Andalucía

Vox no negociará los Presupuestos de Andalucía si Pablo Casado no se disculpa por sus "insultos"

  • José Antonio Nieto considera que decir que Vox es "de extrema derecha" no es una descalificación.

El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa. El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa.

El portavoz de Vox , Alejandro Hernández , durante la rueda de prensa. / EFE

Falta menos de un mes para que el consejero de Hacienda, Juan Bravo, presente el proyecto de Presupuestos de la Junta de Andalucía para 2019 y todavía no tiene los apoyos parlamentarios suficientes para sacarlos adelante.

No tiene una mayoría en contra, pero la que permitió la investidura de Juanma Moreno tampoco pasa por su mejor momento. El resultado de las elecciones generales y el posterior viraje de Pablo Casado han dejado tocadas las relaciones entre PP y Vox y los miembros andaluces del partido de Santiago Abascal no piensan sentarse a negociar hasta que el líder popular cambie su actitud con ello.

En Vox Andalucía no están muy satisfechos con el nivel de cumplimiento del acuerdo de 37 puntos que firmaron con el PP, pero que compromete a todo el Gobierno bipartito. El desarrollo de la Ley de Memoria Histórica, consideran, no ayuda a que esta norma se convierta en la Ley de Concordia incluida en su documento. "Si a eso le añadimos la ofensa, es como echarle gasolina al fuego", ha dicho este miércoles el portavoz de Vox en la Cámara. 

"Vox no es extrema derecha"

Con "la ofensa" se refiere a las palabras de Pablo Casado en su primera comparecencia tras la derrota del PP en las generales. El presidente nacional del PP dijo, por primera vez, que Vox es un partido "de extrema derecha" y se mostró muy duro con Abascal, quien, considera "le debe mucho al PP". Esas palabras han servido para que en Vox suban en tono de sus advertencias al Gobierno andaluz, que depende de los doce diputados liderados por Francisco Serrano para sacar adelante la mayoría de sus políticas. 

Alejandro Hernández ha sido el primero de los representantes de Vox en solicitar a Pablo Casado una disculpa pública por sus afirmaciones. "Tendrá que rectificar", ha insistido el portavoz de la formación, que considera que su respuesta a Casado no es "una rabieta ni una reacción desmesurada". Para el diputado cordobés, las frases del presidente del PP son la gota que colma el vaso.

En su opinión, Vox no es un partido de "extrema derecha". "Tenemos propuestas muy trasversales", ha defendido Hernández, quien cree que definir a partidos de izquierdas y de derechas "está desfasado". En el PP andaluz no están de acuerdo con sus socios parlamentarios. El eje izquierda/derecha está vigente, pero quitan hierro a lo que Vox considera "insultos".

"Vox es al PP lo que Podemos al PSOE", ha espetado hoy José Antonio Nieto, portavoz parlamentario del PP, quien ha asumido las declaraciones de su presidente nacional, con un matiz. Nieto está convencido de que Vox está a la derecha del PP y, aunque no lo ha dicho de forma expresa, coincide con su jefe de filas. "No tenemos ninguna duda", ha dicho cuando se le ha preguntado si Vox es de "extrema derecha". Pero también ha anunciado que no permitirá "cordones sanitarios" en torno a Francisco Serrano y los suyos. 

Ultimátum a los presupuestos de Andalucía

Sobre el enésimo ultimátum de Vox y los Presupuestos de la Junta, Nieto no considera necesario que Pablo Casado se disculpe, pues no cree que haya que excusarse "por algo que no descalifica". "Es simplemente una ubicación" ha añadido el portavoz popular antes de quitar hierro a la amenaza de la formación de Abascal y las cuentas de la Junta. "Nadie entendería que un partido serio base su apoyo a los presupuestos en algo tan peregrino como lo que están planteando", ha sentenciado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios