Cádiz

El Casino plantea la revocación de la cesión por incumplimiento municipal

  • l Considera que ha faltado a su deber de conservación del edificio l La entidad denuncia que el Ayuntamiento ha cambiado la cerradura de la Biblioteca de Estudios Constitucionales

Fachada del Casino Gaditano.

Fachada del Casino Gaditano. / Jesús Marín

El Casino Gaditano ha presentado un escrito en el Ayuntamiento en el que asegura que va a pedir la revocación de la donación que se llevó a cabo en el año 2009, cuando la propiedad del inmueble pasó al Consistorio gaditano y se le dio un derecho de uso de determinadas dependencias a la entidad durante 25 años.

En un escrito firmado por el secretario general de la entidad y uno de sus asesores legales, José Manuel Jareño, se argumenta que el Ayuntamiento de Cádiz ha incumplido su deber en la conservación y el mantenimiento del edificio, que en la actualidad presenta numerosas deficiencias tanto en la fachada como en el interior.

De hecho, si se mira el exterior, ha habido que poner unas redes para impedir la caída de cascotes a la calle y en una de las plantas ha desaparecido un cierro por el que están entrando animales, sobre todo palomas, hacia el interior de este edificio, que está catalogado como Bien de Interés Cultural.

Jareño advierte en el escrito que hay una serie de deficiencias y que el Ayuntamiento no está actuando en el inmueble, por lo que piden que se lleven a cabo todas las obras necesarias para la puesta a punto del inmueble. Para el inicio de las mismas da un plazo de diez días y si esto no se ha hecho, se reservan el derecho de iniciar un proceso para pedir la revocación de la donación modal que se hizo en tiempos de Teófila Martínez.

Uno de los giros que se ha producido en las últimas horas, tal y como ha denunciado el propio Casino, es que el Ayuntamiento ha cambiado la cerradura de la biblioteca de esta entidad, donde hay ejemplares muy valiosos como originales de la Constitución de 1812.

Precisamente en el convenio de donación que se hizo en el año 2009 se establecía que el edificio pasaba a manos municipales incluyendo también la Biblioteca de Estudios Constitucionales.

Hace unos meses el Ayuntamiento de Cádiz aprobó un reglamento interno en el que se establecían los derechos y los deberes de cada una de las partes y además desde el Ayuntamiento se le había pedido al Casino que entregara las llaves de la biblioteca. Sin embargo, hasta ahora desde la entidad social no se había dado este paso argumentando que hay ahí mucha documentación de los socios y temas que son del propio Casino,que también se quejaba que no se le había dado audiencia para el reglamento.

De hecho, en el escrito que envió Jareño al ayuntamiento se pedía que se llegara a un acuerdo para ver cómo se hacía la entrega de las llaves definitivamente. Sin embargo, tal y como ha denunciado el Casino, ha cambiado la cerradura de la propia biblioteca. Hace meses se puso una nueva cerradura en la puerta principal para poder darle paso a los inquilinos del centro de negocios por esta zona debido a que la entidad no había vuelto a su actividad.

Precisamente este escrito se ha enviado unos días antes de la asamblea general extraordinaria de socios que va a tener lugar al mediodía de hoy y donde el Casino se juega buena parte de su futuro.

Para empezar, se va a informar a los socios que ya ha expirado el mandato de la actual directiva y que se tiene que abrir un nuevo proceso electoral. La gran novedad es que de cara al mismo ya no va a concurrir el histórico Miguel Nuche, que ha presidido esta entidad durante 35 años. Una de las personas que se baraja para la sucesión es el de Susi Cigüela, que tendría que dar el paso, ser elegida y ya después formaría su junta directiva.

De este modo, el Casino debe buscar una sucesión en un momento crítico de la entidad por la situación económica que vive y que ya ha sido puesta de manifiesto en otras asambleas. De hecho, desde la junta directiva se quejaban amargamente del gran descenso de socios que se había producido desde que se había iniciado la pandemia. A ello se unía también la falta de otros ingresos extraordinarios durante algunos meses, como cuando la zona de restauración estuvo cerrada durante el tiempo de confinamiento el años pasado.

Todo esto ha hecho que la entidad social arrastre una deuda acumulada y que compromete también su futuro, situación que hoy se va a poner de nuevo encima de la mesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios