Cádiz

APBC y Ayuntamiento intentan dar forma a la integración puerto-ciudad

  • Firman con la UCA un contrato para la realización de un estudio sobre sus nuevos usos

El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz (APBC), José Luis Blanco, el alcalde de Cádiz, José María González, y el rector de la Universidad de Cádiz (UCA), Eduardo González Mazo, firmaron ayer el contrato de prestación de servicios por el que investigadores de la UCA realizarán el estudio de las actuaciones a realizar en el proceso de integración del puerto en la ciudad.

Para el alcalde se trata de una rúbrica que materializa "la alianza poderosa del conocimiento y el crecimiento de la ciudad". Con el acuerdo, el puerto de Cádiz y el Ayuntamiento intentan que sea la Universidad la que, a través de métodos participativos, aclare qué usos se le pueden y se le deben dar a los nuevos espacios que surgirán en la ciudad a raíz del desplazamiento de los contenedores hasta la nueva terminal de carga.

Este contrato, que contará con la supervisión de la figura más importante de este acuerdo, el profesor Juan Manuel Barragán, responsable del grupo de investigación Gestión Integrada de Áreas Litorales, se engloba dentro de los convenios de colaboración que la APBC y el Ayuntamiento de Cádiz suscribieron en julio pasado para el estudio y análisis de las actuaciones a llevar a cabo en los terrenos portuarios que dejarán de tenereste uso tras la puesta en servicio de la nueva terminal de contenedores.

Como se recordará, a través del convenio marco ambos organismos acordaron proceder de forma conjunta al estudio y análisis de las actuaciones que se fueran a realizar en los terrenos portuarios, para conseguir una mayor eficacia en la gestión administrativa.

Asimismo, como consecuencia del acuerdo marco se firmó también el primer convenio específico para la determinación de la estrategia de actuación en el puerto de Cádiz, que a través del contrato firmado ayer se encargará de desarrollar la UCA, junto a otras instituciones como el Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz y la Universidad Politécnica de Madrid.

Se trata, como afirmó el alcalde, "de buscar soluciones que satisfagan las necesidades de la ciudad y las del puerto".

Para ello, lo primero que se hará será definir el marco estratégico y delimitar el ámbito de actuación, así como definir los objetivos y estrategias específicas, las alternativas de uso y edificabilidad. En el mismo estudio del que pronto se conocerán los primeros resultados, se tratará de evaluar las alternativas y huella ecológica de las actuaciones, para así analizar el impacto sobre el tejido económico y social, el impacto ambiental y paisajístico, y el grado de ajuste a la consecución de objetivos.

En ese contexto, y dando cumplimiento al convenio firmado con el Ayuntamiento, la Autoridad Portuaria firmó ayer este contrato con la Universidad de Cádiz para que determine la estrategia de actuación, en un plazo de 8 meses.

El presidente de la APBC recordó, además, que dentro del proceso participativo que diseñará y liderará la UCA, se llegó al compromiso de integrar no sólo a grupos sociales, sino también de contar con la colaboración de otras instituciones de reconocido prestigio.

En este sentido, el presidente del puerto explicó que se firmarán sendos contratos con la Universidad Politécnica de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Cádiz, para que de forma coordinada evalúen con criterios de sostenibilidad y estrategia urbana las alternativas de uso.

Para ello seguirán la metodología de indicadores urbanos de sostenibilidad y de evaluación de impactos ambientales, económicos y urbanos, en escenarios futuros, a fin de poder comparar los resultados técnicos de cada alternativa.

Asimismo, la arquitecto urbanista Teresa Bonilla se encargará de la coordinación de todos los trabajos para la determinación de la estrategia de actuación y su traslado al planeamiento.

En definitiva, en el plazo máximo de un año se contará con las alternativas de uso de los ámbitos de crecimiento que el puerto de Cádiz ofrece a la ciudad, con la participación de expertos y ciudadanos. La inversión en este proceso asciende a 100.000 euros, que serán sufragados al 50% entre la APBC y el Ayuntamiento. La redacción de todos estos documentos servirán de base del pliego de contratación de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios y del Plan Especial del Puerto en esos espacios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios