Obras en la ciudad La cuenta atrás de un nuevo subterráneo

Canalejas, ¿mejor sin tráfico?

  • La circulación por la Avenida del Puerto se recuperó durante el día de ayer de forma paulatina, con algún que otro problema y con la vuelta a los malos hábitos del pasado por parte de conductores y de peatones

Comentarios 22

Desde ayer, la Avenida del Puerto se parece más a la de hace dos años. Un dispositivo puesto en marcha por el Ayuntamiento desde primera hora de la mañana devolvió la normalidad casi total al tráfico de Canalejas. Pero esto significó la vuelta a los malos hábitos por parte de muchos conductores y también de algún que otro peatón, que unido a otras circunstancias hizo que la circulación por esta zona en algunos momentos del día fuera más complicada con respecto al tiempo que han durado las obras de ampliación del nuevo aparcamiento.

Una de las primeras cosas que se llevó a cabo fue la puesta en marcha de los semáforos distribuidos por la Avenida del Puerto, que han modificado su localización tras las obras y que no supuso apenas problemas para el tráfico. No obstante, sí provocó grandes retenciones durante la jornada el nuevo semáforo que regula la conexión de Ramón de Carranza con Canalejas. Antes de la obra, los vehículos accedían a esta vía mediante un ceda al paso, lo que daba más fluidez a Ramón de Carranza. Ahora, con la regulación por semáforo -para permitir que el acceso a Canalejas se pueda hacer en los dos sentidos de la circulación- se ocasionaron grandes retenciones que incluso obligó en determinados momentos a la Policía Local a regular ese punto de tráfico.

Precisamente, la Policía Local estableció un dispositivo de control a lo largo de Canalejas (en una y otra vía), colocando agentes en cada punto que pudiera resultar conflictivo -como la conexión de Ramón de Carranza con la Avenida del Puerto, de Ramón de Carranza con San Juan de Dios o de Sánchez Barcáiztegui con Ramón de Carranza-. Esta vía cambió su sentido de circulación desde San Juan de Dios a la calle Rubio y Díaz en torno al mediodía, sin que se produjeran tampoco grandes problemas.

Pese a la presencia de agentes del cuerpo municipal de seguridad en toda la zona, no fueron pocos los conductores, y también algunos peatones, los que incumplieron la señalítica. Así, numerosos vehículos accedieron desde la Avenida del Puerto a San Juan de Dios haciendo un giro que está prohibido por la línea continua pintada en la calzada. También se dieron casos al contrario: vehículos que desde San Juan de Dios se incorporaron a la Avenida del Puerto, pero en dirección a la Plaza de España, lo cual es aún más grave y peligroso. Y para rematar los malos hábitos, algún que otro peatón optó por recorrer Canalejas en el lado donde no hay aceras para ello.

El último punto que quedaba pendiente ayer era el traslado de los autobuses a sus paradas originales, incluyendo la apertura de la parada situada en la propia Avenida del Puerto. Desde el Ayuntamiento se informó sobre esto que estaba previsto llevar a cabo a última hora del día, para evitar el caos entre los usuarios de los buses. En este sentido, cabe indicar que la parada término de la línea de Cádiz a San Fernando se habilitará a partir de ahora en la plaza de las Tortugas, permutando esta parada con la línea 3 de los autobuses urbanos (en el lateral de la Diputación).

De esta forma quedó inaugurada la normalidad en el tráfico de la Avenida del Puerto y alrededores, a falta ya únicamente de la apertura del estacionamiento subterráneo que originó el cierre de este tramo. Aunque visto lo visto en algunas ocasiones por conductores y peatones, no se sabe si Canalejas está mejor ahora o durante los meses anteriores, cuando no había tráfico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios