política municipal | polémica previa al debate plenario

El alcalde denuncia el "chantaje antidemocrático" del PP ante el pleno

  • José Blas Fernández amenaza con impugnar la sesión por un defecto de forma en la convocatoria Solicitó recibir la notificación en su despacho, negándose a cogerla en su casa

Comentarios 19

No parece serio. Ahora amenazan con impugnar el pleno de organización del Ayuntamiento de Cádiz que se desarrollará mañana jueves. El segundo tras no prosperar el del pasado día 9.

Hagamos memoria. Hace más de cinco semanas que José María González fue investido alcalde de Cádiz. Hace dos se celebró un pleno de organización que resultó fallido porque la oposición en bloque votó a favor de la retirada de las propuestas alegando que no habían sido consensuadas. En los últimos días, con el fin de cumplir con la demanda del PP, PSOE y Ciudadanos, el equipo de Gobierno ha convocado varias Junta de Portavoces y se ha elaborado un nuevo expediente teniendo en cuenta las peticiones de todos los grupos. Pero ahora el problema es otro: el concejal del PP José Blas Fernández amenaza con impugnar esta nueva sesión plenaria al no haber recibido la notificación del pleno donde solicitó, en su domicilio laboral, en horario de 9 a 13 horas. Y, por tanto, se ha negado a recogerla en su propio domicilio familiar. Éste es el quid del problema, el quid de la posible impugnación del pleno... Urge ya poner en marcha la maquinaria consistorial. Esto sí es algo muy serio.

Ante estas "insinuaciones de bloquear el próximo pleno", el regidor, acompañado por el primer teniente de alcalde, Martín Vila, ofreció ayer tarde una rueda de prensa para mostrar su indignación con este "chantaje antidemocrático del Partido Popular" e informar de que el equipo de Gobierno "sigue adelante" con el debate plenario.

Por su parte, Fernández comentó ayer a este medio que no descarta impugnar la sesión plenaria por no haber sido convocado en la forma en que solicitó expresamente. Además, advirtió que González puede hacer caso omiso de esta impugnación, pero que posteriormente se puede encontrar con que la vía contenciosa decrete la nulidad del mismo y de todas las medidas acordadas.

Así está la cosa horas antes de la celebración de la sesión extraordinaria de la que depende el funcionamiento interno del Consistorio gaditano.

El propio edil del PP ha explicado su versión de los hechos. Asegura que dio instrucciones concretas al secretario del Ayuntamiento exigiendo que todas las notificaciones municipales les fueran enviadas a su despacho profesional. Sin embargo, cuando el pasado lunes llegó la del pleno de organización -más tarde de las 13 horas- ya no había nadie. Los agentes de la Policía Local, a indicaciones de algún superior, buscaron en el censo su domicilio, y fue la esposa del concejal quien les abrió pero, a instancias de su marido, no quiso hacerse cargo de la documentación. Por la noche los agentes volvieron a acudir y ya sí que encontraron a Fernández, quien les mostró el escrito en el que dejaba bien claro que los avisos plenarios le tienen que llegar a su despacho, por lo que los agentes se marcharon dejando el aviso en el buzón de correos, adonde sigue, "porque todavía no me han convocado correctamente al Pleno", dijo Fernández. Previamente, el dirigente popular les hizo ver que habían incurrido en "una vulneración de la Ley de Protección de Datos" al entrar en el censo de la ciudad para averiguar su domicilio exacto, "algo que es muy grave", señaló ayer tarde el concejal popular.

Por su parte el alcalde mantiene que el equipo de Gobierno "no ha cometido ninguna irregularidad", ya que en base al Reglamento Orgánico de Funcionamiento (ROF) del Ayuntamiento "está muy claro el asunto: en cualquier caso, la notificación debe hacerse en el domicilio familiar del concejal", apuntó.

González insistió en su decisión "firme y clara" de "seguir adelante con la celebración del pleno", porque "no estamos dispuestos a admitir más chantajes antidemocráticos del PP". Y añadió: "El concejal -en ningún momento pronunció su nombre- sabe que el pleno se va a celebrar, por lo que si él rehusa a coger la notificación será por su propia cuenta y riesgo".

El líder de Por Cádiz sí se Puede lamentó este episodio, que calificó como "falta de respeto absoluto a la ciudadanía, al equipo de Gobierno y al alcalde". "Ésta no es la oposición que se merece Cádiz. Necesitamos una oposición que esté a la altura de las circunstancias y de la situación de emergencia social que estamos viviendo", valoró.

Y centró sus críticas en el Partido Popular, "que no se resigna a perder las condiciones económicas de las que había disfrutado hasta ahora", y que con su "actitud cerril" pretende "seguir bloqueando el ejercicio de gobierno de este Ayuntamiento y, con ello, la necesidad de dar respuesta a los problemas de la ciudadanía".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios