Cádiz

Bruno García, alcalde de Cádiz: “Este Ayuntamiento va a invertir en la ciudad, en sus calles y en las personas”

El alcalde de Cádiz, Bruno García, en el despacho de Alcaldía del Ayuntamiento.

El alcalde de Cádiz, Bruno García, en el despacho de Alcaldía del Ayuntamiento. / Julio González

Bruno García afronta el inicio de su primer curso como alcalde de la ciudad, responsabilidad en la que lleva algo más de 80 días, lo que le ha permitido conocer ya la realidad del Ayuntamiento que dejó en 2019 y de la ciudad que gobierna desde el 17 de junio.

–Se acerca a sus primeros 100 días al frente del Ayuntamiento. ¿Ya está plenamente asentado en el sillón de la Alcaldía?

–Estoy asentado, gestionando y gobernando desde el primer día. No ha habido proceso de transición, estamos desde el primer día haciendo las cosas que consideramos que son necesarias y no hemos parado en ningún momento.

–¿Y cómo ha sido el aterrizaje?

–Al haber sido antes teniente de alcalde tenía mucho avanzado porque conocía muchos procedimientos y a muchas personas del Ayuntamiento. Esa ventaja la tenía, pero hemos dedicado tiempo a que los concejales fueran conociendo cuál es la dinámica del Ayuntamiento, al mismo tiempo que hemos avanzado en los compromisos que habíamos dicho en campaña.

–¿Cómo se ha encontrado el Ayuntamiento y la ciudad?

–Me he encontrado un Ayuntamiento con un personal que tiene ganas de hacer cosas y una ciudad con cosas que revertir y que podía tener más dinamismo en todo: en lo social, en la inversión, en el Ayuntamiento… Hay muchas cosas que se pueden hacer y que no se estaban haciendo. Yo insisto en que la política tiene mucho que ver con la dedicación y la determinación, y ahí había mucho margen de mejora.

–Las primeras medidas fueron el plan de choque de limpieza y la vuelta de la Policía a la playa. ¿Han tenido efecto?

–Esas son las primeras medidas, pero ha habido más, como la que vamos a empezar a articular ahora de un plan de inversiones y reposiciones de espacios públicos. Pero yo creo que sí, que se han notado. Lo de la Policía Local nos la han señalado los ciudadanos, que nos decían que era importante y que ha servido. La playa es muy importante para nosotros. Y la limpieza también se está notando y está dando sus primeros frutos, aunque queda mucho por hacer. Tenga en cuenta que hay mucha maquinaria pendiente de venir, que estamos intentando que se acorten los plazos todo lo posible.

Más allá de estas medidas a cortísimo plazo, hay otras que definen nuestro camino, sobre todo en vivienda o también con el Portillo. Teníamos que cumplir un compromiso con la Vivienda y lo que hemos hecho es buscar la financiación, que resulta que la hemos encontrado en el propio Ayuntamiento; y la hemos encontrado porque había una falta de inversión que tenemos que revertir. Este Ayuntamiento va a invertir en la ciudad, en sus calles, en sus barrios y en las personas.

–Se han encontrado con un remanente de 18 millones de euros, escenario muy diferente al que denunció el anterior gobierno con una deuda que sigue cifrando en 275 millones de euros.

–Lo que habría que preguntarse es por qué querían endeudarse entonces en 48 millones de euros. ¿Quiere decir eso que endeudarse es bueno, malo, regular? ¿Ellos sí, otros no, cómo va eso? La realidad es que nosotros nos hemos encontrado 18 millones de euros porque no lo estaban ejecutando. Les ha faltado dedicación, estar encima de las cosas y sobre todo, entender lo que estaba pasando en la calle; perdieron la calle, porque creyeron que con la ideología era suficiente, y la ideología tiene que ir acompañada de mucha dedicación y, en mi opinión, de ningún sectarismo. No se entiende para qué querían endeudarse con 48 millones de euros si tenían 18 sin hacer. Y si querían endeudarse, quiere decir que endeudarse no está mal si uno es capaz de cumplir con la deuda. La gente se hipoteca. Y quede claro que ellos no nos han dado el dinero, era dinero de los gaditanos que tenía que estar en la calle y que tiene que estar en la calle. Ahora sí va a estar el dinero de los gaditanos en la calle, para hacer vivienda, para terminar grandes proyectos, para reformar las viviendas públicas.

El alcalde de Cádiz, Bruno García, durante la entrevista realizada en su despacho. El alcalde de Cádiz, Bruno García, durante la entrevista realizada en su despacho.

El alcalde de Cádiz, Bruno García, durante la entrevista realizada en su despacho. / Julio González

–Hablando de inversiones y cifras económicas, ¿cómo va la elaboración del presupuesto?

–El objetivo es muy claro: iniciar el año 2024 con un presupuesto que va a cuidar lo social por encima de cualquier cosa y que incorpora inversión. Esa es la primera premisa que nos hemos marcado. Creo que tenemos que estar en las cosas grandes, y ahí están el Portillo o un buen número de viviendas que ya hemos activado; y también en las pequeñas, como el plan de choque. Tendremos nuestro propio presupuesto, no prorrogado.

–Empieza el curso y ahora sí, de verdad, toca gestionar la ciudad con el Ayuntamiento al 100%.

–Bueno, yo llevo 80 días sin levantarme de esta silla. Aquí no ha habido período de transición ni de aterrizaje, nosotros llevamos desde el primer día haciendo cosas: hemos solucionado la escalerilla de acceso a la playa, instalado los primeros desfibriladores en la calle, garantizar la financiación, hemos analizado la Edusi… Yo ya empecé, el primer día; el que quiera, que se incorpore ahora…

–¿Y cómo afronta este curso?

–El primer objetivo son los presupuestos y seguir gestionando el día a día de la ciudad. En 2024 se definirá la estrategia de la ciudad que marcaremos para los próximos años, este curso será el del impulso de Zona Franca, de la integración del Muelle en la ciudad, o del concepto de Bahía.

–Estos meses serán también los de la culminación de la Edusi, que pasó de ser la gran ilusión de la ciudad a un posible fracaso.

–Yo no lo veo un fracaso, lo que sí ocurre es que quedaba pendiente mucho por hacer y no se había informado con la transparencia debida. Nos habían dicho que estaba todo perfecto, y la verdad es que todo perfecto no estaba. Pero yo creo que va a ser una buena cosa para la ciudad, lo que necesitábamos era incrementar el ritmo de trabajo y eso es lo que hemos hecho. Tenemos que dar todo lo posible porque si no, no se llega.

–¿Le gusta al alcalde y al PP el diseño que en materia de Movilidad ha dejado el gobierno de Kichi?

–Como alcalde lo que no me gusta es que no ha sido participativo, tomaron las decisiones sin escuchar a la gente y eso no sirve. De hecho creo que es uno de los motivos que ha provocado que acaben en la oposición. Cuando no escuchas pierdes información, y cuando no tienes información fallas en las decisiones. Todos queremos mejorar la movilidad y que haya un mejor transporte público, claro que sí; pero las cosas también se pueden hacer de otra manera y sobre todo escuchando a la gente, que creo que ha sido el gran error del gobierno anterior. Dicho esto, nosotros vamos a dar continuidad a los proyectos, no venimos a quitar nada; lo que vamos a hacer es mejorar las cosas, renovarlas y cambiar lo que nos parezca razonable, porque en movilidad se pueden mejorar mucho más las cosas.

–Anunció usted en campaña que iba a rebajar el precio de la zona azul.

–Es una de las cosas que estamos analizando para hacerlo pronto. Nuestra intención obviamente es cumplir con lo que dijimos en campaña, y lo vamos a hacer. Estamos trabajando para ponerlo en marcha pronto. El compromiso, como todos los que hice, sigue absolutamente vigente.

–En materia de Movilidad está pendiente también la materialización del nuevo contrato de autobuses. ¿Va a cambiar el diseño del transporte público que dejó a última hora el anterior gobierno?

–Estamos analizando la propuesta bajo tres conceptos claves: actualización de los vehículos, buen acceso a los barrios, y que sea un transporte público reforzado pero viable. Queremos mejorar el servicio, y de hecho en el remanente hemos dedicado 4,2 millones de euros al transporte público. En las próximas semanas o meses tomaremos decisiones.

–¿Cómo explica usted que en ocho años se hayan entregado 68 viviendas y en estos primeros días de su gobierno ya hayan anunciado la puesta en marcha de casi un centenar?

–Es explicable, claro que lo es. Es brutal, de hecho, sobre todo porque lo que nosotros hemos hecho es utilizar el dinero que podía usarse para eso, ponerlo encima de la mesa. No es un dinero de nuestro presupuesto, sino del presupuesto anterior. ¿Qué ha cambiado entonces? La voluntad, la dedicación, la determinación. El dinero estaba ahí, no había ninguna imposibilidad de usarlo; ahí está el remanente, que explica muchas cosas.

Pero ya que hablamos de Vivienda, lo que sí creo es que la política aquí tiene que ser diversa; de un lado el Ayuntamiento, que debe tener protagonismo creciendo el ritmo de construcción de viviendas; de otro la Junta, a la que reclamamos y que vemos que está avanzando en Matadero, Cerro del Moro o Puntales; y en otro extremo dando licencias a las promociones privadas. Así salen los números, teniendo en cuenta que detrás de cada número hay personas que necesitan viviendas. Y luego no puede ser todo vivienda pública en alquiler, hay que hacer también vivienda de Protección Oficial. ¿O es que Navalips, que tanto han elogiado, es solo vivienda pública para bajar la lista de Procasa? El problema de la vivienda hay que afrontarlo con diversidad, con dedicación y con presupuesto. ¿Con eso se soluciona el problema? No, pero vamos a formar parte de la solución. Y ya digo yo aquí y donde haga falta: a cada oportunidad de financiación de vivienda en Cádiz el Ayuntamiento va a estar ahí, aprovecharemos lo que sea.

–De momento, parece optar por no cambiar nada al frente de las empresas municipales.

–Estamos en fase de análisis, pero de momento no hay cambios. Yo no vengo a cambiar nada, y menos por sectarismo o ideas políticas. Ya nombramos a los presidentes y con ellos estamos analizando el futuro, entre otras cosas porque hay jubilaciones y finalizaciones de contratos. Pero no ha sido una prioridad para nosotros el cambio de personas, lo que nos importa es el funcionamiento.

–Una que parece no haber funcionado muy bien, a razón de los números, es Eléctrica de Cádiz…

–En la gestión de esa empresa hemos estado muy encima como oposición y estamos ahora analizando lo ocurrido allí. Desde la oposición ya señalamos la situación con lo que nos llegaba, porque tengo que recordar que entonces no estábamos en ese consejo de administración, algo que nosotros hemos querido cambiar porque no hay buen gobierno sin oposición, incorporando a toda la oposición a todos los consejos.

–En campaña apeló a lo positivo que sería para la ciudad tener al Ayuntamiento y a la Junta alineados bajo el mismo signo político. Pero por ahora no parece que sus compañeros autonómicos se lo estén poniendo fácil.

–Yo creo que estamos avanzando, y creo que este otoño habrá importantes avances porque me estoy dedicando a eso, tanto a la Ciudad de la Justicia como a Valcárcel, pero también al nuevo hospital o a Náutica. Además, tenemos el compromiso del consejero de Presidencia cuando vino hace unos días. Pero son inversiones muy importantes que hay que cerrar con detalle. Y en eso estamos.

–Y a nivel nacional, ¿cree que va a gobernar Feijoó?

–Como alcalde lo que considero es que España necesita un gobierno que esté dedicado a todos los españoles, aunque suene raro tener que decir esto. La propuesta de Feijoó sí quiere garantizar eso, la otra propuesta que puede existir no está en eso, sino en la amnistía, en privilegios económicos y otras cosas. Feijoó es la mejor opción para los españoles y, por tanto, para los gaditanos, y espero que se pueda materializar. Dicho esto, nosotros trabajaremos con el Gobierno nacional, independientemente de quien gobierno; como de hecho ya estamos haciendo.

–En la Diputación sí parece haber encontrado a las primeras de cambio un aliado claro.

–Obviamente con la Diputación tenemos colaboración. Teníamos proyectos importantes conjuntos como el Portillo, la Regata en la que tenía que estar sí o sí; y tenemos otros como Valcárcel o el antiguo Instituto del Rosario, en los que estamos trabajando. La conexión con Diputación es muy buena, para beneficio de la ciudad.

–¿Va a seguir usted con la política de cambios de nombres de calles?

–No. Cambios de nombre habrá, y nuevas calles que habrá que rotular también, y gaditanos que tengamos que reconocer. Pero no hemos venido a hacer cambios de calles, no es nuestra idea.

–Le tengo que preguntar por el Estadio.

–Mucha gente nos lo está pidiendo, pero hay otras cosas antes que eso. Nuestras prioridades son otras, lo que no quiere decir que no se vaya a hacer eso. Pero primero está la vivienda, el Portillo… Mire, yo formé parte de los que han construido el Estadio, otros de los que cambiaron el nombre. Con esto le quiero decir que vamos primero a lo importante, que es hacer cosas, y luego si hay que cambiar el nombre pues se cambia.

–Se acaba el verano, que parece haber sido algo plano en programación, sobre todo comparado con otras localidades vecinas.

–Ha sido un verano de llegada para nosotros, en el que había además una programación ya hecha. La idea es que el año que viene la ciudad tenga una programación que le haga ganar protagonismo en estas fechas tan importantes para la economía gaditana. Yo creo que la ciudad debe tener una mejor oferta para los gaditanos primero y también para los visitantes, sin necesidad de competir con nadie porque no se trata de eso. Lo que debemos tener es una buena oferta, pero no solo en verano, sino también en primavera y durante el resto del año; que los gaditanos disfruten de la ciudad, además de que vengan a visitarnos muchas personas. Dicho esto, septiembre y octubre van a ser muy buenos meses para la ciudad con todos los eventos previstos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios