Caso Laura Luelmo El cuerpo de Laura sigue sin sepultura diez días después de su hallazgo en La Mimbrera

  • La familia aguarda al fin de los trámites burocráticos para trasladarlo a Zamora

  • Bernardo Montoya cena “ternera y gambas” en prisión esta Nochebuena

Captura del vídeo grabado por vecinos de Valverde a la salida de Bernardo Montoya de los juzgados en la madrugada del sábado. Captura del vídeo grabado por vecinos de Valverde a la salida de Bernardo Montoya de los juzgados en la madrugada del sábado.

Captura del vídeo grabado por vecinos de Valverde a la salida de Bernardo Montoya de los juzgados en la madrugada del sábado. / H. Información (Valverde del Camino)

Comentarios 0

Diez días han transcurrido ya desde que el pasado 17 de diciembre un voluntario de Cruz Roja localizara ropa de Laura Luelmo en el paraje campillero de La Mimbrera y de que, ante este aviso, unos guardias civiles hallaran su cuerpo sin vida entre las jaras 200 metros más allá. Y dos semanas se cumplen hoy de la desaparición de la profesora, sin que por el momento su familia haya podido trasladar sus restos mortales a Zamora para darles sepultura.

El motivo, según las fuentes consultadas por Huelva Información, atiende a una cuestión "burocrática", a lo que otras fuentes agregan que se está a la espera de la resolución de las pruebas complementarias de la autopsia. Asimismo, este diario ha podido saber que se ha solicitado la modificación de una fecha que consta en el informe de los forenses y que es errónea.

La idea es que todos los trámites culminen cuanto antes para que la familia de la joven, que está padeciendo lo indecible, pueda recuperarla y llevarse por fin su cuerpo –que continúa en el tanatorio Atlántico de Huelva– cuanto antes a su tierra.

Entretanto, el autor confeso de la muerte violenta de Laura, Bernardo Montoya, pasa hoy su cuarta jornada en una celda de la galería de la Enfermería del centro penitenciario de Huelva. Tiene asignado un preso-sombra, que lo vigila a través del cristal de la celda contigua para evitar que se autolesione.

El Consistorio campillero se personará como acusación popular en la causa

Las fuentes de este periódico afirman que en la pasada Nochebuena el menú carcelario incluyó, entre otros, "ternera y gambas". Bernardo –como el resto de la población reclusa – lo devoró de buen grado en el penal onubense, donde se maneja con "chulería", como si estuviera en casa.

En la misma jornada la novia de Montoya, también interna de la penitenciaría de La Ribera, trató de comunicarse con él a través de la ventana de su celda del módulo de mujeres, que casualmente da a la Enfermería.

Según precisan las fuentes de este rotativo, la reclusa utilizó un papel para dibujar imaginariamente cada una de las letras del mensaje que quería enviarle, pero fue interceptada por los funcionarios. Estos informaron inmediatamente a sus superiores, que han optado por trasladarla al ala opuesta del módulo, de modo que ya no pueda tener contacto visual con su pareja.

La prisión cambia de ala en el módulo de mujeres a la novia de Montoya por intentar comunicarse con él

Hay que recordar que ambos no se veían desde el vis a vis que protagonizaron el viernes 14 de diciembre, solo dos días después de la desaparición de Laura Luelmo, cuando él acudió a la cárcel para reencontrarse con su amada.

En paralelo, el Ayuntamiento de El Campillo anuncia que se personará en la causa que se sigue en el Juzgado de Instrucción 1 de Valverde del Camino contra Bernardo Montoya por asesinato, detención ilegal y agresión sexual. Lo hará como acusación popular, puesto que no puede hacerlo como acusación particular al no ser perjudicado en el caso, como avanzó la alcaldesa campillera, Susana Rivas, al diario comarcal Tinto Noticias.

La regidora detalla que el Consistorio estará representado en el asunto por los servicios jurídicos de la Diputación Provincial de Huelva, para lo que ya se ha puesto en contacto con esta institución y se lo solicitará formalmente en los próximos días. Aunque Rivas no se aventura a adelantar la pena que pedirán para el autor confeso de la muerte de Laura Luelmo, sí asegura que por si se da la circunstancia de que este pudiera salir algún día de prisión, la institución municipal reclamará judicialmente su destierro de El Campillo, de modo que no pueda regresar nunca.

La Guardia Civil ofrece hoy en Madrid una rueda de prensa para dar los pormenores del crimen

La alcaldesa remarca que espera que el presunto autor del asesinato, secuestro y violación "pague por todo el daño que ha generado a Laura, a su familia y a todo el pueblo de El Campillo", al tiempo que quiere que se lleven a efecto "las reformas oportunas" para evitar que se repitan casos como el de la profesora interina de 26 años, asesinada presuntamente por el exconvicto que se había instalado en el número 1 de la calle Córdoba de El Campillo tras salir de prisión el pasado 22 de octubre, una vez que completó la última de las condenas que le quedaban.

En la jornada de hoy la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y otros responsables de la investigación del crimen de El Campillo ofrecerán una rueda de prensa en la sede de la Dirección General de la Guardia Civil, en la que aportarán "detalles de la investigación que ha dado lugar al hallazgo del cuerpo de la joven y posterior detención de su presunto asesino". El hecho de que la comparecencia de prensa se vaya a desarrollar en Madrid y no en Huelva –como sí ocurrió en casos tan mediáticos como el de Gabriel Cruz, en Almería; o de Diana Quer, en Galicia– ha levantado ampollas entre la prensa onubense, que ha trasladado su indignación a la Benemérita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios