Contenido patrocinado

Casos en los que no acudir a mini préstamo online

Casos en los que no acudir a mini préstamo online Casos en los que no acudir a mini préstamo online

Casos en los que no acudir a mini préstamo online

Los responsables políticos y los sectores económicos empiezan a hablar de una recuperación del empleo. El fantasma de la crisis de 2007 parece alejarse poco a poco, pero la realidad económica de las familias no está todavía para echar cohetes. Los sueldos son más bajos que hace unos años y los índices de paro aún son preocupantes.

La normalidad no ha vuelto tampoco a los bancos. Aunque el grifo del crédito parece abrirse lentamente, lo cierto es que muchas familias tienen todavía dificultades para acceder a una financiación. Por eso los minipréstamos online siendo una alternativa; este tipo de crédito, que facilita dinero al instante y sin papeleos, se mantiene como primera opción para multitud de particulares.

Pero los microcréditos tienen unas características concretas y no siempre se adaptan a las características y necesidades del cliente. ¿En qué casos no se recomienda acudir a un préstamo rápido online? La limitación viene determinada por factores como la cantidad de dinero requerida, los plazos de devolución y los ingresos.

  • Cantidades inferiores a 800 €

Como su nombre indica, los minipréstamos son créditos de cantidades pequeñas, que se suelen utilizar para hacer frente a gastos imprevistos. Las cifras son variables y dependen de cada empresa. Algunas sitúan el límite en los 300 €, mientras que otras ofrecen cantidades más altas, que pueden llegar a los 800 €. Para conocer las diferentes alternativas, lo más práctico es acudir a páginas como todocreditosrapidos.es, que realizan una comparativa entre empresas y buscan la opción más adecuada para el cliente.

En algunas ocasiones, las cantidades límite varían en función del comportamiento del solicitante. En un primer préstamo pueden ser bajas, pero si el cliente devuelve el préstamo en el plazo estipulado, podrá optar a créditos más elevados en operaciones posteriores.

En cualquier caso, queda claro que los créditos rápidos online no sirven para cubrir necesidades de crédito elevadas. Nadie podrá comprarse un coche o una casa a través de un microcrédito (para estos casos, existen otros productos financieros), pero sí podrá adquirir un electrodoméstico, hacer frente a una reparación imprevista o ayudar a financiar unas vacaciones.

  • Plazos de devolución cortos

Los minicréditos online establecen unos plazos de devolución cortos, como máximo de un mes. En determinados casos y si el solicitante lo precisa, se puede prorrogar el periodo pero lo normal es que la cantidad pactada se devuelva rápidamente. Ese es un elemento que se debe tener muy en cuenta.

La fecha de devolución la establece el propio cliente a la hora de formalizar el préstamo. Por eso es importante calcular bien los tempos. Si un solicitante no ve factible devolver el crédito en el día previsto, es mejor que consulte con la entidad de préstamo para negociar una alternativa.

  • Ingresos económicos

Los créditos online no exigen nóminas ni avales; tampoco requieren justificantes de ningún tipo. pero si es necesario indicar unos ingresos mensuales a la hora de rellenar la solicitud. Aunque las cantidades ofertadas no son altas, se han de poder devolver en tiempo y forma. Como es natural, las empresas de préstamo no quieren perder dinero y necesitan tener unas mínimas garantías antes de formalizar la operación.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios