Aburre ya tanto el Carnaval de Cádiz que ha agotado los temas y busca por todas partes.

Antes por lo menos las agrupaciones se metían con el alcalde o alcaldesa de turno pero como está el Kichi, que es uno de ellos, nadie le dedica ni una triste letra. Todo puntero.

Por eso tiran para Cataluña. Antes, cuando los comparsistas se vestían por los pies no dejaban vivo a un concejal. Empezando por Mariscal y terminando por el de Teófila porque no tengo ni idea de quien es el actual. Ahora no. Con el alcalde Kichi no ni se atreven porque saben que la próxima visita será con dinamita.

En el carnaval de antes no había más catalanes que el chico y el grande y ahora hay que tirar de Puigdemont -que parece el catalán mediano- para cortarle la cabeza o elogiarlo, como canta esa comparsa que dice que como ellos defienden a Cataluña deberíamos nosotros de defender a España. Los mismos que en el año que viene, en otro pasodoble, van a cantar todo lo contrario.

A ver si defienden a España el 11 de marzo en el Gran Teatre del Liceu. Si se atreven. Pero no les van a dar caña a los catalanes en la cita del Liceo, como la caña que nos dan a los gaditanos desde el Falla, donde nos dicen lo chungos que somos, lo poco que defendemos lo nuestro y nos ponen la cara colorá.

Hay que tener ganas, con la que hay liada con los consellers presos en Estremera y los lacitos amarillos, para ir al Liceo en una comparsa que se llama 'Los prisioneros'.

Los van a brear.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios