Ser o no ser

José guerrero 'yuyu'

Números de Premier

El Cádiz consigue que se vea posible ganarle a cualquier rival por grande que suene

Si hace dos años nos hubieran dicho que, de todos los equipos europeos de las grandes ligas, solo el Manchester City de Pep Guardiola iba a estar por delante del Cádiz en victorias consecutivas, nos hubiera entrado la risa tonta. Pues créanselo. Los de Manchester suman 15 victorias seguidas en Liga y luego está el Cádiz con 6. Y si me siguen creyendo, tampoco cambio a Cervera por Guardiola en el banquillo cadista. Prefiero a alguien con el amarillo en el corazón antes que en la solapa, en forma de lazo. Álvaro Cervera se revaloriza día a día en el banquillo. Donde unos ven euforia por ganar, Cervera ve sufrimiento innecesario ante un rival con nueve. Donde la mayoría vemos alegría en una victoria, Cervera ve preocupación por mejorar aspectos defensivos que pueden costar caro. Y con estos mimbres, resulta complicado que al equipo se le vaya a subir el éxito a la cabeza, algo que considero imprescindible para cualquier objetivo en esta división tan igualada. Lo mejor para este Cádiz es que a falta de tres jornadas para acabar la primera vuelta y toda la segunda por delante, está a solo 19 puntos de volver a sellar la permanencia y, a partir de ahí, repetir la lucha por el sueño del ascenso. A los que así pensamos nos acusaran de conformistas, pero los que nos hemos tragado años y años en Segunda B no se nos van de la cabeza esos campos y esos rivales de Dios. Y me alegra que ese sea el discurso oficial de Cervera.

En Segunda División lo que hoy es blanco mañana es negro. No hace falta irnos a temporadas anteriores. En la pájara de ocho partidos sin ganar, empezaron los temores a que lo mismo esta temporada no era tan divertida. Y hoy en día nadie ve peligrar la permanencia. Así que prudencia, que con ella se llega al fin del mundo. El equipo está mostrando una contundencia impecable, sin encajar un solo gol en seis partidos de liga y venciendo en todos ellos. Y el rival de hoy se presta a convertirse en la séptima víctima seguida, pero ojito que aquí el más tonto te hace un reloj y además tenemos bajas a mansalva. El Cádiz ha conseguido en las últimas jornadas algo importante, y es que se vea posible ganarle a cualquier rival, por grande que suene. Han caído Sporting, Valladolid y Zaragoza, y la visita de la semana que viene a Tenerife se afronta con otro talante. Con el de saber que se pueden lograr allí los tres puntos.

El Cádiz asusta. Y esa es una de las armas más poderosas que se pueden tener en el fútbol. La liga se está poniendo guapa. Y ojito con la Copa del Rey. El Sevilla no pasa por su mejor momento deportivo, con criticas de prensa y de afición. Al equipo de Berizzo solo lo salva, de momento, la clasificación. La calidad que tienen es indiscutible, pero el clima se puede enrarecer si de aquí al partido de ida en Carranza los sevillistas encajan un par de reveses. Y para colmo, entre Cádiz y Cádiz en Copa tienen al Betis en Liga. Así que Guardiola, lo siento pero de momento no hay hueco en el banquillo cadista. Y ojalá sea para largo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios