Cádiz

Aparece un nuevo sarcófago antropoide, el hallazgo del siglo

Momento del traslado en que el camión que transportaba el sarcófago llegaba a la puerta del Museo de Cádiz. Momento del traslado en que el camión que transportaba el sarcófago llegaba a la puerta del Museo de Cádiz.

Momento del traslado en que el camión que transportaba el sarcófago llegaba a la puerta del Museo de Cádiz. / archivo diario de Cádiz

Yer, el capataz de la obra advirtió que la máquina excavadora dejaba al descubierto un trozo de mármol, por lo que se avisó al Museo. Un equipo de arqueólogos se desplazó hasta la obra y dispusieron lo necesario para proceder a sacar el sarcófago. Al advertir que la escultura estaba policromada se cubrió con tierra para evitar los rayos solares. Posteriormente se solicitó un toldo para seguir trabajando. En relación con el sarcófago aparecido en Punta de Vaca, este presenta la novedad de la policromía, más relieve en los brazos, un pulimento más bonito y, en conjunto, es una mejor pieza desde el punto de vista artístico. La diferencia más notable es que se trata de una tumba de mujer. Data del siglo V antes de Cristo y dará mucha luz en relación con la importancia de Gadir en la época púnica. Sarcófagos antropoides fenicios no existen más de diez en todo el mundo, de ellos sólo tres de mujer que se encuentran en el Louvre, Beirut y Cartago. El sarcófago estaba a dos metros de profundidad y la excavadora le produjo algunos daños. "Si el sarcófago antropoide de Punta de Vaca constituyó el descubrimiento del siglo pasado, el hallado ahora es, sin duda, el descubrimiento de este siglo", nos dijo Ramón Corzo, director del Museo de Cádiz, momentos después de aparecer esta importante pieza en un solar de la calle Ruiz de Alda donde se realizan trabajos de cimentación para la construcción de un bloque de pisos. La excepcional importancia del descubrimiento está plenamente confirmada. Durante la mañana de ayer se realizó el difícil y espectacular trabajo de trasladar la gran sepultura de mármol desde el solar de la calle Ruiz de Alda, donde fue encontrada el pasado lunes, hasta el Museo de Cádiz. Para ello se utilizó una pala mecánica y una grúa. El director del Museo, junto al equipo de arqueólogos y la importante colaboración de la empresa constructora, trabajaron para que el traslado se efectuase con absolutas garantías. Una vez en el Museo, se procedió al minucioso trabajo de limpieza del sarcófago.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios