Vivir en Cádiz

Guía para visitar el yacimiento de Ocuri: ruta entre naturaleza e historia en la Sierra de Cádiz

Restos de la antigua calzada romana en Ocuri. Restos de la antigua calzada romana en Ocuri.

Restos de la antigua calzada romana en Ocuri.

Escrito por

A. R.

Perderse por los pueblos blancos de la Sierra de Cádiz puede ser un gran plan para cualquier fin de semana. El parque natural de Grazalema ofrece numerosos lugares inigualables para practicar senderismo, más fáciles o más complicadas, entre unos municipios llenos de encanto y patrimonio, donde reponer fuerzas además probando sus delicias gastronómicas. 

Pero si hay un enclave que ofrece naturaleza e historia a partes iguales es el yacimiento de Ocurri, que a mitad de camino entre Ubrique y Benaocaz te introduce en el municipio romano que controlaba un paso importante de la Sierra, aquí estaba el peaje, se podría decir, para seguir el camino. La Junta ha anunciado esta misma semana que protegerá como BIC este espacio, que contará con la máxima protección y reconocimiento con su inclusión en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz.

La visita al yacimiento arqueológico, que reabrió el Ayuntamiento de Ubrique en 2014, se hace además con una magnífica guía que te introduce y recorre de manera didáctica y entretenida la historia de este lugar. Para disfrutarlo, hay concertar cita previa -con una entrada de sólo 2 euros y gratis para los menores de 6 años-, ideal para una hora y media de cultura y aire puro en familia.

El yacimiento

Mauseleo de Ocuri. Mauseleo de Ocuri.

Mauseleo de Ocuri.

Situado en la cima del Salto de la Mora, desde Ocuri se controla el paso natural hacia la Manga de Villaluenga por un lado y la salida hacia el sur de la sierra por el otro. "Su estratégica posición, dominante en altura y afianzada por sus murallas, así como su extensión nos indican que debió ser un municipio prerromano (un «oppidum») y romano de gran relevancia, hecho que queda igualmente demostrado por la monumentalidad de los restos arqueológicos que conserva", explican en la web del yacimiento,

Su descubrimiento -apuntan en la misma web- se realizó a finales del siglo XVIII gracias a la intuición del ubriqueño Juan Vegazo, que compró el terreno con objeto de comprobar si los restos que se veían en aquel cerro podrían compararse a los de la mismísima Pompeya. Vegazo, pionero de la arqueología de campo, excavó varias de las estructuras y dejó constancia escrita de sus descubrimientos, entre ellos dos magníficos epígrafes dedicados a los emperadores Antonino Pío y Commodo, que contenían el nombre de la ciudad, desconocida hasta ese momento. Los orígenes de remontan al siglo VI a.C. y los restos emergidos corresponden a la época romana de la ciudad, con un momento de máximo esplendor en el siglo II d.C.

La entrada a este emblemático lugar se comienza justo frente al centro de interpretación, a mitad de camino de la subida a Benaocaz. Desde allí habrá que prepararse para ascender en cuesta hasta la cima, con vistas espectaculares de Ubrique y Benaocaz y tras haber pisado parte de la calzada romana original.

Por el trayecto, nos encontraremos la necrópolis y su monumento más importante: el mausoleo, sin paralelos en Andalucía y que llama especialmente la atención por lo bien que se conserva. Destaca también su muralla ciclópea de origen ibérico, modificada en varias ocasiones. 

Camino para recorrer en la visita. Camino para recorrer en la visita.

Camino para recorrer en la visita.

Aunque aún quedaría mucho por excavar, se conservan además restos constructivos como varias cisternas de gran capacidad de embalse, el foro con parte de sus tabernas, restos de viviendas y edificios públicos y, en la zona alta, unas impresionantes termas.

Naturaleza

Pero además del recorrido histórico, en la visita de Ocuri podremos ver animales y ganado suelto, como rebaños de cabras o vacas con sus terneros pastando tranquilas mientras pasan los turistas. 

Y es que el recorrido te sumerge de lleno en el parque natural de Grazalema, con un paisaje igual al que te puedes encontrar en las rutas de alrededor, pero con un camino, aunque en cuesta, sencillo y marcado y arreglado. El trayecto que hay que completar es de alrededor de 2,5 kilómetros, convirtiéndose también en una buena ruta para tomar aire, aunque con paradas para las explicaciones de la guía.

Ocuri es el único enclave arqueológico de toda España que cuenta con la distinción 'Q de calidad turística', que renovó recientemente el Instituto para la Calidad Turística Española y ahora, la Junta de Andalucía lo protegerá como Bien de Interés Cultural.

Cómo visitar Ocuri

La visita al yacimiento sólo es posible a través de las visitas guiadas. El yacimiento cuenta con un centro de recepción de visitantes en el que se adquiere la entrada, además de disponer de una sala de audiovisuales y se aconseja siempre la reserva previa de la visita. Para la reserva se puede contactar a través del teléfono 670 241 717 o del email ciudadromanadeocuri@ayuntamientoubrique.es.

Con un tiempo de alrededor de hora y media, se recomienda un calzado cómodo, llevar agua y una gorra para los meses de verano y ropa de abrigo para el invierno. Los días de lluvia no se realizarán visitas al yacimiento arqueológico por seguridad del visitante. También se conciertan visitas escolares.

Vistas de Benaocaz desde Ocuri. Vistas de Benaocaz desde Ocuri.

Vistas de Benaocaz desde Ocuri.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios