La fulminante historia del Manga en España

  • Mazinger fue la prehistoria; Dragonball, la explosión; Pokemon, el negocio; y los salones, el cénit del movimiento

Los inicios de las primeras series anime en España datan de los años 70 cuando las televisiones comenzaron a emitir lo que ahora mismo son considerados como clásicos del anime. En la mayoría de estos casos, el manga propiamente dicho no consiguió alcanzar las fronteras españolas.Los jóvenes de los ochenta se levantaban cada mañana con ganas de ver a esa niña de ojos saltones llamada Heidi, o con las ganas de vivir las mismas aventuras de Mazinger Z o el aclamado Comando G. Muchos de los que hoy son padres se aprendieron de jóvenes las melodías en japonés que estas series proponían. Eran un dibujo diferente, muy animado y con rasgos anormales en las personas de verdad. Una de las películas japonesas de animación más famosas y que catapultó a Japón a la exportación del manga fue Akira de Katsuhiro Otomo que se estreno en 1988. Muchos la consideran como la mejor película de animación de todos los tiempos. Las editoriales se lanzaron entonces a la publicación de mang. Debido al éxito que el dibujo japonés estaba teniendo, las cadenas de televisión se montaron también en el carro del manga y comenzaron a emitir varias de las series más famosas de la historia. Durante esos años noventa se originó el nacimiento en España de la fanmanía por Bola de Dragón, Oliver y Benji y Caballeros del Zodiáco. En este apogeo del anime las televisiones por satélite también tomaron parte. Canal + comenzó la emisión de El Guerrero Samurai: Ruroni Kenshin y muchas cadenas autonómicas se unieron a esta moda. Por aquel entonces el manga y el anime ya estaban bien asentados en la cultura occidental aunque un gran número de personas desconocía que esas series provenían de Japón. Las televisiones de pago crearon a finales de los 90 canales donde predominaba el anime como es el caso del canal Buzz, que hasta 2008 emitió muchas de las series exportadas desde Japón.

A partir del 2000 se produjo un cambio en la temática de los anime que se contrataban. Fue el nacimiento de Pokemon y Digimon en España. Estas dos series han creado un imperio propio. Otra de las novedades de la nueva era fue Shinchan, una serie con unos dibujos muy poco definidos que, sin embargo, por su carácter ácido y sus salidas de tono consiguió encandilar al público español, o al menos que se hablara de él. .

Por otro lado, las editoriales que se iniciaron en la publicación de mangas fueron perdiendo poder frente a dos empresas que a día de hoy son las líderes en venta de este tipo de cómics: Norma Editorial y Ediciones Glenat.

Actualmente Norma Editorial trabaja reeditando los clásicos con los que comenzó como son Astro Boy, Capitan Harlock, Black Jack o La Princesa Caballero. Además publica tomos para mujeres adultas y jóvenes, seinen manga como los afamados Gatz, La Espada Inmortal y el yaoi Gravitation Mix, shojo manga entre los que destacan Sakura Card Captor y Fushigi Yugi y shonen manga, que son los que aportan el mayor número de beneficios ya que Glenat se ha hecho con muchas de las series de éxito no sólo en España sino también en el resto del mundo, como Bleach, y Naruto, dos negocios verdaderamente rentables.

¿Y todo esto hasta que punto ha evolucionado? Hasta los Salones Manga, eventos que se celebran por toda la península en los que se reúnen aficionado de todas las edades para comprar tomos y merchandising de sus series favoritas, hacer fotos a los disfraces, cantar las canciones, por supuesto en japonés, en el karaoke y disfrutar del fin de semana en compañía de gente que comprendan sus gustos. Entre las convenciones más conocidas en España se encuentra El Salón Manga de Barcelona.

Este año se celebra su XV edición y cada vez son más los que acuden para disfrutar del salón más grande de España. Muchos son los que dicen que se ha convertido en una convención comercial, destinada solamente a la compra de artículos y que en él escasean las actividades de ocio pero por muchas críticas que reciba sigue llenando el aforo. En la pasada edición, durante los cuatro días que estuvo abierto, recibió más de 60 mil personas desde todas las partes de la península. Allí es donde cada año se celebra un concurso muy especial en el que no sólo esta en juego el premio sino la representación Española. El World Cosplay Summit se celebra aparte del concurso general de cosplay y de ahí es de donde saldrán preseleccionados los cosplayers que se convertirán en los delegados españoles durante la final mundial que se celebra en Nagoya, Japón. Las normas son muy estrictas y cada año las actuaciones se vuelven más sorprendentes y los trajes más elaborados. Todos quieren ganar pero sólo una pareja puede ir.

El segundo puesto en el ranking lo ostenta una convención gaditana. El Salón Manga de Jerez, que se celebra desde hace diez años en el edificio de Ifeca, junto al recinto ferial. Su principal característica es el ambiente distendido y de diversión que se respira en su interior.

En Cádiz se viene celebrando desde hace tres años. Fue posible gracias a la asociación de manga y anime residente en la capital, Aniraise. Este evento tuvo muy buena acogida entre el público y en estos tres años se ha ganado muy buenos votos a su favor ya que siempre ha intentado que cada año haya algo novedoso, ya sea en actividades, stands o tiendas para que todos los otakus disfruten durante el fin de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios