Torre Alta

Tito Valencia

La importancia de la estabilidad

Hay muchos colectivos sociales y económicos que tienen en su mano hacer algo

Hablaba en mi anterior comentario sobre el estado emocional. En este caso era la emoción de la regidora de nuestra ciudad sobre la marcha de su gobierno. Las emociones se contagiaN, es un estado de ánimo de una persona que se traspasa a un colectivo. Es buena esa transmisión, un liderazgo debe emitir buenas señales, confianza, seguridad. Como buenas sensaciones son las que ha trasmitido la gran cabalgata de Reyes que se va consolidando como una gran atracción que atrae a los ciudadanos de los pueblos cercanos. Pero en política la comunión entre gobernante y gobernados se trasmite mediante hechos reales. Los ciudadanos necesitamos ver que en la ciudad se empieza a pasar de los anuncios a la realidad, es decir, que se pasa del papel al ladrillo, y esto es lo que hace que se contagien las emociones desde el gobernante al gobernado.

La alcaldesa se debe de sentir muy satisfecha con este comienzo de año, comprobando que sus deseos se hacen realidad. Han dado comienzo las obras de la carretera de la playa, de gran importancia turística, y el principio de lo que puede significar la gran avenida de entrada a La Isla, me refiero a la avenida Pery Junquera que va a sufrir una gran intervención. Es el comienzo de un gran proyecto para una gran ciudad, dice la alcaldesa, aun reconociendo que hay muchas trabas administrativas y mucho que cortar. Pero tiene razón.

Pedía en mi carta a los Reyes que La Isla empezara a hacer realidad los proyectos que estaban pendientes, pedía pruebas de lo que tenía que llegar. Pensemos por un momento, ¿cuánto tiempo lleva la playa de Camposoto sin recibir ninguna actuación de mejora urbanística? No estoy seguro, pero creo que desde que se inauguró. Por tanto, creo que es importantísimo que se amplíe sus accesos para beneficiar la llegada de visitantes. Es poco, sí, pero es un comienzo importante. Y lo mismo podemos decir de la avenida Pery Junquera, que soporta una gran cantidad de vehículos diarios y que debe convertirse en una gran arteria para una gran ciudad.

Y estamos hablando de una ciudad, la nuestra, que esta necesitada de muchos cambios, muchos. Y para esto se necesita de un gobierno estable. Y digo esto porque la estabilidad política es una garantía de buen gobierno. Señalaba días atrás este diario, que se avecinaba un año muy inestable para muchos gobiernos importantes de nuestra provincia. Un año convulsivo. Y entre estos no figuraba el nuestro, a pesar de estar en minoría. Eso es consecuencia de la responsabilidad de todos los partidos que forman la Corporación Municipal, pero sobre todo del buen trabajo desarrollado por la alcaldesa y su equipo. De esa estabilidad el mayor beneficiado es la ciudad.

Por consiguiente, es bueno comenzar el año con optimismo, con esperanza, y con el deseo de que pronto podamos seguir anunciando lo que tiene que llegar. Pero sigo diciendo que hay muchos colectivos sociales y económicos que tienen en su mano hacer algo, también, por su ciudad. Todo no puede venir de lo público.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios