Tráfico Las cámaras que multarán en Cádiz por entrar en el centro de la ciudad sin cumplir los requisitos

Incidente con la Policía Local de Sevilla

La juez vuelve a rechazar la mediación penal que propone María León para evitar el juicio

María León, en Cannes.

María León, en Cannes. / MOHAMMED BADRA / EFE (Cannes)

La juez de Instrucción número 18 de Sevilla, que ha procesado a la actriz María León por el incidente que tuvo con la Policía Local en la madrugada del 1 de octubre de 2022, ha dictado un nuevo auto en el que vuelve a rechazar la mediación penal que solicitó la defensa para tratar de evitar el juicio por delitos de tentado a la autoridad y lesiones.

En la resolución, a la que tuvo acceso este periódico, la magistrada recuerda que el pasado 12 de abril ya se rechazó la vía de la mediación penal por "no existir regulación legal". La abogada de María León presentó un recurso de reforma contra esa decisión de la magistrada, que ahora ha vuelto a confirmar su criterio. 

Dice la juez que para desestimar el recurso de María León basta con asumir "por certeros los exhaustivos razonamientos que el Ministerio Fiscal opone al recurso", que también fue impugnado por las acusaciones de los tres policías locales que participaron en la detención de la artista.

La magistrada añade que, en definitiva, lo que está pidieron la defensa de María León es que "se tramite un procedimiento no normado actualmente en el proceso penal, ausencia regulatoria notoriamente conocida por la procesada recurrente, que lo pide como si ella tuviera una posición victimaria, en lugar de procesada".

Si a ello se une la "absoluta oposición" de los agentes de la Policía Local personados como acusación particular, así como la postura de la Fiscalía, y "el ánimo dilatorio procesal que preside una petición sin amparo legal, el recurso sólo puede estar abocado al fracaso", concluye la instructora.

Como recoge el auto, las tres acusaciones particulares que ejercen los agentes de la Policía Local han rechazado la mediación penal que plantea María León, al considerar que se trata de una maniobra dilatoria. Una de estas acusaciones señala que "la intención de la presentación del recurso es por lo tanto evidente, la necesidad de que, sabedores de que los firmes indicios de criminalidad en la conducta de la señora León son ciertos, se encuentran en la imperiosa necesidad de buscar cualquier tipo de atenuante a fin de reducir la previsible pena a la que podría ser sentenciada".

Es más, añade esta acusación que la actitud de la defens presentando recursos "ante cualquier resolución que se deriva de la causa, no obedece al sano ejercicio del constitucional derecho a la defensa, sino a una estrategia procesal de la necesidad de articular otra atenuante (en este caso la de dilaciones indebidas), cosa a lo que expresamente se opondrá esta parte en el momento procesal oportuno, dado que entendemos que solamente obedece a una más que evidente mala fe litigando".

Y sobre la mediación penal, añade que su cliente no tiene "voluntariedad alguna de participar en una mediación penal, sino la de continuar el procedimiento en la vía judicial", por lo que insiste en que el recurso de la defensa es un "nuevo intento de alargar este procedimiento, a fin de la pretendida atenuante de dilaciones indebidas".

Una nueva "maniobra dilatoria"

La acusación que ejerce otro policía local insiste en que el recurso es una "nueva maniobra dilatoria" porque si lo que se pretende es buscar una cuerdo, una conformidad, "lo normal es que se ponga en contacto con las acusaciones particulares para satisfacer las indemnizaciones y demás gastos de los que es responsable".

El tercer agente personado en el proceso recuerda que la "voluntariedad de las partes es condición sine qua non para el inicio de un proceso de mediación penal, por lo que no se puede imponer a nadie". Y añade que si lo que se plantea es una "conformidad penal", llegado el momento y "siempre que se satisfagan las pretensiones de esta acusación particular, no habría problema en que dicho acuerdo se alcance".

La Audiencia de Sevilla rechazó recientemente el último recurso que la actriz presentó contra el auto de la juez que acordó su procesamiento por los incidentes ocurridos en la madrugada del 1 de octubre de 2022, cuando fue detenida tras agredir a una agente cuanto intentaba "escapar" de un patrullero en el que iba a ser a trasladarla a la Jefatura para su identificación. El tribunal, que de esta forma enviaba a juicio a la actriz, aseguró entonces que hay "indicios sólidos y racionales" que hacen inevitable la celebración de la vista oral.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial dictó un auto en el que rechaza el recurso presentado por la defensa de la intérprete sevillana, que había recurrido la decisión de la juez de junio de 2023 de finalizar la instrucción y sentarla en el banquillo de los acusados por un delito de atentado a la autoridad y lesiones. La defensa había solicitado el archivo de la causa alegando que los agentes que la detuvieron hicieron "un mal uso de su autoridad" y mantuvieron una "actitud chulesca y violenta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios