Cádiz

El Ayuntamiento retira de la plaza del Palillero el busto de Mercedes Formica

  • Abogada y escritora falangista, defendió los derechos de la mujer durante el franquismo

Comentarios 38

El plan de la concejala de Podemos Ana Camelo de darle la vuelta a la Fundación de la Mujer comenzó ayer. Por la mañana ya se había retirado el busto que, dedicado a la abogada y escritora gaditana Mercedes Formica, se había instalado hace apenas unos meses en la plaza del Palillero, junto a la sede de la Fundación.

El Ayuntamiento justificó la retirada del busto como una forma de evitar daños en el mismo, al encontrarse en la vía pública. Nada se ha dicho si se adoptará la misma medida con el resto de los monumentos que hay por toda la ciudad, desde la que preside la plaza de San Juan de Dios dedicada a Segismundo Moret, a la de Castelar en la plaza de la Candelaria, entre otras. El busto de Formica se ha trasladado al interior de la Fundación de la Mujer, ubicándola en la biblioteca que lleva, hasta ahora, el nombre de la abogada.

Mercedes Formica nació en Cádiz en 1913. En 1931 ya estudiaba Derecho en la Universidad de Sevilla, siendo una de las primeras mujeres en este centro. La independencia económica que ello le supuso le permitió concebir el matrimonio como una elección personal, algo nada habitual en su época para las mujeres de la clase alta, a la que ella pertenecía. Y de la misma forma se divorció en 1960, autorizada por el tribunal eclesiástico, en pleno franquismo.

El problema, ahora con la llegada de Podemos al Ayuntamiento de Cádiz, es que Mercedes Formica formó parte destaca de la Falange. Deja a un lado el nuevo gobierno que el ideal de mujer de Formica será radicalmente diferente al que defenderá la dictadura militar que se impondrá en España tras la Guerra Civil. Será así la abogada gaditana, con sus escritos y sus artículos periodísticos, uno de los principales elementos discordantes del franquismo hasta el punto de defender públicamente los derechos de la mujer y lograr mejoras en algunas cuestiones sociales y económicas.

Rosa Regás, escritora progresista, destacó el arrojo de la gaditana al oponerse a lo que el franquismo defendía como el ideal de la mujer española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios