Andalucía

Nuevas medidas contra el coronavirus en Andalucía: cribados masivos y reuniones de seis personas

  • El Gobierno andaluz confina la localidad sevillana de Casariche, que tiene una incidencia superior a los 4.000 contagios por cada 100.000 habitantes

Juanma Moreno y Jesús Aguirre en San Telmo. Juanma Moreno y Jesús Aguirre en San Telmo.

Juanma Moreno y Jesús Aguirre en San Telmo.

La Consejería de Salud de la Junta de Andalucía pondrá en marcha cribados masivos con test rápidos de antígenos en algunos de los pueblos con una mayor incidencia del coronavirus y recomienda limitar a  a seis las reuniones en cualquier ámbito, ya sea público o privado. Esas son las dos medidas principales aprobadas por el Consejo de Gobierno celebrado este martes en San Telmo, después de que el comité científico de la Junta debatiese ayer qué restricciones endurecer para controlar la expansión de Andalucía.

Como había anunciado Aguirre, las medidas serán específicas para cada localidad o zona afectada, pero la única iniciativa drástica tomada por el Gobierno andaluz este martes es el confinamiento de la localidad de Casariche. "La pandemia sigue creciendo en Casariche", ha lamentado Bendodo, que ha situado a este pueblo de la Sierra Sur sevillana como el punto más preocupante de la comunidad junto con la vecina Lucena. Sin embargo, la evolución de la localidad cordobesa es "altamente positiva".

Además de los cribados, el Gobierno andaluz ha decidido limitar en seis personas las reuniones en el ámbito privado. Exceptuando los convivientes, no podrán coincidir seis personas en las reuniones familiares o de amigos, ya que la principal prioridad de la Junta es controlar los contagios en el ámbito doméstico. Según Jesús Aguirre, titular de Salud, el 80% de las infecciones se dan en este contexto.

El Gobierno andaluz no ampliará las restricciones en bodas, bautizos, comuniones y otras reuniones similares. Tampoco habrá mayor control en la hostelería, ha explicado Aguirre, pues considera que en este ámbito ya existen controles suficientes, por lo que es posible una reunión de diez personas en la terraza de un bar, pero no esa misma reunión en un domicilio privado.

El umbral de los 500 contagios por 100.000 habitantes

El Consejo de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto se reunió ayer lunes en San Telmo para analizar la evolución de la pandemia en la comunidad, pero con especial atención a los 34 municipios andaluces que registran actualmente más de 500 casos de coronavirus por 100.000 habitantes. Según anunció el titular de Salud, será ese el umbral a partir del cual se endurecerán las restricciones para controlar la pandemia, pero la Junta analizará cada caso para adaptar las medidas necesarias. 

La cota de los 500 casos es la que propone el Gobierno central para aumentar el control en zonas de alta incidencia, como la Comunidad de Madrid. Aallí las autoridades regionales -también de PP y Ciudadanos- rechazan este límite, salvo que el Ejecutivo de Pedro Sánchez lo aplique a todo el país. Jesús Aguirre, que en Andalucía apuesta por poner en marcha medidas distintas en función de las circunstancias de cada localidad o zona sanitaria, se alineó el domingo con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y el castellano-leonés Alfonso Fernández Mañueco para reclamar a Salvador Illa medidas "homogéneas" para todo el país".

Cuando en Andalucía una localidad supere la cota de los 500 positivos por 100.000 habitantes, la Consejería de Salud avisará al ayuntamiento en cuestión para que tome las medidas que son de su competencia. Jesús Aguirre ha aludido a algunas de las posibles medidas a tomar por los consistorios, como el aforo de los velatorios, los horarios de los establecimientos de restauración o la apertura de las dependencias municipales. 

Ello irá unido al mencionado cribado masivo con test de antígenos que se ha decretado en 11 nuevas localidades tras estrenarse en Lucena y Casariche. Para tomar más medidas, la Consejería de Salud y Familias tendrá en cuenta otros parámetros, como el número de contagios en últimos siete días, que permite dilucidar si la evolución es positiva o negativa. También se atenderá a la presión hospitalaria, al número de camas disponibles y a la capacidad de rastreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios