Cádiz

"No es eso, no es eso"

Cuentan que fue esto lo que dijo Ortega y Gasset en diciembre de 1931 en el Cinema de la Opera de Madrid para mostrar su disconformidad con la deriva que estaba tomando el régimen republicano. La expresión se popularizó entonces y ahora me viene el recuerdo de lo leído.

Y "no es eso, no es eso", me pareció es lo que se debió decir la semana pasada ante la cutrísima Feria del Mar en el muelle gaditano. Y mucho menos, identificarla como preámbulo a los fastos que han de llegar el año que viene, el del Bicentenario. Esa Feria del Mar fue una feria mala, que daba hasta vergüenza enseñarla. Allí, exceptuando el galeón, no había nada de interés. Los tenderetes convirtieron al recinto en un mal "piojito" y las carpas hosteleras, por llamarlas de alguna forma, horrorosas.

"No es eso" lo que hay que organizar para el año que viene. Con dominio de propagar los acontecimientos históricos y políticos, ciertamente también habrá que organizar festejos populares, aparte de los ya anunciados conciertos, que tienen la exclusividad del aforo del Falla. Pero deben ser unas fiestas para todo el mundo y de calidad, con presentaciones dignas y contenidos mucho más sugerentes que una butifarra o una papa rellena. Y con unos organizadores con ideas nuevas, con atracciones llamativas. El Bicentenario, en su faceta festiva, no se puede despachar con una carpa tipo Carnaval o unas gomas elásticas para que salten los niños después de guardar cola durante más de una hora. Esperemos no tener más sobresaltos como el de la semana pasada en el muelle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios