Primeros planos

Javier Anso

Perdóname la vida

Antes que nada, felicidades Diario de Cádiz por tus 150 años. ¡Y que cumplas muchos más!

En las paredes de La Habana no hay muchas pintadas. Por eso me llamó la atención esta que encontré hace unos días: "Perdóname la vida".

Qué historias habrá tras de esas palabras tan solemnes y rotundas, me pregunté. Qué padres pidiendo perdón a sus hijos, o viceversa. Qué esposo a su esposa, o viceversa. O qué otras situaciones más difíciles de imaginar.

Me llamó la atención que no se está pidiendo perdón por esto o por aquello. No se pide perdón por algo concreto sino por toda una vida, como si todo en ella hubiera sido fracaso, engaño, mentira o infidelidad a la palabra dada.

Al leer el mensaje pensé en su autor y recé por él. Para que haya sido capaz de perdonarse a sí mismo, que es lo más difícil según los entendidos; y para que haya encontrado el perdón que solicita y que podría sanarle y darle una nueva oportunidad. También para que haya podido reparar el mal causado. Recé y pensé también en la otra parte, la destinataria del mensaje, y le deseé que fuera capaz de perdonar, de cerrar una etapa dolorosa de su vida y abrirse a otra.

Nuestra sociedad, y cada uno de nosotros, necesitamos perdonar y ser perdonados. No podemos vivir cargando para siempre con nuestros actos. Perdón y reparación son necesarios. Ojalá fuésemos capaces de construir una cultura de misericordia y de perdón.

Ha fallecido hace pocos días un gran nicaragüense, el sacerdote Miguel D'Escoto, cuyo compromiso cristiano y de entrega a los demás le llevó a asumir, no sin críticas por ello, compromisos políticos a favor de su pueblo. Al despedirle se reconoce su grandeza y la pureza de su compromiso cristiano. "Fue un hombre que sirvió con una conciencia de que lo que estaba haciendo lo hacía bien, y lo hacía por ser un cristiano, por ser un nicaragüense y por ayudar a su pueblo", dijo en su sepelio el cardenal Leopoldo Brenes. ¡Gracias, P. Miguel por tu vida y tu profecía! Descansa en paz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios