Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

Nueva normativa

Circular con patinete eléctrico por aceras y zonas peatonales se sanciona ya en Cádiz con 200 euros

  • Entra en vigor la nueva Ordenanza de Circulación que pone freno a los vehículos de movilidad personal 

  • Bicicletas y VMP deben transitar preferentemente por el carril bici y las primeras por calzadas a menos de 40 Km/h y los segundos, por carreteras de menos de 20 kms/h

Un usuario de un patinete eléctrico circulando por delante de la entrada principal del Puerto de Cádiz.

Un usuario de un patinete eléctrico circulando por delante de la entrada principal del Puerto de Cádiz. / Fito Carreto

Después de un larguísimo proceso de negociación con varios colectivos sociales y de su aprobación definitiva por el Pleno, con la única abstención del PP, por fin entró ayer en vigor la nueva Ordenanza Municipal de Circulación, diseñada fundamentalmente para poner freno y orden al caótico tráfico de los patinetes eléctricos y otros vehículos de movilidad personal (VMP).

Desde ayer mismo, los agentes de la Policía Local están obligados a hacer que se cumplan las normas establecidas en el nuevo reglamento y obligados a sancionar a los conductores que las infrinjan, con especial atención sobre algunos pilotos de patinetes eléctricos, que pese a la prohibición de circular por las aceras, siguen haciéndolo impunemente y a toda velocidad, poniendo en riesgo muchas veces la seguridad de los peatones. La sanción es de 200 euros.

El concejal de Movilidad, Martín Vila, destacó ayer el “gran paso que supone en el cambio del paradigma de movilidad de la ciudad hacia un modelo más sostenible al incluir la regulación del uso de la bicicleta y de los vehículos de movilidad personal en el documento”.

Martín Vila ha explicado que “si bien, tanto las personas conductoras de bicicletas como de los vehículos de movilidad personal deben cumplir con las principales normas de circulación, la nueva ordenanza recoge una regulación específica para estos vehículos para hacerlos así compatible con el tráfico habitual”.

De esta manera, “y gracias al trabajo realizado durante meses con todos los colectivos implicados de la ciudad, se llega a un consenso en el que se da respuesta y se facilita la convivencia entre los distintos modelo de transporte en la ciudad”, aseguró el concejal.

Antes de su aplicación, el Ayuntamiento puso en marcha una campaña informativa

Así, desde su entrada en vigor ayer mismo, las personas usuarias de bicicletas y vehículos de movilidad personal, deberán circular preferiblemente por los carriles bicis, aunque también se permite la calzada, con una velocidad máxima de 40 kilómetros por hora en el caso de la bicicleta, y para el patín eléctrico únicamente por las vías que tengan establecido un límite de 20 kilómetros por hora.

El uso de casco se recomienda a todos los conductores de este tipo de vehículos, pero sólo es obligatorio para los menores de 18 años, así como el alumbrado y la prenda reflectante para la conducción nocturna a cualquier edad. Destaca dentro de esta regulación la prohibición expresa de circular por vías peatonales y aceras, bajo sanción de 200 euros.

Previamente a la entrada en vigor y al inicio de las sanciones por infracción, desde el Ayuntamiento se ha realizado una campaña informativa con el resumen de la normativa para su difusión por la web municipal, redes sociales, prensa escrita, colocación en lugares públicos y pantallas LED y de autobús. Además, se han emitido mensajes en radio y también se ha desarrollado la labor informativa entre la Policía Local, llevando a cabo sesiones para los jefes de turno, que a su vez han orientado a todos los equipos.

El concejal Martín Vila avanza que en breve se ampliará el número de calles aptas para VMP

El concejal de Movilidad, Martín Vila, ha recordado que “en los próximos se ampliarán las vías con limitación de velocidad de 20 km/h, principalmente en todas las calles interiores de los barrios, para ganar en seguridad y pacificar la ciudad, calmando el tráfico motorizado hasta un 80%”.

“Sin embargo, el carril bici es una gran oportunidad que garantiza desde ya una red amplia para el uso de los vehículos de movilidad personal –explica el edil–. Y por supuesto, sin olvidar que todas estas medidas van encaminadas a fomentar una movilidad sostenible, que reduzca las emisiones y haga de Cádiz una ciudad cada vez más amable”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios