Andalucía

Zoido propone ahorrar 500 millones sin bajar el sueldo a los funcionarios

  • El líder del PP andaluz ofrecerá a Griñán el lunes los detalles de su propuesta, que incluye suprimir las oficinas de la Junta en el exterior y su delegación en Madrid

Comentarios 6

El presidente del PP-A, Juan Ignacio Zoido, propondrá al presidente de la Junta, José Antonio Griñán, en el encuentro que mantendrán el próximo lunes un plan de contención del gasto corriente con el que se podría conseguir un ahorro de 500 millones de euros sin tocar las nóminas de los funcionarios públicos.

Zoido avanzó ayer en conferencia de prensa algunas de las medidas de contención del gasto que propone el PP-A, entre las que destacan la reducción en un 25% de los arrendamientos de las sedes de las consejerías y de todos los entes públicos, que supondría un ahorro de entre 30 y 45 millones de euros. Otra propuesta es la reducción de los gastos financieros por intereses de demora y la elaboración de un calendario de pagos de la Administración y sus entes instrumentales, ya que, según el PP, desde 2008 a 2011 se han pagado intereses de demora por valor de 176 millones de euros. La supresión de la Delegación de la Junta en Madrid, con un coste de 200.000 euros anuales, y la reducción de oficinas en el exterior (hay 23 repartidas por todo el mundo) es otra medida defendida por los populares, que aseguran que dichas oficinas han costado en los últimos años más de 13 millones. El plan incluye una reducción del 70% los gastos de reuniones, conferencias y cursos, que implicaría un ahorro de 10 millones de euros, y el mismo porcentaje de reducción de los gastos en información institucional, divulgación y publicidad (entre 2008 y 2011 se gastaron 33 millones en este concepto, según el PP). También propone recortar un 25% la partida de gastos jurídicos, ya que según el PP la Junta gasta unos 20.000 euros diarios en este concepto y debe "moderar la costumbre de abusar" de la interposición de recursos.

Defiende la propuesta del PP, igualmente, un recorte del 40% del gasto en estudios y trabajos técnicos y de un 70% en edición de publicaciones, lo que supondría un ahorro en total de 12,2 millones, además de un plan de ahorro en costes de electricidad, agua, gas y comunicaciones del 25%, que ahorraría más de 45 millones. Finalmente, los populares apuestan por la reducción en un 80% de los gastos indeterminados con cargo a la partida "otros" tras denunciar que el año pasado se ejecutaron por este concepto 245 millones de euros y, en lo que va de año, ya se han ejecutado casi 100 millones cuando el presupuesto era de 50 millones.

Zoido, aseguró que el plan propuesto por su formación haría innecesario reducir el sueldo de los funcionarios y explicó que en la reunión con Griñán presentará "un plan más completo" y que, aunque defenderá dichas medidas, irá "con la mente abierta".

El líder del PP-A apeló a la "responsabilidad" en el cumplimiento de los planes de ajuste, que están "para cumplirse", y recalcó que "donde gobernamos, el plan de ajuste va a ser cumplido a rajatabla". Zoido señaló que el Gobierno de la nación no ha tenido "más remedio" que adoptar "medidas drásticas", y ello ha provocado que, "lógicamente, los ciudadanos protesten", en alusión a las manifestaciones del jueves contra los recortes. Los ciudadanos "están en su derecho" de protestar, dijo el líder popular. "Ha sido una concentración numerosa de personas", comentó Zoido tras subrayar que España atraviesa una situación "muy delicada" que es "consecuencia de la herencia del Gobierno anterior, de haberse negado durante años la existencia de una crisis económica y financiera". En este sentido, indicó que el PP ha llegado al Ejecutivo en el "momento más difícil" y ha tenido que adoptar "medidas drásticas, que no quieren ni el presidente del Gobierno ni el PP, que no iban en el programa electoral, pero hay que tomarlas".

Preguntado sobre el rechazo del PSOE e IU a debatir en el Parlamento sobre la situación financiera de la comunidad y la gestión de la Junta, Zoido señaló: "Estamos acostumbrados, son treinta años de gobierno", y lamentó que esas sean "las reglas del juego que quiere imponer el PSOE, con quien IU ahora va de la mano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios