La corredera

Antonio / Morillo / Crespo

"Euscádiz"

NOS felicitan unos amigos de Bilbao diciendo "muchas felicidades y más ahora, cuando sois más nuestros, somos Euscádiz". Pensé que hubieran hecho una Peña gaditas allí residentes, poniéndole por nombre así, Euscádiz, en vez de Euskadi y a la vez uniendo y sintetizando ambos nombres, ambos pueblos. Pero no ha sido así, me explican ellos. Sino que los bilbaínos, que por aquí residen, veranean o vienen, tan encantados están de nuestra tierra, gente y mar, que forman un conjunto, que ellos mismos llaman Euscádiz.

Me llegó al corazón ¡tanto sufrir con la jodida Euskalerria! que de allí te llegue un mensaje de hermandad, de doblar España Norte/ Sur y darnos un abrazo bilbaínos y gaditanos. Que ya hace muchos años por los caminos del mar navegaron juntos nuestros abuelos vascos y andaluces, rielando travesías por los océanos del mundo y por ahora que tenemos tantos genes y reaches mezclados. No creo sea una quimera en el día de los Inocentes, el día de Herodes el infanticida. Y si lo es, una bella quimera, que se haga realidad ¿Por qué no soñar ? Hay historias bellísimas donde la no beligerancia, la no violencia, desde Jesucristo hasta Gandhi, se han impuesto en la historia de la humanidad. Me contaron los que fueron al Cádiz / Real Sociedad, que los invitaron en la insigne y emblemática Villa de Ermua una Peña que se autotilula La Pitxa ¿Y por qué no la llamáis, como Dios manda, La Picha? Contestaron ondeando ikurriña y verdiblanca "Es mejor así, no se debe echar agua al mar" ¡Buena filosofía, sí señor! Es un detalle simpático . Y espaldarazo a la antes referida hermandad de los nuestros que por allí viven.

Y hablando de Herodes. En el granadino Colegio Mayor de Santiago, donde tuve el honor de estudiar, el médico oficial, al parecer años atrás, intoxicó a unos niños con tiña, al equivocar una fórmula magistral. Se tocaba la campana del patio cuando llegaba el galeno y con crueldad y broma estudiantil, de todas las ventanas se gritaba ¡Herodes! ¡Herodes! Nadie iba a verlo, para eso estaban los compañeros alumnos de Medicina. Pues ojalá entre Euscádiz, la Peña Pitxa, la desaparición de los Herodes y la ilusión del nuevo año amanezca, como decía la Iliada "la Aurora de cabellos rosados por el horizonte..." llenando de paz desde Eus hasta Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios