JUAN LUIS BELIZÓN. DELEGADO TERRITORIAL DE EDUCACIÓN DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

"El objetivo es claro, mantener las unidades de la escuela pública"

  • El nuevo responsable de Educación asegura que el Gadir volverá a ofertar Infantil de 3 años el próximo curso

Comentarios 2

El matemático Juan Luis Belizón se define como una persona "muy cercana", y justo esa impronta de cercanía la pretende utilizar, ahora como delegado territorial de Educación, en aras de "encontrar soluciones a cualquier problema que se plantee".

-La Escuela de Hostelería de Cádiz dependía de Empleo, luego pasó a Educación y ahora regresará de nuevo a Empleo. Y por enésima vez se ha vuelto a anunciar una solución definitiva, ¿esta vez va en serio?

-La solución es difícil, o pienso que debe ser difícil. Sinceramente, cuanto tomé posesión como delegado de Educación ya me comunicaron que existía la posibilidad de que la Escuela volviera a depender de Empleo y se integrara en el SAE, así que no he estudiado en profundidad la problemática del centro. Pero el sentido común me dice que cuando una situación se encona durante tanto tiempo es porque la solución no es nada fácil. Es probable que la veamos en estos días, ya que el vicepresidente de la Junta ha dicho que a finales de este mes se anunciaría ya una posible salida que desbloquee la situación.

-Pero los profesionales de los consorcios andaluces siguen sin cobrar. A los empleados de la Escuela gaditana se les adeuda cinco nóminas, y a los de otros centros se les debe hasta 18.

-Lo que ha pasado no ha sido normal, pero también es verdad que ha habido una gran preocupación y ocupación por parte de los responsables políticos. No ha sido fácil encontrar una solución, pero con ella vendrá ahora el pago de las nóminas.

-¿Y cómo valora esa posible integración de la Escuela Fernando Quiñones en la Escuela de Hostelería de Cádiz?

-La Junta de Andalucía quiere mantener la Escuela de Hostelería. Es un centro que ha dado muy buenos resultados y con muy alto nivel de inserción laboral. No puedo hacer ahora una valoración, pero si sumamos esfuerzos con dos centros con unos niveles de inserción laboral muy altos, evidentemente el efecto será mucho más positivo.

-La directora del colegio gaditano Gadir considera que el cierre de la unidad de Infantil de 3 años de su centro es ahora mismo el principal problema de la escuela pública en Cádiz capital.

-No, el problema más grave que hay en Cádiz es la curva demográfica, que baja. No es la pérdida de unidades en la escuela pública. Cádiz ha sufrido un decremento de nacimientos en los últimos años. Es por ello que a la hora de escolarizar a alumnos de tres años ha habido menos demanda, pero se ha ofertado el mismo número de unidades. La Delegación no suprimió la unidad previamente, sino que ante la escasa demanda propuso un aula mixta para niños de 3 y 4 años. Esto no es ningún experimento, se hace en colegios rurales y donde el número de alumnos es bajo. El objetivo de la Delegación es, por supuesto, la defensa de la escuela pública, y mientras no haya una razón clara y rigurosa de pérdida total de alumnos no puede dejar de ofertar unidades. Luego el Gadir volverá a ofertar el próximo curso todas sus unidades, y esperemos que la demanda de plazas sea más elevada.

-La directora critica que se sigan manteniendo los mismos conciertos de hace 30 años, cuando había 30 alumnos por aula.

-Pero también se mantiene la oferta pública. Se mantienen los porcentajes de oferta pública y concertada. No se ha aumentado la oferta concertada y se ha disminuido la pública. Es la misma oferta.

-Es la misma a pesar de que la natalidad ha descendido en la ciudad de forma notable en los últimos años.

-Si el año que viene la curva demográfica sigue bajando y tenemos que restar unidades, la apuesta va a ser mantener las unidades en la pública. Nuestro objetivo es mantener la oferta pública.

-En el curso 2016/17 toca revisar los conciertos educativos.

-Exacto, pero eso ya no depende de nosotros, sino que corresponde a la dirección general. Se analizarán los datos, se verá la oferta existente y ya se decidirá si se mantiene o no. Pero ahora mismo desconozco los planteamientos que tiene la dirección general. Esta semana vamos a tener ya una reunión de coordinación con todas las direcciones generales y nos contarán todo lo referente a cada una de las competencias de ordenación, planificación y participación. Pero el objetivo es claro, mantener las unidades de la enseñanza pública.

-En el IES Fuerte de Cortadura existen diversas deficiencias que no se pueden corregir con la partida de gastos de funcionamiento del centro. Y hace unos meses la Casa de las Artes no podía hacer frente a los gastos de luz y de mantenimiento. ¿Cómo va a solucionar la Administración estos problemas?

-Es verdad que hace cinco años los centros de Secundaria contaban con una partida para inversiones con la que se resolvían los problemas de mantenimiento. Ese montante se suprimió con la crisis económica, pero también es cierto que las dotaciones que ahora tienen los centros son externas, es decir, que si precisan de mobiliario o de material informático provienen directamente de la Consejería, por lo que ahora mismo el gasto de funcionamiento puede emplearse en reparaciones y en el pago de servicios como los de la luz y el agua. Los consejos escolares son los que aprueban los presupuestos de los centros, son los que tienen que arbitrar las medidas para que no se produzcan determinadas situaciones.

-¿Y está previsto recuperar esa partida para inversiones que se asignaba antes a los centros?

-Inicialmente no está previsto, y el Plan OLA ya ha finalizado. Se inició en 2010 con plazo de finalización en 2015. Imagino que la Consejería pondrá en marcha ahora otro plan de mejora de centros, con el fin de seguir acometiendo obras de mejora. Estamos a la espera. Cuando se anuncie, haremos una lista de prioridades para establecer los trabajos que se pueden realizar.

-Los alumnos y profesores del IES gaditano Rafael Alberti denunciaron en febrero las bajas temperaturas que estaban padeciendo en el centro. ¿Se ha solventado este problema que también afecta al Fuerte de Cortadura y al Fernando Aguilar Quignon?

-Es un problema de aislamiento. Es muy probable que muchas ventanas no tengan el aislamiento térmico y acústico adecuado, y eso habrá que modificarlo. No obstante, técnicos de la Delegación acudieron a esos centros para realizar mediciones de temperatura y estaban dentro de los niveles aceptables.

-Pero el informe que elaboró la propia Junta señala que sería "conveniente" mejorar los sistemas de calefacción de esos institutos.

-Sí, sí, sí. Eso está en la cartera de reparaciones. Pero hasta que no se desarrolle una próxima reunión de coordinación en la Consejería y conozcamos si se va a desarrollar un nuevo programa de mejoras, no sabremos qué es lo que vamos a poder hacer. No podemos hacer nuestra propia carta de Reyes Magos que, en definitiva, sería la suma de las cartas de todos los centros.

-A los profesores técnicos de Formación Profesional se les exigió a finales del pasado curso un máster para poder seguir impartiendo clases. ¿Qué va a pasar con los profesionales que no lo puedan acreditar, perderán su empleo?

-Se les exigió el máster, efectivamente. Pero no van a perder el trabajo. Ahora mismo, en la mesa sectorial de la Consejería hay una propuesta que puede ser viable y que garantizaría que estos profesionales puedan seguir dando clases. Es lo que puedo decir por el momento.

-El número de docentes ha aumentado este curso en 117 en la provincia. ¿Son suficientes?

-Ahora mismo es una ratio muy buena. Más de 350 alumnos han salido del sistema educativo este año y el número de profesores se incrementa en 117. Se mejora bastante la ratio. El profesorado de la provincia de Cádiz, y de Andalucía en general, es muy bueno, quiero hacer hincapié en esto. Son muy buenos profesionales, con mucha vocación, y en los últimos años han tenido que soportar, como consecuencia de la crisis económica, una mayor carga horaria y el recorte de su salario. Pero a pesar de esas circunstancias adversas, su compromiso con la enseñanza ha seguido intacto. Incluso los programas han funcionado mejor que antes. Tienen toda mi consideración.

-Profesionales de escuelas infantiles conveniadas han denunciado la "asfixia" que padecen por la demora en los pagos, y también han pedido a la Junta de Andalucía la revisión de su convenio.

-Sinceramente, es un tema que aún no he abordado, pero lo haré pronto.

-¿Cuáles son los principales objetivos que se ha marcado como responsable de Educación en la provincia de Cádiz?

-Me toca gestionar la política educativa de la Consejería en Cádiz y lo haré con la adecuada sensibilidad hacia nuestro alumnado y profesorado, además de con el compromiso firme de la defensa de la escuela pública. Tenemos que gestionar la mejora de la excelencia educativa de nuestros alumnos con los distintos programas que planteemos; también debemos gestionar las ayudas a las familias, que es una prioridad de la Junta; y apostar por el plan de mejora del bilingüismo. Esos tres ejes van a marcar la prioridad de trabajo de esta Delegación, siempre enmarcado en el amplio consenso con la comunidad educativa. Ya me he reunido con la junta de personal, con el comité de empresa, con todos los directores de la provincia y con la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de la Provincia. Desde la cercanía, ofreceré a la comunidad educativa estos tres ejes vertebradores de la Consejería de Educación para que su implantación sea lo más cómoda, limpia y transparente posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios