Andalucía

Juanma Moreno pide "responsabilidad" para evitar una tercera ola tras la Navidad

  • El presidente reconoce que todavía no se han decidido las normas que estarán vigentes en las fechas festivas

Juanma Moreno sale de la reunión con el Comité de Expertos. Juanma Moreno sale de la reunión con el Comité de Expertos.

Juanma Moreno sale de la reunión con el Comité de Expertos. / EFE

El Gobierno andaluz quiere que la Navidad sea "la mejor de las posibles", pero advierte ya a la ciudadanía que la relajación de las restricciones en las fiestas podrían provocar una tercera ola. "En nuestras manos está poder impedirlo", ha dicho este domingo Juanma Moreno en una comparecencia desde Granada, donde ha anunciado que esta provincia podrá abrir desde mañana la actividad no esencial hasta las 18:00 tras reducirse la incidencia acumulada en un 65% desde el pico alcanzado a finales de octubre o principios de noviembre. 

"Este año la Navidad será distinta", ha reiterado el presidente de la Junta antes de reconocer que su Ejecutivo pretende relajar las restricciones en la segunda quincena de diciembre. El objetivo es permitir que "en fechas tan afectivas" se permita una cierta movilidad y, por lo tanto, una mayor actividad económica. Sin embargo, Moreno ha admitido que el Gobierno andaluz todavía no tiene claro qué decisiones pondrá en marcha una vez finalicen las medidas vigentes hasta después del puente de la Inmaculada, el 10 de diciembre. 

"Eso está pendiente de cada uno de los días, no hay nada cerrado", ha insistido el presidente de la Junta, en referencia al análisis que los expertos del comité regional hacen de la evolución de la pandemia. Moreno no ha dado más detalles y lo deja todo para el 10 de diciembre y la situación epidemiológica que haya entonces. Mientras tanto, el jefe del Ejecutivo se centra en reclamar un "comportamiento ejemplar" en los próximos días, pero también en durante la Navidad. 

Según Moreno, los expertos alertan que "a poco que nos relajemos" la incidencia volvería a subir de manera "notable". "Eso sería terrible para la economía y la pérdida de vidas humanas", ha recordado el presidente de la Junta, que ha asegurado que la Consejería de Salud seguirá haciendo cribados en toda Andalucía y "especialmente en Granada". "Queremos seguir testando, revisando y chequeando", ha dicho Moreno, quien ha descartado que la provincia nazarí vaya a seguir una evolución más lenta en la relajación de medidas por haber sido el único territorio sin actividad no esencial durante tres semanas.

El jefe del Ejecutivo no se ha querido pronunciar tampoco sobre la fecha en la que se abrirá la movilidad interprovincial y entre municipios, com pretende el Gobierno andaluz en fechas previas a la Navidad. Sí ha reconocido Moreno que es posible que la apertura no se haga en toda la comunidad, ya que en los distritos sanitarios donde la incidencia del virus se mantenga demasiado alta esta prohibición podría seguir vigente. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios