Cádiz

El Ayuntamiento quiere asumir la gestión del Plan Plaza de Sevilla

  • Considera que es la única forma de desbloquear un proyecto que hoy depende de ADIF Las obras pendientes se harían por fases

Comentarios 3

El Ayuntamiento se ha marcado como objetivo prioritario desbloquear, de una vez por todas, el desarrollo del Plan Plaza de Sevilla, una de las operaciones urbanísticas de mayor calado en el casco antiguo y cuyo desarrollo se dilata ya desde hace más de una década.

Es ADIF, la empresa estatal que gestiona las infraestructuras ferroviarias, la que debería de afrontar todas las operaciones urbanísticas que quedan para cerrar este Plan (la nueva avenida de Astilleros, el derribo de la trasera de la Aduana y el parque de la muralla) según lo acordado hace años en un convenio que firmaron todas las administraciones implicadas en este proyecto. Sin embargo, ADIF no ha podido recabar los fondos necesarios para cumplir con sus compromisos lo que ha llevado a una paralización casi total del Plan.

Asumiendo que no hay perspectivas cercanas para que la empresa pública asuma sus compromisos, el gobierno municipal está trabajando en una alternativa que permita el desbloqueo del Plan Plaza de Sevilla.

Esta alternativa pasa, según adelanta a Diario de Cádiz el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, porque sea el propio Ayuntamiento el que afronte el desarrollo urbanístico de todo este suelo, liberando de esta carga al administrador ferroviario.

"Consideramos que si el Ayuntamiento asume la gestión de esta operación, será más fácil su realización mediante fases y será más fácil también las negociaciones con las administraciones implicadas", indica Vila que resalta que el Área de Urbanismo está trabajando actualmente en el diseño de esta propuesta, que será presentada en la próxima reunión de la comisión de seguimiento del Plan, que podría celebrarse el próximo mes de noviembre. Antes el gobierno local quiere llevar al Pleno municipal la aprobación definitiva del proyecto de urbanización de la avenida de Astilleros, que será la operación que se ejecute de forma prioritaria si finalmente se logra el cambio de gestor.

Lo cierto es que estando en manos municipales el desarrollo del Plan, las negociaciones para ocupar el suelo hoy vacante en la avenida de Astilleros (un extenso terreno propiedad de ADIF y destinado a oficinas) podrían agilizarse tras varios intentos fallidos de venta en los últimos años. Ahora el Ministerio del Interior está interesado en ocuparlo para levantar allí la nueva Comisaría Provincial. Esta intención choca con la necesidad que tiene ADIF de ingresar fondos por este solar y su negativa a realizar una permuta de terrenos para facilitar esta operación, algo que sí podría sacar adelante la corporación local.

A la vez, destaca Vila que el Ayuntamiento puede afrontar la ejecución de todos los proyectos pendientes mediante fases, atendiendo a su capacidad presupuestaria. En todo caso, la prioridad estaría en la construcción de la nueva Avenida de Astilleros, sobre cuyo proyecto definitivo ya se trabaja. El proyecto sería el primero en ponerse en marcha ya que se considera vital al conectar la principal vía de conexión del casco histórico con el puente de la Constitución de 1812. El diseño mantiene las líneas generales de lo ya conocido, aunque se alargaría la plataforma destinada al tranvía y se mejorarían las conexiones al futuro carril bici.

En una segunda fase se actuaría en el futuro parque de la Muralla, convirtiendo lo que hoy es el aparcamiento de ADIF y la estación provisional de los autobuses en una gran zona verde y donde ya hay un anteproyecto redactado. Pendiente está también el derribo de la nave trasera del polémico edificio de la Aduana, cuyo futuro es una incógnita.

Se muestra Martín Vila optimista con la viabilidad de esta propuesta "de cara a sacar adelante un Plan que lleva años parado por la incapacidad de ADIF de cumplir el convenio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios