El alambique

José / María / Morillo

¿Seré yo?

QUE duda cabe que la televisión, y ahora también Internet, han supuesto una revolución por cuanto las noticias son inmediatas gracias a las posibilidades que nos brindan dichas nuevas tecnologías. Por estos días, con la Feria de Primavera aún como teloncillo de fondo, una noticia ha salido profusamente en la televisión, en la prensa escrita; ha sido corrillo de barras y tertulia en los trabajos. También se ha publicado en el famoso Youtube (página web donde los ciudadanos envían vídeos de diferente temática) lo que ha revolucionado a los seguidores, y también a los detractores de un personaje que conserva, aún, una cierta notoriedad, aunque solo fuera por sus reiteradas esdrujulaciones. Sus salidas de tono, antes y ahora, lo han llevado a ser estrella mediática, mal que le pese, y le ha supuesto ponerse en evidencia delante no solo de sus paisanos, sino del mundo mundial. Basta conectarse con la paginita de marras (Enrique Alcina dixit) y allí tiene usted servido, en varios platos, sus ¿jocosos? comentarios. Más aún, algunos de sus compañeros o que sirvieron a sus órdenes, se preguntan entre ellos desde hace varios días, todas las mañanas, en el desayuno: "¿Seré yo?". Y es que en el vídeo más visto estos días en Internet, también en Antena Bahía, se dejaba caer un interrogante final que ha levantado diferentes reacciones entre sus antiguos pupilos y subordinados: Antonio, Fernando, Enrique, el otro Fernando, se preguntan quien será de ellos el elegido, el nominado, el señalado por el dedo de este caído dios menor, que le hace resaltar entre tanto desagradecido -gente mala- que no sabe con quien se las ha estado jugando. No se que opinarán los jueces sobre el particular, aquellos jueces de línea a los que tanto criticaba. Aun es pronto para salir de dudas porque, en el Real Murcia están dudando si le renovarán contrato como entrenador o, por el contrario, Javier Clemente será, definitivamente, el nuevo seleccionador nacional del país africano de Costa de Marfil. Para entonces muchos de sus antiguos compañeros, aspirantes a ese puesto, despejarán la duda: "¿Seré yo?".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios