El niño de Ubrique operado de un tumor recibirá clases en casa

La Unión de Sindicatos de Trabajadores de Andalucía (Ustea) celebra que Alejandro, el niño de Ubrique de ocho años que el curso pasado fue intervenido de un tumor cerebral y que se encontraba "sin escolarizar", ya esté recibiendo clases.

Según han informado fuentes sindicales a Europa Press, tras la denuncia pública que realizó Ustea el pasado martes, en la que señalaba que la Junta de Andalucía tenía al pequeño ubriqueño "abandonado" y "sin escolarizar" al no tramitar su solicitud para acogerse al Programa de Acompañamiento (PROA) -gracias al cual el menor recibe en su propio domicilio la visita de un maestro que tutela su aprendizaje-, "al día siguiente ya se dio el visto bueno para activar dicho programa". De esta manera y "tras perder dos meses lectivos", Alejandro recibirá clases en su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios