, no recobra la conciencia."

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios