Carne Mechada contaminada ¿Qué es la listeriosis?

  • Un decálogo para entender cómo es esta infección que ha afectado a 40 personas tras comer una carne mechada contaminada con la bacteria de la Listeria

La bacteria de la Listeria y un paquete de la carne contaminada de La Mechá La bacteria de la Listeria y un paquete de la carne contaminada de La Mechá

La bacteria de la Listeria y un paquete de la carne contaminada de La Mechá

Comentarios 4

Tras la alerta decretada por la Junta de Andalucía por un lote de carne mechada con el nombre comercial de La Mechá que provocó un brote de listeriosis en cuarenta personas, surgen preguntas : ¿qué es eso de la listeriosis? ¿cómo se contagia? ¿cómo se trata? ¿todos tenemos riesgo de contagio? ¿sólo afecta a productos cárnicos?

La listeriosis es una infección grave causada por el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeria monocytogenes.

La infección afecta principalmente a mujeres embarazadas, recién nacidos, a la tercera edad y a personas inmunitariamente debilitados. Es poco común que personas en otros grupos se enfermen con una infección por la listeriosis.

La listeriosis suele ser una enfermedad leve para las mujeres embarazadas, pero causa una enfermedad grave en el feto o el bebé recién nacido.

Los adultos de 65 años y mayores, y las personas con el sistema inmunitario debilitado más comúnmente contraen infecciones graves del torrente sanguíneo o el cerebro, incluso llegando a provocar meningitis.

La infección puede afectar otras partes del cuerpo, entre ellas los huesos, las articulaciones y partes del pecho y el abdomen. Puede llegar a ser una enfermedad mortal.

Síntomas

Puede causar una variedad de síntomas, según la persona o la parte del cuerpo afectada. La Listeria puede causar fiebre, diarrea, rigidez del cuello, pérdida del equilibrio y convulsiones.

Las embarazadas  presentan fiebre y otros síntomas similares a los de la gripe como fatiga y dolores musculares. Sin embargo, la infección durante el embarazo puede causar aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro o infecciones potencialmente mortales en el recién nacido.En el resto de colectivos vulnerables los síntomas pueden incluir dolor de cabeza, rigidez en el cuello, confusión, pérdida del equilibrio y convulsiones, además de fiebre y dolores musculares.

¿Cuándo se siente?

Las personas con listeriosis invasiva generalmente reportan síntomas entre 1 y 4 semanas después de haber comido alimentos contaminados; algunas personas han reportado síntomas hasta 70 días después de la exposición. También es posible que se presenten síntomas el mismo día de la exposición.

Diagnóstico y tratamiento

La listeriosis generalmente se diagnostica cuando en un cultivo bacteriano crece la Listeria monocytogenes a partir de un tejido o líquido del cuerpo, como sangre, el líquido cefalorraquídeo o la placenta.

La listeriosis se trata con antibióticos. Puede llegar a ser mortal si no se trata a tiempo y especialmente en los colectivos vulnerables mencionados.

No sólo está en la carne

La bacteria listeria puede encontrarse en el suelo, el agua y las heces de los animales.

Podemos contagiarnos con estos alimentos:

-Vegetales crudos que provienen del suelo contaminado o del estiércol contaminado usado como fertilizante,

-Carne de animal contaminada

-Leche no pasteurizada o alimentos hechos con leche no pasteurizada

-Ciertos alimentos procesados: tales como quesos blandos, perritos calientes y fiambres que han sido contaminados después del procesamiento

Prevención y precauciones

Para prevenir la infección por listeria, la Clínica Mayo Clinic da estas pautas de seguridad alimentaria:

Mantener los objetos limpios. Lávate muy bien las manos con agua tibia y jabón antes y después de manipular o preparar alimentos. Después de cocinar, usa agua caliente y jabón para lavar los utensilios, las tablas para cortar y otras superficies de preparación de alimentos.

Friega las frutas y los vegetales crudos. Hay que lavar los vegetales crudos con un cepillo de fregar o con un cepillo específico para vegetales bajo mucha agua corriente.

Cocinar muy bien los alimentos. Usa un termómetro de cocina para asegurarte de que los platos de carne, aves y huevos se cocinen a una temperatura segura.

Si es una embarazada o una persona con el sistema inmunitario débil, recomiendan estas precauciones adicionales:

Quesos blandos. Cuidado con quesos blandos, como queso feta, Brie, Camembert o azul, o de estilo mejicano, como el queso blanco o el queso fresco, a menos que se indique claramente en el envase que el producto se fabricó con leche pasteurizada.

Perritos calientes, carne en lata y fiambres. Hay que evitar los perritos calientes, la carne en lata y los fiambres a menos que se hayan recalentado hasta estar bien calientes. Mantén el líquido de los envases de perritos calientes lejos de otros alimentos, utensilios y superficies de preparación de alimentos. Lávate las manos después de manipular perritos calientes, carne en lata o fiambres.

Pastas de carne. No comas patés o pastas de carne refrigerados. Se aceptan los patés y pastas de carne enlatados o no perecederos.

Mariscos ahumados y refrigerados. No comas mariscos ahumados y refrigerados. La excepción es si se preparan estos productos a modo de cazuelas u otro plato cocido. Se aceptan los mariscos ahumados enlatados o no perecederos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios