Análisis

antonio morillo crespo

Pensativos

Como estamos cansados de tantas noticias horrendas, truculentas… he pensado que hoy mi artículo arranque una sonrisa, refiriendo algunas anécdotas vividas en la botica. Que la gracia no es del boticario, sino de las circunstancias vividas. Siempre, y como es lógico, contando el pecado y no el pecador y sobre todo con el máximo respeto para los protagonistas a quienes siempre he tratado con mi afecto, consideración y aprecio. La primera, que fue hace pocos días: llega un ciudadano y me pide "una caja de pensativos". Rebobino el cerebro e intuyo lo que desea, entregándole una de preservativos. De espaldas me entra la risa, que contengo, pero al instante comprendo la paranomasia (confundir palabras parecidas) que el hombre tenía, porque el asunto le ha podido ocasionar algunos "pensativos" que ustedes podrán imaginar. Así que el ciudadano no iba mal encaminado, tenía mucho que pensar.

Otra, observé que un hombre se acercaba y, al encontrase con la auxiliar, tras un ligero titubeo le espetaba "una caja de aspirina" y se la llevaba. Así pasó varias veces y ya llevaría en su casa un buen stop para dolores de cabeza. La siguiente me acerqué y le dije que lo que él quería eran preservativos. Afirmó y entonces le di la clave. La próxima vez di al entrar "volverán las oscuras golondrinas…" y ya entendemos. Efectivamente llegó otra vez y al nombrar las golondrinas le preguntó el auxiliar "en bandadas de seis o de doce".

Tercera. Me dice un chaval: quiero una caja de preservativos marca "duralex". No tuve más remedio que decirle que duralex no, porque le podía hacer daño, que le daba "durex", que así se llama la marca que deseaba. Nos reímos ambos y tan amigos.

P/D Aparte de las anécdotas hay que corroborar que los tales artificios han sido fundamentales y decisivos para controlar el sida, verdadera y trágica epidemia. Y dicho esto sin duralex, con bandadas de 12 golondrinas y con muchos pensativos, me despido de ustedes afectuosamente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios