Coaching

Treinta items para una vida más plena

  • Nosotros somos la felicidad que buscamos

Ilustración Ilustración

Ilustración / Sara Pequeño

Bert Hellinger, exitoso teólogo espiritualista alemán, afirmaba en una entrevista realizada por Dorit Vaaming, que una vida plena es una vida en la que nos sentimos en sintonía con la realidad como es. Es decir, aceptar  los padres y familia que nos ha tocado, tal cual son. La cultura de donde provenimos, nuestras limitaciones y las posibilidades que tenemos. Para muchos, una vida plena es una vida completa, donde se es feliz junto a la familia, trabajando en lo que nos gusta, teniendo tiempo libre, amor, dinero y salud. No hay una definición consensuada a lo que vida plena se refiere pero si podemos disponer de determinados conocimientos para poder llegar a ella: 

  1. El vacío interior es falta de amor. Llénalo amando y permitiéndote ser amado.
  2. La alquimia, la transformación se realiza desde tu interior hacia el exterior. El día de hoy aprende a conocerte, trabaja en ti mismo, y el resto de tu vida recogerás las recompensas.
  3. Ante acontecimientos que te perturben busca soluciones. Recuerda que todo pasa. El sol siempre vuelve a salir.
  4. Lo semejante atrae a lo semejante: atraemos lo que somos. Conviértete en la persona que deseas atraer a tu vida. Créate a ti mismo.
  5. Obsérvate, ¿Qué estás atrayendo a tu vida?. Pregúntate si lo que estás haciendo hoy te enfoca al lugar en el que quieres estar mañana.
  6. Activa los neurotransmisores de la felicidad: Serotonina: agradece cada día, disfruta de la naturaleza, recuerda momentos que te hicieron feliz. Endorfina: practica hobbies, ríe, baila, canta. Oxitocina: medita, abraza, da. Dopamina: duerme de 7 a 9 horas al día, celebra tus logros diarios, realiza ejercicio físico.
  7. En lo que te enfocas se expande. Enfócate en pensamientos agradables. La calidad de nuestra vida es el reflejo de nuestra mente.
  8. Las altas expectativas nos suelen defraudar. No esperes nada de nadie, disfruta del momento.
  9. Solo los que habían pasado por mi camino entendían de qué estaba hablando. No pretendas que los demás entiendan tus decisiones ni tu caminar. Vive libre sin temor al que dirán.
  10. Se fiel a tus valores. Alinea lo que piensas, sientes y haces para mantener la coherencia que te proporcionará estabilidad.
  11. Hay una historia detrás de cada persona. Hay una razón por la cual actúan como actúan y son como son. Evita juzgarte y juzgar cada cual tiene un camino recorrido y por recorrer que como tú ha de aprender a transitar. No hay vidas perfectas. La perfección es una pulida colección de errores.
  12. Superar el miedo a lo desconocido nos expulsa de la zona de confort. Nada que temer, cada semilla sabe cómo germinar.
  13. No todo se puede controlar. Simplifica, si aprieta no es el camino, si fluye, es por ahí.
  14. Cuando perdemos el miedo a la soledad nos volvemos libres, como libres somos cuando mueren los apegos. Antes de permitir estar mal acompañados, mejor elegir estar solos.
  15. Tener, hacer, pensar y ser es el orden de la mayoría. En cambio en el orden del buscador es ser, pensar, hacer, tener.
  16. Equilibra la vida profesional y personal. Lo que no cuidamos lo perdemos.
  17. Evitar los problemas que necesitas afrontar, es evitar la vida que necesitas vivir.
  18. Vivir desde el amor sin miedos hace que todo en la vida vaya llegando.
  19. Si focalizas tu objetivo, y lo sientes como tal, no habrá nada que te pare. El éxito consiste en confiar en ti y creer que no hay nada imposible. La suerte la creas tú.
  20. Cuando alguien te diga que algo no se puede hacer recuerda que está hablando de sus limitaciones no de las tuyas. No te compares ni emitas juicios hacia ti mismo. Rodéate de quien te impulse avanzar.
  21. Escúchate. Sigue tu corazón, tu intuición y no te equivocarás. Las vibras son reales, la intuición existe, la energía no miente. Cree en ti.
  22. El cariño y el respeto si es condicionado, no es real. Lo que se ama se deja libre y se mantiene con el cuidado diario.
  23. Encuentra tu propósito de vida. Es aquello que está en ti en forma de don, te apasiona y hace sentir bien en soledad pasando horas dedicándote a ello sin ser consciente de que el tiempo pasa. El propósito de vida no depende de circunstancias externas, sino solo y exclusivamente de ti.
  24. Sé que es difícil soltar, sobre todo lo que ya nos soltó, pero es más difícil vivir amarrados a quien ya nos dejó.
  25. Busca tu paz interior y encuentra tu esencia. Cuando lo hagas sentirás que a nada le temes, porque ya te has encontrado a ti.
  26. Aprende a gestionar tus emociones.
  27. Atento a las señales. La vida nos va poniendo en el camino todo aquello que necesitamos saber y las personas adecuadas para nuestro proceso y entendimiento. Acepta que la vida es cambio.
  28. Valórate, aprendiendo a fijar límites y perder el miedo a decir no .Tu religión es la de creer en ti mismo
  29. Invierte en ti. Dedícate tiempo.
  30. Tu magia está en lo que trasmites. Somos energía vibratoria, luz en un cuerpo humano con un poder interior que trasciende cualquier fuerza. Eleva tu frecuencia de vibración:
  • Vive el presente. El pasado trae depresión y el futuro ansiedad. Tú no eres ni pasado ni futuro, tú eres AHORA.
  • Perdonate y perdona: Libérate del lastre de los resentimientos, la culpa y el rencor.
  • Vive con gratitud y ábrete a recibir más. La vida es aprendizaje.
  • Desintoxícate: nutre tu cuerpo, tu alma y tu mente.
  • Reparte amor y ayuda a los demás. El que da está en una situación de privilegio, ya que no se encuentra en la necesidad de tener que recibir.
  • Escápate al campo y nútrete de la naturaleza.
  • Aléjate de lo tóxico: la queja, el cotilleo, la envidia, negatividad…
  • Limpia y ordena tus espacios: elimina aquello, objetos y ropas, que no uses o esté viejo o roto. El desorden, la suciedad y la acumulación de objetos que no uses bajan tu nivel de energía.
  • Recuerda todas las cosas que has conseguido y has superado. Si pudiste una vez lo harás más. Cree y confía en ti.
  • Cuando todo te abandona, Dios está contigo. Y cuando Dios está contigo, apareces tú. Medita busca espacios para tu reencuentro.

 

 

Cuando tu cambias todo cambia

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios