Peatonalización en Cádiz

Comienza la restricción permanente de tráfico en parte del casco histórico

  • Afecta al circuito que va desde Rubio y Díaz a Sánchez Barcaiztegui y también a Veedor

Cartel que restringía el tráfico por el casco histórico la pasada Navidad. Cartel que restringía el tráfico por el casco histórico la pasada Navidad.

Cartel que restringía el tráfico por el casco histórico la pasada Navidad. / Germán Mesa

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Cádiz va a aplicar hoy la restricción permanente del tráfico en el circuito de circulación entre las calles Rubio y Díaz, Rosario, Feduchi, plaza del Palillero, calle Montañés, plaza Candelaria, calle Santo Cristo, Manzanares y Sánchez Barcaztegui. Asimismo, la calle Veedor también pasará a convertirse en semipeatonal a partir de este miércoles.

Esta medida ha sido autorizada una vez analizados los resultados de la campaña especial de peatonalización de varios itinerarios del casco histórico durante la navidad pasada, y el corte de tráfico de la calle Veedor durante la ejecución de las obras de esta vía. A su vez, tanto durante la Semana Europea de la Movilidad y en encuentros posteriores con asociaciones entre ellas de comerciantes y vecinales se analizó la opción de tomar esta decisión de forma definitiva. En estos encuentros se concluyó que hacer definitiva la semipeatonalización de esta zonas mejoraba notablemente la calidad estancial y el transito peatonal del Casco Histórico, y no solo desde el prisma ambiental sino también en cuanto a la capacidad comercial y turística.

De este modo, se va avanzando en la estrategia de calmado de tráfico y recuperación del espacio público en el centro histórico de la ciudad, tal y como asegura el equipo de gobierno en un comunicado, sumándose a actuaciones llevadas a cabo recientemente como la de la plaza de Argüelles, o proyectadas como plaza de España para recuperar el espacio para el peatón.

Según lo acordado, en el itinerario de acceso por Rubio y Díaz estará prohibida la circulación de vehículos, pero se contempla una serie de excepciones. Así, los vehículos con acceso a la zona de carga y descarga de Candelaria podrán hacerlo en horario de ocho de la mañana a las 12 del mediodía y de cuatro a seis de la tarde todos los días laborables. También podrán acceder los vehículos de personas con movilidad reducida, los usuarios de los garajes, las ambulancias, así como los vehículos de servicio público, bicicletas y vehículos autorizados. Como condición, estos vehículos no podrán superar los 20 kilómetros por hora y respetar la preferencia que tendrá el peatón.

En cuanto a la calle Veedor, estará prohibida la circulación de vehículos, pero se contemplan las mismas excepciones, salvo la carga y descarga, ya que al no haber lugar habilitado para ello en esta vía no podrá acceder.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios